GOBIENO DA ULTIMATUM A SALMONERAS POR 1500 TONELADAS EN RIESGO AMBIENTAL

salmones-muertos-0316

Puerto de la comuna de San José de Calbuco tiene 17 naves con mortandad esperando deshacerse de su carga. Hedor ha llevado a retirar personal a bordo, por el alza de índices de ácido sulfhídrico. Ayer acciones de firmas del sector bajaron hasta 11%.

La pestilencia en el puerto San José, en la comuna de Calbuco (Región de Los Lagos), se siente a kilómetros de distancia. Esto obliga a usar mascarillas para soportar el hedor que emana de las miles de toneladas de salmones en descomposición, que permanecen a bordo de 17 embarcaciones, y  que aún esperan ser descargados y subidos a camiones para su distribución entre los rellenos sanitarios y las fábricas de harina de pescado.

Lo grave es que las fábricas están colapsadas con la cantidad de peces que deben procesar. De acuerdo con el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca), los salmones muertos a bordo de las embarcaciones superan las 1.500 toneladas y alrederor de 800 toneladas ya sobrepasaron el tiempo indicado para convertirse en harina de pescado, por lo que ahora deben ser arrojados en alta mar.

Sin embargo, acá surge otro inconveniente. Las  embarcaciones  que contienen a los ejemplares en descomposición son pequeñas y medianas, por lo que no tienen la capacidad ni la autorización para navegar por sobre las 75 millas náuticas desde la costa, límite fijado para arrojar los peces en el océano.

En ese contexto, Sernapesca dio ayer un nuevo ultimátum a las empresas salmoneras (el lunes anunció otra medida similar, ver destacado) para que informen sobre sus planes para los productos en descomposición. “Le hemos dado 24 horas a las empresas para informar cómo manejarán la mortandad en tránsito (rumbo a los centros de harina de pescado) o a la espera (en los mismos centros)”, señaló Alicia Gallardo, subdirectora de acuicultura de Sernapesca.

.salmones-muert-2-0316

Fuentes del sector comentan que el gobierno y algunas empresas que poseen naves  acondicionadas, de mayor tamaño, han realizado gestiones para que las  firmas del sector puedan evacuar las embarcaciones más pequeñas y arrojar el cargamento en alta mar. Además, las mismas fuentes estimaron que alrededor de 6 mil toneladas de mortandad aún permanecen en el agua.

Trabajadores afectados

El domingo pasado la situación fue crítica para los tripulantes de las naves, varios marineros presentaron síntomas de dolor de cabeza y vómitos, lo que fue atribuido a emanaciones de ácido sulfhídrico, que hizo que muchos tripulantes hicieran abandono de las naves.

Así lo explicó Juan Fernández, presidente del Consejo Sur Austral de los trabajadores embarcados: “En horas de la tarde, los tripulantes hicieron abandono de las naves porque no se podía estar por el fuerte olor a pescado podrido que emana desde las bodegas de los barcos”.

Ante ello, la seremi de Salud de la Región de Los Lagos, Eugenia Schnacke, dijo que el lunes los índices de ácido sulfhídrico sobrepasaron la norma. Por eso se debió tomar la decisión de retirar a los trabajadores que estaban a bordo de las naves. “Se determinó, en conjunto con la autoridad marítima, desembarcar a todos los trabajadores que estaban en las embarcaciones de menor tonelaje, ya que no contaban con implementos de seguridad”, señaló.

El mismo lunes, las comunidades mapuche de la zona interpusieron un recurso de protección para impedir que la mortandad sea arrojada al mar, lo que provocaría, dicen, daño a la fauna marina. El reclamo se presentó en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, toda vez que fue la Directemar, con sede en esa ciudad, la que dio la autorización de verter en el mar 9 mil toneladas de salmones.

Acción de salmoneras

Ayer algunas de las principales salmoneras vivieron una jornada negativa en la Bolsa de Comercio de Santiago. Es el caso de Australis Seafood, que lideró las caídas del sector, con un descenso de 11,52%.

Otra firma que vio caer su cotización fue Camanchaca, que cerró la jornada de ayer en la plaza local con un descenso de 4,63%.

Sin embargo, en lo que va del año la situación de las samoneras en la Bolsa es distinta. A la fecha, la cotización de la acción de Invermar ha crecido 70,79%, mientras que la de Australis lo ha hecho en 44,82%.

La misma situación exhibe  Camanchaca, la primera salmonera en reportar el impacto del bloom de algas a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), el 25 de febrero. En 2016 la empresa ha visto crecer la cotización de su acción en 37,93%. AquaChile y Blumar, en tanto, han experimentado un alza en sus acciones de 18,87% y 30,89%, respectivamente.

De acuerdo con fuentes del sector, las alzas se  deberían a que el mercado ya ha interiorizado este bloom de algas y la pérdida de biomasa, y ahora proyectaría un alza de precios en las futuras cosechas, debido a la menor cantidad de ejemplares que estarán disponibles en el mercado.

FUENTE: LATERCERA

A %d blogueros les gusta esto: