Cooperativas y excelencia profesional

Resultado de imagen para excelencia profesionalEn este nuevo gobierno, la estructura cooperativa surge como una alternativa magnifica de desarrollo y progreso. Si logramos que millones de chilenos sepan asociarse en torno a una causa común, esta estructura les puede permitir un desarrollo inimaginable para ellos, sus familias, las regiones y el país entero. Basta recordar que solamente en nuestras nueve cooperativas existen 120 mil cooperados, y a nivel nacional son alrededor de 2 millones de socios.

Sin embargo, para lograr este sueño de ribetes milagrosos, se deben cumplir algunos requisitos.

En primer lugar, se debe generar un ambiente que incentive a las personas para asociarse en torno a un ideal productivo. Debemos dejar de lado ese individualismo que nos ha traído tan malos momentos, y se ha prestado para situaciones en algunos casos inmorales. Es muy diferente trabajar para una persona determinada que trabajar para uno mismo, ya que los dueños de la empresa son todos los integrantes de la cooperativa, y por este motivo deben cuidar con celo intransable el éxito de la misma.

Lo segundo es que debe existir un ambiente de excelencia profesional en todas las actividades que se realicen en la cooperativa. El producto final debe ser de primer nivel: y el mejor que exista en su rubro en el mercado. La excelencia debe manifestarse también de manera muy importante en el comportamiento moral y ético de los ejecutivos y funcionarios de la cooperativa, como también de los cooperados, es decir de los dueños. Debemos combatir con firmeza aquellos pésimos ejemplos de mal uso de los recursos o simplemente de robos que han deteriorado la imagen de estas empresas. Las cooperativas deben ser un ejemplo de honradez y disciplina.

Así también, debe existir un Departamento de Cooperativas que vele por el buen funcionamiento de las mismas a lo largo de todo Chile. Por una parte debe ser implacable con los comportamientos alejados del camino ético y moral de modo que cuando se hable de la estructura cooperativa las personas se refieran a ella con el debido respeto. Por otra parte debe preocuparse de velar por instruir  el normal funcionamiento de las mismas. Para todos estos efectos el Departamento debe contar con personal capacitado y de primer nivel.

Y finalmente, se debe implementar un proyecto educativo a las nuevas generaciones de características nacionales en colegios, universidades e institutos técnicos donde se enseñe la estructura y la filosofía cooperativa. Basta mirar países de gran desarrollo como Alemania donde basan su economía y desarrollo en las cooperativas.

En nuestro deber llevar al sector cooperativo a su máxima expresión, sobre todo en las generaciones más jóvenes, para lograr este desarrollo que brindará un enorme beneficio a toda la población nacional.

Fuente: latercera

A %d blogueros les gusta esto: