Argentina: Marcelo Collomb “Se trata de generar crecimiento económico con desarrollo social”

El presidente del INAES es uno de los referentes en el país sobre asociativismo y economía social. Disertó este martes en el Congreso Internacional de Cooperativismo.

Marcelo Colomb, presidente del INAES, ofreció un discurso muy aplaudido en el Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial (Foto Grupalli)

Se estima que en Argentina hay 4 mil mutuales y más de 20 mil cooperativas (de servicios, agropecuarias, etcétera). El organismo a cargo de registrarlas, promover, asistirlas y generar un control es el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES), que hoy preside Marcelo Collomb, apuntando a una economía que mida más que números.

“Se trata de lograr un crecimiento económico que permita generar inclusión social, ver a la persona en su integralidad. No solo a nivel económico sino cultural, de su relación con los demás, esto hace a la naturaleza de todos nosotros”, explica de entrada Collomb.

Y continúa: “Asociativismo es desarrollar proyectos, hacer tu trabajo diario con otros. Por ejemplo, el productor que necesita un nuevo tractor lo consigue asociándose con el cercano, después con otros venden su producción en escala y generan más y mejores productos. El asociativismo es integrar los emprendimientos individuales de cada uno para desarrollarlos mejor.

En tanto, a la Economía Social la describe así: “Es lograr que la economía se desarrolle con un fuerte desarrollo local; de esta manera se logra inclusión social. En las economías regionales tiene muchísimo que ver con el arraigo y la ruralidad. Se vincula con trabajar juntos, el desarrollo y la permanencia.

Collomb recibió un reconocimiento de parte de las autoridades de Coninagro por su apoyo al Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial (Fotos Grupalli)

Collomb recibió un reconocimiento de parte de las autoridades de Coninagro por su apoyo al Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial (Fotos Grupalli)

-¿Qué acciones promueve el INAES en ese sentido?

-Una es la integración entre cooperativas o entre cooperativas y mutuales, no solo para defender intereses comunes sino para un mayor desarrollo. La integración es un salto cualitativo y cuantitativo. Este año en la Fiesta de la Vendimia en Mendoza firmamos un acta acuerdo con el Banco Nación donde nosotros vamos a subsidiar tasas de interés de una línea de crédito para productores, en principio vitivinícolas. Es una forma de potenciar recursos y que los productores puedan modernizarse. La idea es lograr que a fin de año esté operativo.

¿La burocracia complica a los productores?

Bueno, otro logro de este año fue simplificar trámites del organismo y que muchos puedan realizarse a distancia. En esto son claves las federaciones y los órganos a los cuales asistimos con tecnología. Fue restar tiempo a lo burocrático y favorecer el desarrollo de las entidades.

A los tres meses de asumir, una productora me dijo llorando que había perdido una cosecha por demoras en trámites de un certificado. Yo volví convencido de que eso no podía seguir así, y por ahí cosas que demoraban meses o un año, ahora lo tenemos en 7 o 15 días.

-¿Qué planean para un futuro cercano?

-Por un lado estamos actualizando datos de cooperativas y mutuales de todo el país para constituir un legajo electrónico de cada entidad y contar con datos serios para fijar políticas a largo plazo. Por el otro, acompañamos a CONINAGRO (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Ltda) en sus recorridas para visualizar las necesidades de las economías regionales. Las dos cosas permitirán generar mejores políticas públicas.

También, es importante decir que este año hemos realizado importantes procesos de fiscalización pública que permitirán correr del sistema cooperativo a aquellos que nada tienen que ver con el sector y que se han abusado.

Sostén del Congreso Internacional

El INAES fue un actor clave en el primer Congreso Internacional de Cooperativismo Agroindustrial en setiembre. “Para nosotros es muy importante por dos razones -explicó Collomb- una porque permite la integración cooperativa: genera vínculos, la posibilidad del encuentro entre distintas entidades y desde allí se generan proyectos comunes. Y al mismo tiempo, da visibilidad a un trabajo con más de 100 años. Los productores lo tienen que ver como un centro de referencia, tener presente la necesidad de encontrarse y compartir sus experiencias. Es un salto hacia todo lo que puede dar en nuestro país en exportaciones y en un mayor desarrollo a través de la integración”.

El hombre detrás del directorio

Collomb es docente de Economía Social y Desarrollo Social en la Universidad de Buenos Aires. Con 30 años de trabajo en el organismo, fue designado presidente del directorio a fines de 2015. Ese directorio, máxima autoridad del organismo, está integrado por él y seis representantes: dos de cooperativas, dos de mutuales y dos del Estado.

De chico vio a su padre presidir una cooperativa de vivienda y después colaborar con una mutual. “Me entusiasmaba ver todo el trabajo y los logros de las cooperativas en beneficio de la comunidad. Estaba y estoy convencido de que es una gran herramienta de crecimiento económico con desarrollo social”, reflexiona el funcionario.

Fuente: ElClarin

A %d blogueros les gusta esto: