Certifican las primeras ferias libres sustentables del país

La Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático distinguió a más de 170 comerciantes que implementaron un modelo de gestión sustentable en seis ferias de Peñalolén y Macul.

Santiago, 13 de noviembre de 2017.- Un total de 178 feriantes pertenecientes a tres ferias de la comuna de Macul (Juan Pinto Durán, Quilín y Ramón Cruz) y tres de Peñalolén (Arrieta, Ictinos y Molineros) recibieron la certificación de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC), tras culminar con  éxito un Acuerdo de Producción Limpia suscrito en 2014 por la Confederación de Ferias Libres (ASOF).

En una ceremonia realizada en la feria Juan Pinto Durán, encabezada por el alcalde de Macul, Gonzalo Montoya, el Seremi de Medio Ambiente RM, José Miguel Arriaza, la directora ejecutiva subrogante de la ASCC, Ximena Ruz, y el presidente de ASOF, Héctor Tejada, se reconoció los logros alcanzados en este trabajo conjunto orientado a convertir estos tradicionales lugares de abastecimiento en ferias amigables con el medio ambiente, preocupadas por la calidad de vida de sus vecinos, tanto como de la inocuidad y presentación de los alimentos que allí se comercializan.

Con el apoyo de las municipalidades de Macul y Peñalolén, Sercotec, Corfo, la SEREMI de Salud y la Subsecretaría de Medio Ambiente, el Acuerdo de Producción Limpia Ferias Libres Sustentables estableció nuevos estándares para el fortalecimiento de la competitividad de las ferias. Ello involucró desde la limpieza y manejo adecuado de los residuos sólidos de las ferias, durante su funcionamiento y levante, mitigación de ruidos, mantención y buenas prácticas de higiene en los carros de pescados y mariscos, mejoramiento de la presentación de los productos, construcción de una política de sustentabilidad para las ferias, cuidado con el entorno y relación con juntas de vecinos y otras organizaciones comunales, generando instancias de diálogo y de resolución de conflictos asociados al funcionamiento de la feria.

Además, los feriantes recibieron capacitación en marketing y promoción para mejorar la venta de sus productos, sobre las propiedades de los alimentos que ofertan, estrategias de atención al cliente y mantención de higiene y limpieza en sus puntos de venta. Ello se tradujo en manuales de capacitación y libros de sugerencias y reclamos para clientes con el objeto de mejorar la atención de la feria.

“Si se pudiera resumir en pocas palabras estas ferias son un modelo a seguir por otras, es un piloto y el primer Acuerdo de Producción Limpia Ferias Libres en el país, y aún queda mucho por hacer, pero es esta manera y visión que deben tener nuestros colegas a lo largo del país, una mirada de la actividad económica incorporando un modelo de desarrollo sostenible, en el cual no sólo me interesa ganar y producir, sino también de qué manera lo que yo realizo  afecta el medioambiente y mi comunidad. Desde esa perspectiva, valoramos el Acuerdo de Producción Limpia firmado en el año 2014 y el que estas ferias hayan sido certificadas porque da pie a que otras sigan el ejemplo”, señaló Héctor Tejada,  presidente Nacional de la Confederación de Ferias Libres (ASOF C.G).

Considerando que las ferias libres en Chile abastecen el 70% de frutas y verduras frescas y el 50%  de pescados y mariscos, tan solo en la Región Metropolitana generan 70 mil toneladas de residuos orgánicos que hoy tienen como destino final los vertederos. En el desarrollo de este APL piloto, se definieron alternativas para la gestión de residuos orgánicos de ferias libres y se dio apoyo a la propuesta del municipio de Peñalolén en la postulación a un FNDR para un proyecto modular, escalable y replicable de valorización de residuos, el cual permita contar con un destino final autorizado.

En tanto, la directora ejecutiva subrogante de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático, Ximena Ruz,  destacó que este acuerdo se diseñó como un modelo piloto que permitiera evaluar y corregir un futuro estándar nacional de feria sustentable.

“Las ferias son una actividad que genera mucho beneficios para los habitantes de una comuna, pero también conlleva una serie de alteraciones en el funcionamiento habitual del lugar,  por lo que deben ir adaptándose a las profundas transformaciones que el mundo está exigiendo. Hoy cada vez más y en todo ámbito se exige un uso racional de los recursos, avanzar hacia emisión cero residuos y una protección clara del medio ambiente, y por otro lado los consumidores son cada vez más conscientes y preocupados de que los servicios y productos que consumen sean sanos, inocuos y tengan una baja o nula huella sobre el entorno”, sostuvo Ruz.

Las seis ferias libres y los 178 comerciantes de Peñalolén y Macul alcanzaron la certificación de la Agencia al dar cumplimiento al 100% de las metas del APL, lo que fue validado por los servicios públicos.

Tras la exitosa experiencia de este primer proyecto piloto Feria Libre Sustentable, será posible postular nuevas iniciativas en otras regiones o comunas, de manera de ir instalando la sustentabilidad en el principal formato de comercialización de alimentos frescos en el país.

COLOMBIA RAMÍREZ OCAMPO
Periodista

A %d blogueros les gusta esto: