Conozca los principales beneficios de las cooperativas como modelo de negocio

Una cooperativa debe cumplir una serie de características; Nury Herrera, gerente general de Juriscoop describe las principales.

La idea de tener un negocio propio y trabajar para uno mismo es algo que pasa por la mente de todos. Pero empezar una actividad empresarial no es nada sencillo y es aquí cuando aparecen miles de preguntas, las más frecuentes podrían ser: por dónde empezar, qué tipo de sociedad comercial es la ideal, cuánto dinero se requiere para la inversión inicial y en qué clase de negocio incursionar.

Y es que no todo el mundo cuenta con el capital esencial para afrontar en solitario esta inversión, entonces ¿por qué no reunir a otras personas con las mismas perspectivas e intereses y formar una sociedad?

Aquí es donde surge la figura de la Cooperativa. “Una cooperativa es una empresa asociativa sin ánimo de lucro, en la cual un grupo de personas se unen de forma voluntaria con el objetivo de producir, distribuir u ofrecer de manera conjunta y eficientemente bienes o servicios para satisfacer sus necesidades y de la comunidad en general” afirma Nury Herrera, gerente general Cooperativa Juriscoop.

Es un modelo que agrupa a muchas personas que cuentan con capitales pequeños pero que justamente su fortaleza es la unión, la ayuda mutua, la cooperación, la integración. Además, estos asociados son a su vez los aportantes y gestores de la empresa, conformando una propiedad colectiva y de gestión democrática. Esta sociedad no genera utilidades sino excedentes que son repartidos entre todos sus asociados, porque su razón de ser es generar riqueza colectiva y mejorar las condiciones de vida de estos afiliados, sus familias y su entorno.

Una cooperativa debe cumplir una serie de características; Nury Herrera, gerente general de Juriscoop describe las principales:

1- El ingreso y retiro de asociados debe ser libre y voluntario.

2- Que funcione con una estructura democrática, con un voto para cada asociado donde la toma de decisiones se hace por mayoría.

3-Debe garantizar la igualdad de derechos y obligaciones de sus asociados sin consideración a sus aportes. Y hacer un reparto equitativo, distributivo, proporcional, justo y leal de los excedentes.

4-El patrimonio tiene que ser variable e ilimitado y los estatutos deberán establecer un monto mínimo de aportes sociales no reducibles durante la existencia de la cooperativa.

5-Que realice de modo permanente actividades de educación cooperativa.

6-Que su responsabilidad social es su esencia y esta se extiende a la comunidad en general y con el medio ambiente

“En estas características encontramos la diferencia con otro tipo de sociedades como las Limitadas o las Anónimas, ya que en estas dependiendo del capital invertido por cada socio, le dará unos derechos en la toma de decisiones y en el reparto de los beneficios, mientras que como hemos visto antes en las Cooperativas cada asociado tiene un voto, sin importar sus aportes a la misma, es decir, las decisiones se toman de manera democrática” declara Nury Herrera. Sin olvidar que las Cooperativas son vigiladas por la Superintendencia de la Economía Solidaria y que aquellas con actividad financiera son vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Por otro lado, es importante resaltar el compromiso social que tienen este tipo de organizaciones, y es que estas dedican una parte de sus excedentes (beneficios) a actividades relacionadas con la educación y la formación de sus colaboradores, asociados y familias, siempre buscando el bienestar de los mismos. “Las cooperativas se basan en los valores de ayuda mutua, solidaridad, participación, responsabilidad, compromiso y trascendencia” apunta Nury Herrera.

En Colombia el ambiente económico para el sector cooperativo será favorable y contará con un ascenso en sus activos cercano 12% llegando a los 47 billones al finalizar 2018. Su crecimiento en número de asociados llegará a los 7 millones, según estimaciones del Observatorio Económico de Confecoop.

Hay que resaltar también, según la Alianza de Cooperativas de las Américas, que a nivel mundial las cooperativas cuentan con casi 1.000 millones de socios y generan 100 millones de empleos, un 20 % más que las firmas multinacionales y que las ventas de las 300 cooperativas más grandes del mundo suman un total de 1.1 trillones de dólares, importe comparable al PIB de algunas de las economías nacionales más importantes (2012).

 “Estos son solo una muestra de la fuerza e importancia que tiene la economía solidaria en todo el mundo, del gran aporte que le hace a la economía, de la transformación de vidas, de la generación de riqueza colectiva y de la extensión de beneficio al asociado su familia y la sociedad y que nos corresponde a los cooperativistas exaltar las fortalezas de este modelo económico” argumenta Herrera.

Fuente: extra.com

A %d blogueros les gusta esto: