Argentina: La cooperativa “Jóvenes por San Cayetano” que trabaja para construir un mañana mejor

La cooperativa Jóvenes por San Cayetano fabrica ladrillos, canalones para desagües y losetas. Proyecta hacer los adoquines para el pavimento articulado. Está integrada por 12 socios.

Bloques de cemento para construir un mañana mejor

En el galpón Nº 5 de la Estación de Trenes Manuel Belgrano funciona la cooperativa Jóvenes por San Cayetano. Es un grupo de trabajo integrado por 12 socios que nació hace unos 15 años -pero recién en 2005 alcanza la personería jurídica- y lo hizo al mismo tiempo con la cooperativa Jóvenes Por un Mañana Mejor.
Cuando surgió comenzó con la fabricación e instalación de canalones de desagües; hoy elaboran bloques de cemento para la construcción de viviendas; pero también colocan pavimento articulado y prestan el servicio de limpieza y puesta en valor de espacios públicos. El lugar donde funcionan es un espacio que fue acondicionado no solo para estar más cómodos sino además para poder acomodar y guardar las herramientas y las producciones.
Transitan los 15 años desde los comienzos y siguen luchando por alcanzar la visibilización de toda la sociedad para seguir funcionando y sobre todo dando oportunidades a los jóvenes de los barrios más vulnerables de la ciudad. Todos los días se juntan en dos turnos para fabricar estos elementos: de 7.30 a 13 y de 14 a 19.30. En el galpón cobijan herramientas como una bloquera semiautomática, una tolva que es una maquina especial para preparar la mezcla para hacer los bloques; y elementos de mano, además de escaleras, andamios, grupo electrógeno; en definitiva todo lo necesario para encarar distintos trabajos.
“Hoy ya estamos transitando los 15 años desde que se nos entregaron la matrícula y en este largo caminar hicimos distintos trabajos. Hoy lo que nos fortalece y caracteriza es la fabricación de bloques de cemento para la construcción de casas y viviendas en altura porque son hechos a dos medidas”, detalló Oscar Bogao coordinador institucional de la Cooperativa y socio fundador. El presidente es Roberto Vargas.
El municipio concreta desde hace algunos años la pavimentación de calles con adoquines, más conocido como intertrabado o articulado. Hoy Jóvenes por San Cayetano presta este servicio de instalación; y el proyecto es poder fabricarlos en la cooperativa para ampliar las opciones. Para eso sus integrantes se capacitan y el grupo presentó una propuesta el gobierno nacional para adquirir la maquinaria.
“También estamos ofreciendo la posibilidad de que se nos contraten para la colocación de pavimento articulado, es un producto que se está usando mucho en la ciudad, ya hace más de cuatro años donde estas cooperativas fueron pioneras en la instalación de este material”, agregó más adelante Bogao.
Siguiendo esta línea, contó: “Queremos crecer, tener la posibilidad de incorporar nueva tecnología. Es por eso que tenemos gestionando en el Ministerio de la Producción de la provincia una matriz con la cual vamos a empezar a practicar para capacitarnos; y con la Nación estamos preparando un proyecto para gestionar toda la maquinaria para hacer por un lado una producción de bloques y por otro los adoquines, entonces así podemos fabricar y también colocar”.
 
Salir adelante
Hoy son 12 los socios activos pero de apoco se van incorporando nuevos compañeros. “Tenemos mucha demanda de trabajo sobre todo de los jóvenes donde vemos que hay más necesidad de inserción. La problemática que tenemos en los barrios sobre todo los del cordón oeste es que por distintos temas ya sea por falta de capacitación o estudio no encuentran un trabajo”, dijo Bogao.
En esta línea fue cuando el coordinador institucional dijo que ven en las cooperativas una oportunidad porque “es donde no se necesita tanta capacitación, se aprende a hacer bloques, a colocar articulado y es una buena salida laboral”. Más adelante aprovechó para contar que “estamos teniendo distintas reuniones con la provincia y con el municipio para algunos trabajos que vamos a encarar con las cooperativas, vamos a tener una inclusión real en lo que serían las obras menores”.
“Es por eso que se está ampliado el número de jóvenes que piden un trabajo, entonces entre las dos cooperativas tenemos unas 40 personas trabajando y si se multiplica por los integrantes de cada una de las familias es un número bastante considerado al cual las cooperativas les está dando la posibilidad de llevar el pan a su casa”, consideró Bogao.
Esta cooperativa es autogestionada, pero integran un programa través del municipio y por el cual perciben un salario, y del cual se saca un pequeño porcentaje a cada uno con el que compran los materiales para poder producir y luego vender. “También tenemos la posibilidad de encarar algunas obras privadas donde se seleccionan los jóvenes que van a trabajar y mucho tiene que ver la capacidad que cada uno posee porque nos hemos encontrado con el problema de que somos todos ayudantes y necesitamos que se capaciten porque son necesarios cloaquistas, electricistas, plomeros y todo esto lo queremos hacer a través de distintos programas del Gobierno nacional y provincial”, destacó Bogao.
Ser mirados
“Los cooperativistas tenemos una visión de que hay muchas posibilidades de poder empezar a arreglar esto”,dijo más adelante Bogao y destacó que “solo necesitamos que nos miren”. “Nosotros necesitamos que el estado nos mire y que sea de frente y no de costado porque podemos demostrar que podemos hacer los trabajos y que los jóvenes trabajen”, manifestó más adelante.
En definitiva lo que piden para poder continuar “es el acompañamiento constante del estado con profesionales desde asistentes sociales, psicólogos hasta capacitadores ligados a la actividad que hacemos”. “Nosotros estamos haciendo un trabajo que queremos que el estado vea y que nos de la posibilidad de trabajar como cooperativa. Queremos que nos visibilicen y trabajar en todos los barrios, no solo San Cayetano sino las cientos de cooperativas que hay en la ciudad”, expresó Bogao.
Al mismo tiempo manifestó: “No queremos ser una herramienta cuando hay elecciones o para hacer un trabajo y después escondernos debajo de la alfombra, queremos que conozcan, vean nuestro trabajo y nos tengan en cuenta para las distintas obras. Nos gustaría que el sector privado también nos vea, por ahí no es fácil entrar y es un camino también a trabajar porque necesitamos ofrecer un buen producto, un buen grupo de trabajadores, necesitamos estar más compactos”.
Para finalizar, el coordinador institucional de Jóvenes por San Cayetano dijo: “A nosotros no nos importa si el dólar sube o hay mucha inflación, nos importa tener trabajo y que de esos problemas se ocupen otras personas. Queremos producir trabajo para los jóvenes y los mayores que están excluidos”.
Fuente: unosantafe
A %d blogueros les gusta esto: