GOBIERNO ANALIZA REDUCIR O ELIMINAR COBRO POR CORTE Y REPOSICION DE SERVICIO ELECTRONICO PARA HOGARES

Irrupción de medidores inteligentes obligaría a modificar este servicio, que hoy tiene un costo de $12 mil y va directo a las empresas.

La irrupción de nuevas tecnologías en el segmento de la distribución de electricidad para los hogares, como los medidores inteligentes, que Chilectra comenzó a instalar en el marco de un plan piloto, tiene al gobierno evaluando la modificación de algunos de los denominados servicios asociados a la distribución.

Entre los cambios en estudio está rebajar o eliminar el cobro por el corte y reposición del suministro eléctrico, que se cobra como un ítem aparte del consumo de energía y de la remuneración que las concesionarias reciben por prestar el servicio de distribución.

Hoy, el cobro por este ítem, uno de las 23 prestaciones anexas, está regulado por ley y tiene un costo aproximado de $12.000, monto que considera el gasto que las distribuidoras realizan para efectuarlo, como la utilización de cuadrillas de trabajadores, herramientas y camionetas, entre otros.

Los usuarios, a su vez, deben pagar esta tarifa a las empresas cada vez que su servicio es suspendido por no pago y luego repuesto. Con la utilización de los medidores inteligentes, este proceso será realizado a distancia por las compañías, por lo que su costo bajaría ostensiblemente.

Conocedores del trabajo que está haciendo la autoridad comentaron que la Comisión Nacional de Energía (CNE) está evaluando esta y otras modificaciones que podrían ser incluidas en la fijación tarifaria que está en curso y que cubrirá el periodo 2016-2020, proceso que considera la definición del Valor Agregado de Distribución (VAD) y de los servicios asociados, para todas las distribuidoras, entre las que figuran firmas como Chilectra, Chilquinta, CGE o Saesa, que son las mayores en términos del número de clientes.

El VAD representa aproximadamente el 20% del total de la boleta que reciben los usuarios residenciales o regulados, mientras que la energía varía entre el 50% a 60%. El resto lo componen los cobros por transmisión troncal y subtroncal, y el IVA.

La factibilidad jurídica de incluir estos cambios en el actual proceso de fijación tarifaria está siendo analizado por la autoridad, señalan las fuentes.

Por el momento, la CNE ya abrió la licitación internacional para contratar al consultor que realizará el estudio tarifario, donde se establece la operación de una empresa modelo, el que a su vez debe ser contrastado con los que presenten las empresas. El proceso finalizará en diciembre próximo.

Gestión del consumo

El marco para éste y otros cambios estaría en la idea del gobierno de introducir de forma masiva los denominados “medidores inteligentes”, para permitir por un lado una mejor gestión del consumo de los hogares, para que los usuarios sepan con certeza qué y cuanto consumen, y también el control de las empresas sobre las pérdidas de energía.

Hace dos semanas, Chilectra -controlada por Enersis, filial de Enel- lanzó un plan piloto para dotar de estos medidores a unos 50 mil clientes y el en futuro espera llegar a unos 500 mil. La primera etapa se aplicará en medidores que son de propiedad de la distribuidora, que es un 25% del total que gestionan.

En el grupo señalan que para avanzar y cubrir la totalidad de los clientes, que alcanzan a 1,7 millón en 33 comunas de la Región Metropolitana, su zona de concesión, se deberá reconocer la inversión que la firma realice y el cobro que se aplicará a los clientes que son dueños de los marcadores.

La idea de la autoridad sería obligar al resto de las distribuidoras a implementar estos aparatos, aunque en el gobierno primero están monitoreando los resultados de la experiencia de Chilectra y las posibles contingencias a las que se puede ver expuesta la iniciativa, proceso para lo cual la autoridad se habría dado un periodo de tres meses.

LICITACIÓN DE SUMINISTRO: APLAZAN OFERTAS PARA FINES DE JUNIO

Para fines de junio aplazó la Comisión Nacional de Energía la presentación de las ofertas para la licitación de suministro eléctrico para clientes regulados, entre ellos los residenciales, donde subastarán contratos por unos 13.750 GWh, el mayor volumen ofrecido hasta ahora desde que comenzó a operar el mecanismo, en 2006.
Según informó la CNE, las empresas deberán presentar sus propuestas el miércoles 27 de junio entre las 9:00 y 13:00 horas. “El próximo proceso licitatorio -cuyo diseño, coordinación y dirección está a cargo de la CNE, en el marco de la nueva ley de licitaciones (N° 20.805)- es equivalente a un tercio del consumo de los clientes regulados. Esta licitación permitirá obtener contratos de largo plazo por 20 años a las empresas generadoras que resulten adjudicadas, y abastecerá las necesidades de energía de los clientes regulados del SIC y SING a partir del año 2021”, dijo la CNE.

Fuente: Diario Financiero



A %d blogueros les gusta esto: