CARLOS VIAL, SOBRE CRISIS DE SALMON

Carlos Vial Ex presidente de SalmonChile: “Cuando tiras 200 toneladas en el océano (…) esas cosas se deshacen”

El vicepresidente de Friosur acusa lentitud del gobierno para reaccionar a la crisis del afloramiento de algas. De todas formas ve un impacto menor que el del virus ISA.

El afloramiento de algas (o bloom) en el seno de Reloncaví, en la Región de Los Lagos, golpea duramente al sector salmonero, sumando hasta la fecha cerca de 26 millones de ejemplares afectados por el fenómeno. Carlos Vial, ex presidente de SalmonChile y vicepresidente ejecutivo de la salmonera Friosur, califica como una “guerra” la situación que vive el sector, y critica el actuar del gobierno, para faciliar ciertos procesos a la industria.

¿Cuál es el impacto de esta situación en la industria?

Esto ha generado un gran estrés. No hay la capacidad para cosechar, para todos los procedimientos, para la disponibilidad de equipos, de barcos;  todo lo tradicional hoy es insuficiente.

¿Es mayor a lo esperado?

Es una crisis brutal, una emergencia brutal. Estamos en guerra contra este bloom. Un centro entero se pierde en cinco a seis horas. Cuando aparece el bloom hay que movilizar recursos de todas partes. Primero, para tratar de sacar la mayor cantidad de ejemplares vivos, y después para llevar a las plantas de harina de pescado a los que no alcanzan a salir vivos . Toda la gente empieza a trabajar 24/7.

¿Qué le pareció la decisión que tomó la Inspección del Trabajo de Puerto Montt, que suspendió las labores en un centro de AquaChile, y la posterior sentencia de la Corte de Apelaciones anulando ese criterio?

La decisión de la Inspección del Trabajo me pareció un disparate. Uno que está metido en la operación tiene una urgencia y una visión de la realidad distinta a la de un funcionario que tiene que seguir leyes y procedimientos.

Cuando hay emergencias de este tipo, se pone a un jefe a cargo, que hoy es el director nacional de Sernapesca, pero él no tiene la tuición sobre la Inspección del Trabajo. Parece que el gobierno es lento para reaccionar. Fue la Presidenta Bachelet a Puerto Montt, inauguró unas calles, pero esta situación no fue tema. Y resulta que tienes una actividad ahí mismo en el seno de Reloncaví, generando un trastorno brutal. El Estado tiene que apoyar. A veces parece que el Estado y las empresas son enemigos.

¿Siente que el gobierno pudo actuar de otra forma?

Alguien planteó que una opción era tirar la mortandad en altamar, y eso se aceptó y no es raro en otros países. Pero, ¿cuánto tiempo pasa para tomar esa decisión? Extraño una mejor relación, mayor apoyo y confianza en buscar soluciones conjuntamente. Nosotros hemos propuesto cosas, pero ahí quedan, las respuestas se demoran, pasan cosas como lo que le ocurrió a AquaChile. Eso desanima.

¿No hay un riesgo sanitario en dejar esa mortandad en el océano?

Esas cosas se han hecho durante años. Desconozco, pero creo que al final se aprueban, porque no pasa eso. Cuando tiras 200 toneladas en el medio del océano, 200 millas afuera, al final todas esas cosas se deshacen. Si uno no se mete en la lógica misma y no lo analiza científicamente, no entiende bien o  toma una decisión equivocada.

¿Estaban preparados para mover este nivel de mortandad?

Los protocolos están diseñados para mover el 1% de mortandad. Son protocolos establecidos. El drama se produce cuando las plantas que deben recibir la mortandad están copadas. Todo se sobrepasó, tuvieron que venir barcos harineros desde Talcahuano.

¿Es comparable a la crisis del ISA?

En el caso del ISA, este virus mató toda la producción de salmón atlántico en un año. El virus se propagó por las condiciones ambientales en las que operaba el manejo de los peces, quizás malas prácticas, o descontrol de la importación de ovas, entre otros. En este caso, estaba todo perfecto, y de pronto cambian las condiciones ambientales, y florece esta alga. El caso del ISA dejó varias empresas quebradas y acá puede que no pase nada. El impacto puede ser menor, aunque sería lamentable que en abril el clima siguiera igual.

Salmonex dijo que las pérdidas podrían llegar a US$ 500 millones en el sector.

Lo único que es real es la cantidad de peces que se han muerto. Uno podría saber el peso de los salmones y el costo por el alimento. El resto son todas estimaciones que yo no sé qué pretenden. No todos los peces se iban a cosechar, los precios son distintos, etc.

¿Este bloom ajustará los precios al alza?

El efecto en los precios se produce cuando el mercado completo tiene una sensación de escasez. Cada vez que nosotros bajamos los niveles de producción, los noruegos la expanden. Hay que tener cuidado cuando uno ajusta la producción en Chile. Cuando vino el virus ISA y nosotros nos fuimos, los noruegos aparecieron.

Hay empresas que venían con problemas financieros desde el episodio del ISA. ¿Modificará este bloom la estructura del sector?

Eso podía pasar con o sin este bloom. Hasta ahora no, es poco probable que persista. Si se mantiene en la zona, en el peor de los casos se va a morir todo en el barrio 2. A ese nivel la industria no se va a afectar. Espero que seamos lo suficientemente hábiles para capear el temporal sin mayores trastornos, en particular, a la gran masa laboral que es la que siempre ha estado en la industria. Ahora, pienso que van a haber menos contrataciones, probablemente en cargos temporales o de apoyo.

¿Cuándo se puede empezar a ver este impacto?

El segundo semestre. También va a depender del nivel de precios. Nadie quiere perder, los salmoneros no nos vamos a echar para atrás y a perjudicar a los trabajadores.

A %d blogueros les gusta esto: