El comercio justo, productos de alta calidad sin trabajo infantil

El motor del sector continúa siendo la alimentación, que representa el 93% del consumo. Y dentro de esta, el café sigue siendo “el producto estrella”

El último mercadillo de comercio justo celebrado en Vigo hace unos días.

El último mercadillo de comercio justo celebrado en Vigo hace unos días.

Muchos se preguntarán que características debe tener un producto para considerarse dentro del sector de comercio justo. Se trata de productos de alta calidad que cumplen una serie de requisitos, como que no intervienen niños en su producción, apuestan por la igualdad de género o el beneficiario es la persona y la comunidad que lo cultiva o la fabrica, “el 80% del valor es para quien los trabaja”, explica Alberto Gómez, coordinador de Intermón-Oxfam en la provincia de Pontevedra y portavoz de la red social Galicia Sur.

Las organizaciones asentadas en Vigo celebraron hace unos días el día del comercio justo con una completa agenda de actividades en la ciudad y un mercadillo, que quiso ir un poco más allá e incluir a todas las asociaciones y colectivos de la economía solidaria “los que trabajan por cambiar la forma de consumo actual”, señaló Alberto Gómez. El objetivo era “no solo vender comercio justo sino enseñar que existen otro tipo de actuaciones para conseguir una vida justa para las personas y comunidades”.

Más cosas que el café

Cuando se habla de comercio justo a todos se nos viene a la cabeza el café o el cacao pero hay muchos artículos de alimentación, del hogar, de joyería y  de cosmética que  se pueden encontrar en las tiendas y que contribuyen a cambiar la vida de miles de personas, así como a regalar confort y bienestar.

Un bienestar compartido tanto por el consumidor como por el productor. Por el consumidor porque adquiere artículos de uso cotidiano, elaborados con materias primas de origen natural, ecológicas y de calidad. Por el productor porque  recibe un salario justo, igualdad de género entre trabajadoras y trabajadores, desarrollo para sus comunidades, así como evitar la explotación infantil y sostenibilidad del medio ambiente.

El movimiento de comercio justo, que cumple 30 años en España, facturó 35 millones de euros en 2015, un 6% más que en 2014, por lo que ha sido un “buen año”, según aseguró la presidenta de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ), Mercedes García de Vinuera al presentar los resultados hace unos meses. “Estamos muy contentos y creemos que es una tendencia que ha venido para quedarse, pero en España aún estamos muy lejos de la media europea”, ha puntualizado durante la presentación del informe  “El Comercio Justo en España 2015. Un movimiento en auge”.

En el año 2000, primer año con datos del sector del comercio justo, España facturó 9 millones de euros. Desde entonces, el aumento medio anual ha sido de un 9%.

Mientras España, con 75 céntimos de gasto anual por habitante, sólo supera a La República Checa, Letonia, Eslovaquia y Lituania, la media europea alcanza los 12,4 euros. Suiza lidera el ránking europeo con un gasto de 48 euros por habitante al año, seguido de Reino Unido con casi 33 euros y Suecia con 32 euros.

El motor del sector continúa siendo la alimentación, que representa el 93% del consumo. Y dentro de esta, el café sigue siendo “el producto estrella” con el 45% de las ventas, seguido del azúcar y los dulces.

Fuente: laregion.es

A %d blogueros les gusta esto: