Eliminar Diferencias Entre Cooperativas y Bancos, Petición de Gremio

Eliminar Diferencias Entre Cooperativas y Bancos, Petición de Gremio

Luego de dos años de suspensión por la pandemia del covid-19, la Federación Colombiana de Cooperativas de Ahorro y Crédito y Financieras (Fecolfín), realiza este miércoles 12 y el jueves 13 de octubre, en Medellín, la novena edición de la Convención Financiera Cooperativa Internacional 2022 con expertos de Colombia y varios países que tratarán los temas del cooperativismo de ahorro y crédito.

Enrique Valderrama Jaramillo, presidente de Fecolfín, dijo que en el evento se esperan más de 400 dirigentes del sector con actividad financiera del país y conferencistas nacionales y extranjeros.

¿A quiénes representa Fecolfín?

El sector que agremia Fecolfín incluye a las cooperativas de ahorro y crédito, cooperativas financieras y los bancos cooperativos. Son en total 177 entidades que agrupan a 5,2 millones de asociados y clientes, con unos activos por $30,3 billones, una cartera de créditos de $23,6 billones, unos depósitos que llegan a los $18,5 billones y un patrimonio total de $8,3 billones.

Es un sector dinámico e importante del sistema. Incluso hay entidades con un tamaño comparable a los bancos tradicionales y algunas como Comultrasán o Bancoomeva, por solo mencionar dos, son símbolos del sector. Claro que también hay unas muy pequeñas, que vieron reducida su actividad en la pandemia y apenas dos cooperativas pequeñas tuvieron inconvenientes pero más por temas de gobierno corporativo que de tipo financiero.

¿Qué aprendió el sector de la crisis de cooperativas y bancos del sector hace dos décadas?

Desde hace 25 años no se presenta una quiebra de ninguna entidad pues las normas de control y supervisión se han ido refinando, lo mismo que en los indicadores financieros, al igual que los códigos de buen gobierno corporativo. De la misma manera los consejos tienen gente de conocimientos y manejo del sector. Realmente no se han dado siniestros qué lamentar.

Ahora se maneja el sistema de administración de riesgos y se aplican parámetros muy parecidos a los bancos.

Lo que hemos pedido al ente supervisor son unos tiempos para diferir un poco más en el tiempo la aplicación de algunos indicadores.

Ahora con la supervisión por riesgos, cuando se va a aplicar la pérdida esperada se deben hacer los ajustes y se les obliga a las entidades a realizar más provisiones. También han crecido en los activos, la cartera, que es el activo más importante, no de manera acelerada pero sí sostenida.

¿La pandemia qué le dejó al sector?

Los excedentes durante la pandemia se bajaron y en el convención vamos a presentar un plan de choque para generar crecimientos superiores.

En primer lugar, el plan pide incentivar el avance tecnológico como lo han realizado las ‘fintech’ y los neobancos. Ahora, la propuesta de cómo lo haremos es con una integración económica, no solo la integración gremial. Hacer una especie de red y adquirir la tecnología.

Otro punto que plantea es diversificar la cartera, no solo en consumo en el que tienen el 75% del total. Se pide migrar un poco a créditos de vivienda, microcrédito y crédito agropecuario.

El tercer punto es que se debe insistir en la adopción del buen gobierno corporativo que genere confianza.

¿Qué más propone el plan?

Da recomendaciones para el problema de apalancamiento. Las entidades captan de corto plazo y prestan de corto plazo. Si van a prestar para vivienda y no tienen capital, no lo podrían hacer.

Varias entidades tenían acceso a líneas de Findeter pero se las quitaron.

Debemos tener un salto grande para ofrecer líneas de crédito largas que pueden ser concebidas desde los bancos de segundo piso.

Otra de las cosas que se dice es que se requiere corregir las asimetrías contra las cooperativas de ahorro y crédito y financieras.

Hay asimetrías en el propio sistema como no poder realizar actividad financiera con un tercero, mientras que un banco la puede hacer con cualquiera, eso limita la posibilidad de jugar en el mercado. También hay diferencias en los CDT que ofrecen los bancos y los CDAT de las cooperativas financieras, pues los bancos pueden hacer una menor retención que en las cooperativas. Esa es una asimetría.

Otra es el que tiene que ver con el Sarlaft (Sistema Administración de Riesgos de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo) pues a la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF) los bancos deben darle información de operaciones desde $10 millones y en las cooperativas desde $2 millones. Eso es costoso.

Nos gusta la supervisión, pero hay cooperativas de todos los tamaños y se debe dar una supervisión proporcional.

¿Por qué tantos superintendentes de la economía solidaria en pocos años?

Fui Superintendente por más de 8 años, pero en los últimos 8 años han pasado 11 superintendentes. Hemos manifestado que se debe convocar un concurso público y que tengan periodo fijo. Que no sean fruto de politiquería pues eso se lo entregan a grupos políticos. Esa entidad maneja a las de ahorro y crédito que tienen $18 billones de activos y depósitos de $11 billones.

¿Cómo las afecta la reforma tributaria?

A las cooperativas no, pero a los empleados y los asociados y clientes sí.

¿Qué le piden el Gobierno?

Somos organizaciones sociales y los excedentes son para todos. Somos sociales y ofrecemos una red de 1.200 oficinas en 472 municipios y 380 corresponsales. Tenemos una experiencia en manejo del ahorro y crédito campesino.

Fuente: portafolio.co