A FIN DE AÑO EL 80% DE ANTOFAGASTA SERA ABASTECIDA CON AGUA DE MAR

A FIN DE AÑO EL 80% DE ANTOFAGASTA SERÁ ABASTECIDA CON AGUA DE MAR

Desalinizadora

Ampliación de la planta desalinizadora ubicada en La Chimba inyectará a la red 200 litros adicionales por segundo. La meta de la empresa sanitaria es lograr 100% de cobertura a mediano plazo.

Hace doce años la construcción de la planta desalinizadora La Chimba, permitió que gran parte de la población antofagastina comenzara a ser abastecida con agua de mar.

Actualmente se calcula que el 65% de los hogares recibe este producto gracias a aquel proyecto, que fue el primero de su tipo en el país.

El otro 35% de la población recibe agua que se capta en la cordillera y que es tratada en la planta de filtros que opera en Salar del Carmen.

Sin embargo, los planes de la sanitaria Aguas Antofagasta, recientemente adquirida por el grupo colombiano EPM, son ambiciosos.

Con la ampliación de la planta desalinizadora La Chimba, proyecto que ya se encuentra construcción y estará listo en agosto, se inyectarán a la red otros 200 litros de agua por segundo, lo que significará que un número importante de clientes pasarán a abastecerse íntegramente con agua de mar.

Según cálculos de la empresa, cuando el proyecto se concrete, el 80% del consumo en la ciudad estará cubierto con agua de mar, quedando sólo el 20% de consumidores de agua cordillerana.

Para el gerente de Aguas Antofagasta, Fredy Zuleta, se trata de un proyecto de gran importancia, que busca, entre otras cosas, garantizar el desarrollo y crecimiento de la ciudad, entendiendo que con el agua proveniente de la cordillera, esa meta está lejos de conseguirse.

“El crecimiento de Antofagasta no se puede basar en el agua de cordillera porque esa tiene un límite. Existen derechos de aguas que tenemos pero no son expansibles. Entonces lo que hemos hecho es garantizar la cobertura a través de las plantas desalinizadoras”, sostuvo.

Zuleta hizo hincapié en que dicha medida va acorde al crecimiento de la demanda en la ciudad, estimado en 2,5% anual.

Eso sí, dejó en claro que la prioridad que se da al agua desalinizada “no quiere decir que el agua de cordillera que se bebe sea de menor calidad”.

“Lo que no queremos que piensen quienes beben agua de cordillera, es que están tomando algo de mala calidad, porque eso no es así. Todos, absolutamente todos los antofagastinos, tienen un agua dentro de la norma”, precisó el gerente de la sanitaria.

Purificación

El agua de cordillera, a diferencia de la de mar, tiene alto porcentaje de arsénico, que es un elemento que se encuentra de forma natural en el ambiente. Esto obliga a tratar el recurso antes de su inyección a la red.

Al respecto, el gerente de calidad y sustentabilidad de Aguas Antofagasta, Pablo Fassi, comentó que el proceso de purificación del arsénico en el agua se hace en dos etapas: detección y filtración.

La primera se realiza a través de una máquina especial que tiene un generador de hidruros, “lo que permite una mayor detección”.

“Cuando tú quieres medir arsénico, trabajas con una lámpara con una longitud de onda precisa para el arsénico. Esta luz (longitud de onda) es absorbida por el semi metal y en consecuencia, a través de un procedimiento valórico, podemos saber qué porcentaje hay en el agua”, comentó.

“Después -continuó Fassi- formas unas pequeñas partículas gelatinosas, mediante un procedimiento de inyección de cloruro férrico, las cuales encapsulan las moléculas de arsénico sueltas en el agua y que no fueron enviadas al fondo mediante gravitación, para luego ser captadas con filtros de antracita y arena”.

El ejecutivo acotó que mediante este procedimiento, se logran niveles dentro de la norma de agua chilena o incluso por debajo de eso.

Inversión

Respecto al proyecto de ampliación y la visión que existe sobre este tipo de inversiones a futuro, el jefe del Departamento de Desalinización de empresa, Walter Cerda, comentó que la meta es posicionar a Antofagasta como la primera ciudad en América Latina, con una población de 400 mil habitantes, en ser abastecida 100% con agua desalinizada.

“Hasta el día de hoy en América Latina no existe ninguna planta de este tamaño que abastezca a la población, todas son más pequeñas. (La Chimba) es la primera planta desalinizadora de gran tamaño en una ciudad importante”, manifestó.

Asimismo, comentó que si bien el proyecto de ampliación permitirá abastecer al 80% de la población, la idea es llegar al 100% más adelante.

“Se vienen más proyectos, a futuro se realizarán grandes inversiones. Cuando logremos cumplir el 100% de abastecimiento con agua desalinizada, estaremos marcando un hito como ciudad y país”, puntualizó el profesional.

Respecto de la ampliación que realiza la sanitaria, la seremi de Salud, Lila Vergara, comentó que independiente de la fuente de abastecimiento del agua potable (mar o cordillera) el organismo “siempre realizará las fiscalizaciones correspondientes”.

“Como ministerio estamos haciendo las fiscalizaciones pertinentes a Aguas Antofagasta con el fin de asegurar un correcto suministro. Durante el año pasado realizamos más de 9.400 análisis y seguiremos haciéndolos sin importar si la fuente es de cordillera o agua de mar”, precisó la autoridad.

GENERADOR DE HIDRURO

El equipo de absorción atómica (máquina con generador de hidruros) es utilizado para medir la presencia de metales y semi metales, como el hierro y el arsénico. Cada uno de estos componentes que se encuentran de forma natural en el ecosistema y necesitan una longitud de onda específica para ser reconocidos y estimar su concentración. El procedimiento consiste en exponer estos metales y semimetales a diversas y específicas longitudes de onda, de tal manera que el metal o semi metal absorba esas longitudes y así, Indirectamente al medir cuanto se está absorbiendo, se podrá determinar los niveles de metales o semi metales que existen.

Fuente: Mercurio de Antofagasta

A %d blogueros les gusta esto: