Cooperativa de pequeños productores que busca el comercio justo comenzó a andar

La idea es simple pero viene a resolver un problema difícil. Una cooperativa reúne productos agrícolas de decenas de pequeños productores y los ofrece a través de redes sociales. Hay un día y hora límites hasta el cual se pueden hacer los pedidos, y otro día en que se pueden ir a buscar a determinados lugares. Para muchas personas que se han visto afectadas por los cierres de puntos de distribución producto de la pandemia, esto ha venido a ser una nueva ventana que se abre.

Así es el espíritu de la “Cooperativa Las Hormigas”, que se basa en los principios del comercio justo, de la agricultura autosustentable, y de la producción agroecológica.
Con base en Talca, ya van camino a su cuarta semana de funcionamiento, y dicen estar “felices” porque hasta el momento están en un equilibrio donde la demanda ha sido acorde a lo que pueden ofrecer, y a la vez se nota que hay un nicho de personas para las cuales este sistema es muy funcional.

“CON MUCHO ENTUSIASMO”
En la oferta de la cooperativa hay una gran variedad de frutas, verduras, legumbres; así como también semillas y plantines. Finalmente, hay además productos artesanales como mermeladas y pan casero.

El proyecto surgió de un grupo de unas cinco personas, que tras la puesta en marcha del proyecto han llegado a ser nueve para poder asumir las diversas funciones. Entre las fundadoras está Mía Mohr, actriz y cantante bien conocida en el medio local.
Mía cuenta que aunque la idea venía de antes, se concretó en plena crisis sanitaria al ver la dificultad de los productores, y a la vez que muchos consumidores, especialmente después del estallido social tenían reticencia a entrar a los supermercados. Fue entonces que comenzaron “con mucho entusiasmo, y una lista de contactos que eran potencialmente consumidores interesados”.

En las primeras tres semanas han funcionado con tres puntos de retiro que son la Casa Buscaglione (barrio oriente), la Casa Kodama (barrio Independencia), y el Centro Cultural La Juguera (barrio norte). Para las personas que están complicadas con salir, también está la opción de retiro para la cual se aplica un recargo de acuerdo a la distancia, que puede ser mil o dos mil pesos.

AGRICULTURA AGROECOLÓGICA
Pensando que los principios de la agricultura agroecológica aún no están muy expandidos, las fundadoras de esta iniciativa han determinado cierta flexibilidad en este tema.
“Sabemos que hay gente que paga mucho para poder tener su etiqueta de agroecológico, y tampoco esa es la idea, la idea es que sea justo. Y que los agricultores tengan la intención de ir dejando las semillas transgénicas, a dejar de poner agrotóxicos. La idea también es asesorarlos”, explicó Mía.

De esta forma, se va forjando una relación estrecha con los productores, los que sí tienen dificultades para trasladar su producto, también se les apoya con el transporte.

A FUTURO
Dentro de los principios del comercio justo está que se cobre con alrededor de un 30% de margen. En el caso de “Las hormigas” se cobra a veces un poco menos.

Por otra parte, “cada semana tenemos un poquito más de consumidores, y también vamos sumando productores”, cuenta Mía, y tienen bastante fe de que aunque el proyecto recién dé para cubrir los gastos operacionales, más adelante siga creciendo porque “hay mucha gente que quiere comer rico y sano”.

Para más adelante la idea es que en la cooperativa también se explore el área de la producción. “Y que nos juntemos a producir mermelada, empanadas, hortalizas, etc.”, porque –continúa- finalmente “el objetivo no es así como llegar a ganar plata, sino que prescindir de la plata. Ese el objetivo de la soberanía alimentaria”.

A la Cooperativa Las Hormigas se les puede contactar en el correo electrónico cooperativa.lashormigas@gmail.com. Y también cuentan con un Facebook e Instagram: @lashormigas.coop. En tanto el Whatsapp para los pedidos es el +56977865675.

Fuente: diarioelcentro.cl