Agricultores magallánicos potencian la hidroponía para aumentar la producción de hortalizas

Zona AustralMercadoSustentabilidad y adaptación al cambio climaticoMagallanes

Aurora Reyes - hidroponía Punta Arenas

Aurora Reyes lleva más de 22 años trabajando la tierra en el sector Loteo Varillas, a 12 kilómetros al norte de Punta Arenas. Conocida en los Mercados Campesinos que organiza INDAP por la calidad de sus productos y simpatía, está cumpliendo un sueño: “Logré mi primera producción hidropónica y con esto no sólo mejoro mi calidad de vida, porque es en una mesa de altura y no tengo que estar agachada sembrando o cosechando, sino que además puedo reciclar el agua, un recurso vital para la agricultura y que hoy hay que cuidar mucho”.

Cañerías de PVC, agua pura sacada directamente desde las entrañas de la tierra mediante energía solar y sustratos son algunas de las herramientas que le dieron vida a su primer cultivo hidropónico de hortalizas. Una manera rentable y sana de alimentación para aportar en el extremo austral de Chile, dice Aurora Reyes. Tanto así que tiene un invernadero de 180 metros cuadrados destinado solo a este tipo de cultivos, con rendimientos mayores a los que obtenía en un sistema de suelo. 

“No fue fácil. El año pasado tuve una producción que perdí completa cuando se cortó la luz durante cuatro horas. Esa tragedia la superé con más tecnología, usando paneles solares y aprendiendo; tuve que aprender mucho y aquí están los resultados. Quiero mantenerme hasta mayo o junio con la producción de lechugas y luego seguir con menta, que es más firme y que la gente pide mucho en los Mercados Campesinos”, explicó la agricultora.

Para Aurora Reyes su transición hacia la hidroponía no habría sido posible sin el apoyo de INDAP. “La construcción del invernadero, el apoyo tecnológico de los paneles fotovoltaicos para sacar el agua y la capacitación permanente son aportes importantes para el agricultor. Ojalá se recupere el convenio que suscribió INDAP con el Gobierno Regional, ahí crecimos mucho”, indicó.

El director de INDAP Magallanes, Petar Bradasic, señaló que en la zona el recurso hídrico es escaso y de alto costo, más durante los meses estivales, cuando el clima permite la producción agrícola. Sin embargo, la hidroponía ha surgido como una gran solución. La historia comenzó en Puerto Natales y de ahí se extendió a otros lugares de la región. De ocho campesinos, uno al menos utiliza este sistema de agricultura sin suelo u está interesado. Hace dos meses INDAP aprobó los primeros siete proyectos hidropónicos para la provincia de la Antártica Chilena.

“El objetivo es al menos acercarse a la sustentabilidad alimentaria y entregar verduras sanas y frescas a la comunidad. Eso ya lo estamos haciendo a través del Mercado Campesino que se realiza viernes y sábado en el recinto de Asogama y que a partir de marzo estarán en la Zona Franca”, dijo Bradasic.

La hidroponía actualmente es uno de los sistemas más eficientes para el desarrollo de la agricultura, ya que además de ser fácil de implementar permite un aumento en la velocidad de desarrollo de los cultivos respecto del sistema tradicional, el ahorro de agua y otros recursos, el mejoramiento en el uso del espacio —tres veces menor—, el control de la sanidad y del clima, entre otros. 

Sin embargo, la obtención de buenos resultados dependerá, en gran medida, de que el productor o responsable de los invernaderos lleve a cabo una labor lo más certera posible, especialmente en lo que se relaciona con las aplicaciones de la nutrición y el manejo de la sanidad. 

Gracias a este sistema es posible cultivar distintas hortalizas (acelgas, ajos, todas las variedades de lechugas, tomates, pepinos, rabanitos, distintos tipos de pimientos) y plantas aromáticas, pero en Magallanes el cultivo estrella ha sido la lechuga, aunque también se están iniciando otros cultivos como albahaca, ideal para aromatizar las comidas o utilizar en la coctelería gourmet.

Fuente: indap.gob.cl