Alemania tenía tanta energía renovable en Navidad que tuvo que pagar a la gente para usarla

Suena a utopía, pero es exactamente lo que ocurrió hace unos días en Alemania. Los precios de la electricidad en el país fueron negativos para muchos clientes el domingo y el lunes. ¿La razón? El suministro de energía limpia y renovable alemán había superado a la demanda.

De esta forma, a la gente en Alemania esencialmente se le pagaba por usar electricidad en Navidad. Además, no es un fenómeno tan raro. Alemania ha invertido más de 200 mil millones de dólares en energía renovable en las últimas décadas, principalmente eólica y solar.

En épocas en que la demanda de electricidad es baja, como los fines de semana cuando las fábricas principales están cerradas, o cuando el clima es inusualmente soleado, las centrales eléctricas del país bombean más electricidad a la red de lo que realmente necesitan los consumidores.

La disparidad surge porque la energía eólica y solar son generalmente inconsistentes. Cuando el clima es ventoso o soleado, las plantas generan mucha electricidad, pero todo ese exceso de energía es difícil de almacenar. La tecnología no es lo suficientemente avanzada como para moderar por completo el suministro a la red.

De esta forma, cuando el clima es cálido, como en algunas partes de Alemania durante el fin de semana, y la mayoría de las empresas están cerradas, las plantas generan un exceso de suministro a pesar de una demanda inusualmente baja. Bajo este escenario, es una cuestión de economía simple: los precios, en efecto, están por debajo de cero.

En cualquier caso, ese “pago” no se produce como muchos podrían pensar. En vez de recibir un dinero, los períodos de fijación de precios negativos conducen a facturas de electricidad reducidas en el transcurso del año, una especie de “descuento”. Dicho esto, el New York Times ha informado que algunas plantas de fábricas y oficinas fueron incentivadas para usar electricidad, a un coste de 60 dólares por megavatio-hora.

Según las estimaciones, en los próximos cinco años la participación de la electricidad generada por las renovables en todo el mundo crecerá más rápido que cualquier otra fuente. Con noticias así, resulta bastante sorprendente que muchos países sigan poniendo trabas a los enormes beneficios que genera el progreso. [BusinessInsiderNew York Times]

A %d blogueros les gusta esto: