Extrabajadores de Maersk crean cooperativa en la que construirán contenedores y paneles fotovoltáico

A raíz de la crisis que se produjo con el cierre de la fábrica de contenedores Maersk en San Antonio, que dejó a 1.200 trabajadores cesantes, los extrabajadores comenzaron a explorar nuevas opciones para generar fuentes de empleo y poder seguir laborando en la zona.

Una de las alternativas que toma más fuerza estos días es la constitución de una cooperativa de trabajo. Esta les daría la posibilidad de seguir ejecutando las labores que realizaban en la planta de Malvilla, pero también les otorgaría la facultad de, al ser dueños de la empresa, tomar nuevos rumbos de desarrollo laboral y de innovación.

COOPERATIVISMO

La organización no gubernamental El Otro Capital, contactada por el senador Juan Latorre (RD), llegó a la zona con la intención de colaborar en el proceso de creación de la que sería una nueva empresa, donde los dueños serían los mismos trabajadores desvinculados de Maersk.

Daniel Guajardo, director de El Otro Capital, comentó que la cooperativa tiene posibilidades reales de encontrar financiamiento para comenzar a operar.

La cooperativa, que ya está vigente bajo la figura legal de Logisticoop, tendría como objetivo prestar distintos servicios al puerto, además de continuar con la producción de contenedores para el transporte de cargas. También se sumaría un tercer servicio: la confección de paneles fotovoltaicos, como una forma de innovar y de diversificar el negocio, además de hacerlo sustentable.

LOGISTICOOP

El presidente de uno de los sindicatos que había en Maersk, Carlos García, señaló que el proceso va bien encaminado. “Nosotros ya conformamos una figura jurídica que tiene un anteproyecto, tenemos una estructura organizacional y todo lo necesario para generar un negocio que nosotros entendemos como sustentable”.

“Faltan algunos detalles. No me atrevería a decir con exactitud cuándo comenzará a funcionar, pero vamos bastante avanzados. Nos conformamos en un tiempo récord, tanto así que la comunidad económica europea y otros organismos internacionales saben de nuestra existencia y miran con mucha simpatía el proceso que estamos desarrollando”, puntualizó García.

Fuente: Economiaynegocios

A %d blogueros les gusta esto: