ESCUELA DE SAN FELIPE REUTILIZARA AGUAS GRISES PARA EL REGADIO DE SUS AREAS VERDES

Una iniciativa que apunta al uso eficiente del agua, un mayor ahorro en el consumo y generar conciencia sobre el cuidado del recurso hídrico en la comunidad, fue inaugurado recientemente en la escuela especial Sagrado Corazón de San Felipe, según destaca la nota publicada por Esval.

Se trata de un proyecto beneficiado con el fondo concursable “Contigo en Cada Gota” de Esval, que consiste en la reutilización de las aguas grises -es decir, el agua desechada por los lavamanos- previo a un proceso de tratamiento y filtro, para luego efectuar el regadío de los jardines y la huerta escolar del establecimiento, lo que permitirá beneficiar a más de 150 personas de la comunidad educativa.

La directora de la escuela Sagrado Corazón, Beatriz Gallardo, señaló que este es un proyecto que se postuló a través del Centro de Padres. “Queremos que nuestros alumnos cuiden el medio ambiente, quizás es un pequeño aporte, pero tiene un valor agregado muy importante, que es insertar entre los alumnos y sus familias una cultura por el cuidado de un elemento tan vital como el agua” dijo.

Por su parte, la presidenta del Centro de Padres “Luz y Esperanza”, Isabel Vergara, explicó que “la iniciativa surgió al ver que los niños usaban los lavamanos y a veces quedaba corriendo la llave, por lo que se nos ocurrió la idea de ocupar esa misma agua para regar las áreas verdes. Agradecemos el apoyo de Esval, porque será una gran ayuda para nuestra escuela, y ojalá podamos tomar esta idea e implementarla en nuestras propias casas”.

El subgerente zonal de Esval, Alejandro Pérez, destacó que “esta iniciativa se vincula directamente con los objetivos de nuestro fondo concursable, que son precisamente el cuidado del agua, el desarrollo sustentable y el uso eficiente del recurso. Gracias a este proyecto, la escuela podrá ahorrar aproximadamente 500 litros diarios de agua, lo que es un ejemplo a seguir por muchas otras instituciones”.

El tratamiento de las aguas grises se realizará mediante una bomba que recolectará el agua desechada para filtrarla, y la transportará hacia una tubería, con el fin de permitir el posterior regadío de las áreas verdes y la huerta escolar.

FUENTE: REVISTAGUA.CL

A %d blogueros les gusta esto: