CHILE TIENE TODOS LOS INGREDIENTES NECESARIOS PARA VENDER MAS VINO PREMIUM

Con crecimientos a dos dígitos, la bodega española apuesta por vinos de mayor valor que volumen. El director general de Grupo Torres indica que Chile debe centrar sus fuerzas en recuperar la cepa país y fortalecer la promoción del vino premium.

Si bien Miguel Torres Maczassek es hoy el director general del Grupo Torres, el empresario español conoce de cerca Chile. Entre 2009 y 2012, el nieto del fundador de la conocida viña hispana vivió en nuestro país ocupando la presidencia ejecutiva de Miguel Torres Chile. En ese entonces, Torres tomó como tarea recuperar la tradicional cepa País, olvidada tras las llegada de las cepas francesas a Chile, y lanzar nuevos vinos marcados por una calidad premium. Aferrada a este segmento la española logró crecimientos de dos dígitos desde 2009 en Chile. Hoy, de visita en nuestro país conversó con PULSO y aseguró que Chile debe avanzar en la promoción de su vino premium en el mundo.            

¿Cómo fue el 2015 para Miguel Torres?
Para todo Torres en su conjunto, y esto incluye las bodegas de España y las filiales de distribución, fue un año positivo porque crecimos casi un 10% en nuestra facturación, pero sí que es cierto que este incremento estuvo muy influenciado por las diferencias en los tipos de cambio. Básicamente la apreciación del dólar hizo que automáticamente nuestra facturación se incrementara en ese aspecto. Para Miguel Torres Chile fue un muy buen año. El 2015 cerramos con $17 mil millones de facturación, lo cual fue cerca de un 14% más que el año anterior. Funcionó bien y nuestros principales productos están entrando muy bien a los mercados.

¿Cuáles fueron los grandes hitos que marcaron el 2015?
Yo pienso que para Chile un aspecto muy importante fue que por fin logramos lanzar nuestro vino Escaleras de Empedrado. Este es un pinot noir cuyo proyecto empezó hace más de 20 años, con la idea de hacer un vino aquí en Chile pero en un tipo de suelo que fuera la piedra laja. Esta piedra se da en los grandes terroirs (territorio) del mundo y en Chile encontramos un pequeño valle que se llama Empedrado que está al sur y ahí fuimos los primeros en empezar a plantar en terrazas con mucha inclinación, es una viticultura muy heroica y finalmente ha salido un pinot noir excelente, con muy buenos puntajes. The Wine Advocate le dio recientemente 94 puntos. Es un pinot noir que demuestra que en Chile sí se pueden hacer grandes vinos de terroir.

¿Cual es la estrategia que se está tomando en Chile?
Tenemos un foco cada vez más importantes en estas variedades antiguas chilenas como por ejemplo la cepa País. Hace un tiempo lanzamos el Estelado que fue el primer espumante elaborado con la variedad País y prácticamente uno de los primeros vinos mono varietales en este aspecto. Y esta es una tendencia que vamos a seguir hacia el futuro, esta recuperación de la esencia del viñedo antiguo chileno. Chile tiene este gran tesoro de estas variedades antiguas que algunas de ellas están hace 400 años y de alguna manera quedaron eclipsadas por las variedades francesas que llegaron en su momento. Pienso que ahora todos empezamos a tomar conciencia de la importancia de este tesoro, de este patrimonio histórico que tiene Chile y que es una diferenciación respecto a otras regiones productivas.

¿Cuáles han sido las últimas inversiones en Chile?
La última inversión fue la compra de un campo en Itata, cerca de 200 hectáreas. Itata va en esta línea que menciono, es una región que  fue casi la cuna de los vinos chilenos.

¿Cómo les ha ido en Chile los últimos años?
Desde 2009 muestra un fuerte crecimiento y esto ha sido también porque pienso que quizás nos hemos enfocado a vinos que respetan más el terruño y que tienen un mensaje. Cuando yo estaba aquí iniciamos la certificación de todos nuestros viñedos, de viticultura orgánica, ya tenemos cerca de 400 hectáreas certificadas. Y luego también una cosa que empezó muy pequeña pero que ha tenido mucha importancia es la certificación de comercio justo. Hemos crecido a dos dígitos desde el 2009, para este año estamos previendo crecer 13% en facturación. 

¿Ese crecimiento viene siempre por los vinos de alta gama…?
Nosotros tenemos un FOB medio de exportación alrededor de los 45 dólares caja y nuestro objetivo es ir subiendo. Nuestros vinos parten con Las Mulas que en Chile está a $7000 y ahí está nuestro foco porque hay una gran inversión y talento en todo lo que es la calidad del vino. Nosotros competimos en el 20% superior del mercado del vino y no nos interesa competir más abajo.

¿Es la tendencia de consumo?
Sí. Ha pasado en Francia, ha pasado en España que ha habido una cierta baja de consumo del vino, pero cada vez se consume vino de mejor calidad. Pienso que es un tema que desde los gobiernos de los países productores se tienen que tratar porque tiene que haber más ayuda y más campañas de promoción del vino porque al final el vino da trabajo a muchísima gente y ayuda a formar este tejido agrario tan importante. También es un reflejo de la imagen país, los productos que exportamos son la imagen de nuestro país, entonces es importante que aquí también se vaya recuperando el consumo per capita.

¿Falta desarrollar la imagen el vino chileno afuera?
La imagen del vino chileno es fuerte, lo que pasa es que hay que trabajar más en la parte Premium del vino. Todavía hay mucho vino chileno a precios muy competitivos, esto también pasa en España y en otros mercados pero yo pienso que Chile tiene todos los ingredientes necesarios para vender más vino Premium.

¿Cuál es el potencial de Chile para la bodega hacia el futuro?
Nuestro plan tanto en España como en Chile es continuar creciendo en valor, en facturación más que en volumen. Pienso que tenemos un buen volumen que nos da una solidez en el mercado y lo que realmente buscamos es continuar haciendo nuestras marcas y vinos cada vez más Premium y por ahí vienen todas las inversiones que estamos haciendo. Tener mejores viñedos, en producir vinos más únicos, de viñedos pequeños que dan una pequeña cantidad. No hay un interés tanto en crecer en volumen sino en valor.

¿Cómo ve hoy un empresario extranjero a Chile?, ¿sigue siendo confiable?
Nosotros como empresa familiar nunca entramos en política, el vino es una cosa y la política es otra. Pero también te puedo decir con sinceridad que al final del día nosotros escogimos Chile, mi padre y mi abuelo, porque daba esta seguridad a nivel empresarial de que se podía invertir aquí. Y pienso que cuando uno mira sobretodo Latinoamérica y todo lo que está pasando en todos los países, pienso que Chile todavía es un país que tiene esa estabilidad, pienso que es un país confiable y por nosotros no hay ningún asomo ni ninguna duda, nosotros vamos a continuar aquí por muchos años.

¿Cómo viene la vendimia de este año?
Es una vendimia de una excelente calidad y estamos muy contentos. Ahora está empezando un clima un poco más seco que va a ayudar a la maduración de la uva y pienso que va a ser un año realmente bueno. Va ser una vendimia con un buen volumen pero también con una buena calidad, que es algo que no todos los años sucede. 

FUENTE: PULSO



A %d blogueros les gusta esto: