HIELO ARTICO ALCANZA SU MAXIMO MAS BAJO DESDE QUE HAY REGISTROS

hielo-artico-0316

Hielo marino cubrió 14,52 millones de km2, un récord que se suma a otros 12 en este siglo.

El hielo en el Ártico tiene un importante rol en el mantenimiento de la temperatura del planeta, pues refleja la luz y calor que, de otra forma, serían absorbidos por el océano. El área cubierta por el hielo se expande en el invierno del Hemisferio Norte, llegando a su máximo entre febrero y marzo, para descender hacia el verano. Sin embargo, en el último tiempo, ese máximo es cada vez más bajo, llegando a  14,52 millones de km2 el 24 de marzo, según la última medición realizada por la Nasa. Son 20 mil km2 menos que en 2015.

En los últimos 13 años se ha registrado igual número de récords desde que hay registro (1979), impulsado por el alza de la temperatura en la zona. Este invierno, en particular, fue muy cálido en el Ártico y las temperaturas promedio llegaron a superar los 10 ºC sobre lo normal, explica Walter Meier, investigador del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la Nasa, a La Tercera. “También, en algunos lugares, los vientos fueron persistentemente desfavorables para el crecimiento del hielo, pues soplan desde el sur, llevando aire y agua caliente, empujando el borde del hielo hacia el norte”, dice.

.hielo-artico-2-0316

Aunque el máximo de hielo marino puede variar cada año, dependiendo de las condiciones climáticas, los científicos ven una tendencia descendente significativa, que puede estar relacionada con el calentamiento de la atmósfera y los océanos. Desde 1979, se han perdido 992.000 km2 de la capa de hielo marino en invierno a un ritmo de más de 11% por década. Se proyecta que, en el futuro, el Ártico podría perder completamente su cubierta a fines del verano.

Con más aguas abiertas, hay más intercambio de calor y agua (vía evaporación) desde el océano a la atmósfera y eso produce cambios en su clima que, al estar conectado con el resto del globo, también puede afectar a otros niveles, dice Meier.

Con todo, lo que ocurrirá en verano tendrá más impacto en la pérdida de hielo final. Si es cálido y con tormentas, el hielo se derretirá rápidamente, pero si es más frío, la masa fundida se ralentiza.

 

Fuente:La Tercera


A %d blogueros les gusta esto: