El 1er Vino sin alcohol de Chile, Cooperativa Loncomilla

INIA, FIA y Cooperativa Loncomilla presentan el primer vino sin alcohol de Chile

“Estamos felices de contribuir a generar lo que creemos será una tremenda innovación para el país, que puede revolucionar el mercado nacional y ojalá el internacional”,

INVICTO 0,5º es elaborado con uva País del secano interior de la Región del Maule y es un vino que de acuerdo a la legislación chilena está dentro de los vinos desalcoholizados o sin alcohol.

Señaló el director nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), Julio Kalazich, al término de la ceremonia en la que ante un centenar de asistentes, se presentó la serie de vinos “Invicto”, los primeros desalcoholizados generados en Chile.

Se trata de dos vinos tintos de las cepas cepa País de 0,5% y Cabernet Sauvignon de 6% de alcohol y catalogados como “desalcoholizado” y “parcialmente desalcoholizado”, respectivamente.

Estos vinos, son fruto de un proyecto de investigación conjunto que por espacio de dos años y medio ejecutaron en el secano de la Región del Maule, el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) y la Cooperativa Vitivinícola Loncomilla, con el financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA).

Con una graduación alcohólica muy por debajo de los habituales 13,5 – 14,5% de alcohol que caracterizan los vinos chilenos, estos nuevos productos vienen a ocupar un nicho diferente, enfocado en consumidores que prefieren bebidas sin alcohol o con bajo contenido de este elemento.

En el lanzamiento de estos vinos, realizado en dependencias de la cooperativa Loncomilla en San Javier, los asistentes destacaron el componente de innovación involucrado en estos 2 productos que vienen a abrir un nuevo mercado. Al respecto el director nacional de INIA indicó que “como país tenemos que incrementar y diversificar la paleta de productos exportables, así es que creo que estos vinos van en la dirección absolutamente correcta”. Kalazich añadió que “desde el punto de vista de la salud, este producto puede generar un impacto muy interesante en los consumidores, ya que mantiene todas las propiedades antioxidantes beneficiosas del vino”.

En tanto, el director ejecutivo del FIA, Héctor Echeverría, indicó que “somos un país productor de vino reconocido en el mundo. Pero hoy los consumidores exigen más. El proyecto de vinos desalcoholizados es un ejemplo de innovación pura. Lo que estamos haciendo es agregar un nuevo producto a la oferta que tiene Chile en el exterior”. Agregó que “como Fundación para la Innovación Agraria, en conjunto con el Instituto de Investigaciones Agropecuarias, tenemos la misión de buscar y fomentar la innovación, el desarrollo tecnológico y la diversificación productiva; es en este contexto en el que nos encontramos con un producto que apunta a aquellos consumidores que buscan la diferenciación y que por razones de salud, religión o estilo de vida, no consumen bebidas alcohólicas”. Recalcó que el primer vino sin alcohol se presenta como una alternativa que da respuesta a una demanda que ya existe en el mercado. “Son productos altamente demandados hoy en día, no solamente porque existe una ley que prohíbe la conducción de automóviles habiendo bebido alcohol, sino también porque hay gente que por salud, por ser deportistas o por religión no consumen alcohol”.

Asimismo, el seremi de Agricultura de la Región del Maule, Jorge Céspedes, manifestó que la generación de estos vinos desalcoholizados “entrega valor agregado a los productos tradicionales de la Región del Maule”. Agregó que “debemos reconocer el trabajo que estamos desarrollando los distintos servicios del agro. Por un lado el INIA con la investigación que está generando y también el FIA con el financiamiento, hacen que el producto que hoy estamos presentando tenga mejores proyecciones tanto para el mercado local como internacional”.

 

Oferta para el mercado nacional

El gerente general de la Cooperativa Loncomilla, Álvaro Muñoz, expresó que dentro del primer semestre de este año ya estará disponible al consumidor un mayor volumen de ambos vinos. Recalcó que el objetivo de estos vinos desalcoholizados es llegar a nuevos consumidores, “pensando en las restricciones que tenemos hoy en el país y que han reducido el consumo per cápita de vino. La industria vitivinícola está pasando por una época complicada, entonces toma más importancia la innovación y el desarrollo de nuevos productos como Invicto”.

 

Vinos parcialmente desalcoholizados

irina_diaz

Irina Díaz, Investigadora INIA Raihuén

La investigadora INIA, Irina Díaz, explicó que “ésta es la primera iniciativa de generación de vinos desalcoholizados y parcialmente desalcoholizados realizada en el país”, generándose un nicho de oferta para personas que no consumen vino o alcohol por diversos motivos. Agregó que si bien en Chile existen los equipamientos para desalcoholizar vinos, hasta ahora la industria los utiliza para corregir algunos parámetros químicos en el vino y los niveles de alcohol.
Respecto de las implicancias que generará esta iniciativa, la ingeniero agrónomo sostuvo que “a pesar que el proyecto llegó a su fin, en este tipo de materia (desalcoholización) queda aún mucho trabajo por hacer, como estudiar el desarrollo de vinos especiales utilizando diferentes cepas, pues nosotros no pudimos probar una amplia variedad de cepas”. Recalcó que “hemos sentado las bases para generar vinos desalcoholizados y parcialmente desalcoholizados en Chile”. Agregó que el estudio contempló dos variedades características de la región del Maule, Cabernet Sauvignon y la País, “variedades muy opuestas en potencial enológico, por lo que los resultados fueron muy diferentes”.

FUENTE: INIA

 



A %d blogueros les gusta esto: