Impulsar cooperativas lecheras y aprovechar genética de carnes: Los proyectos del Minagri para “expandir” canasta exportadora

El ministro Antonio Walker celebró el alza de las exportaciones del país, destacando el crecimiento de los productos no cobre, y sostuvo que estas “buenas noticias” se han visto “nubladas” por los constantes “impasses políticos”.

SANTIAGO.- Sentado en su escritorio y con una taza de café en la mano al interior de las oficinas del Ministerio de Agricultura, Antonio Walker analizó los últimos datos arrojados por el Banco Central referentes a las exportaciones del país. Celebró los números, y afirmó que las “buenas noticias” como esta durante el Gobierno de Sebastián Piñera, se han visto “nubladas” por los constantes “impasses políticos” que han cubierto las portadas de los medios nacionales.

Y es que las exportaciones chilenas durante el primer semestre de este 2018 anotaron un alza del 20% según el mismo período del año anterior, pasando de US$37 mil millones a US$45 mil millones.

De estas, el 50% corresponden a productos no cobre, y continuando con el desglose, el 11% del total de los envíos al extranjero provienen de la actividad silvoagropecuaria, sector que creció un 18% en comparación al primer semestre del 2017, anotando ventas por US$4.770.

“Esta es una buena noticia, porque el 50% de estas exportaciones no son cobre”, señaló a Emol Walker, y recordó que hoy el precio de éste se encuentra con una importante baja, por lo que destacó el crecimiento de otros sectores exportadores que permiten ir ganándole terreno al metal rojo, principal sostenedor económico del país.

Esto considerando, según aseveró, que pese a que las exportaciones en minería crecieron un 24%, éstas “no generan el empleo que genera el sector no minero”.

“Por cada millón de dólares que exporta la agricultura, genera 60 empleos, pero cada millón de dólares que exporta la minería genera tres empleos”, sostuvo el secretario de Estado, por lo que explicó que al aumentar las exportaciones en sectores no cobre, aumenta la necesidad de empleo en el rubro industrial, y sobre todo agrícola, “porque son rubros muy intensivos en mano de obra ¿Qué es lo que nos ha faltado en los buenos índices económicos que hemos tenido? Generar más empleo”, precisó.

“Me gusta esto de que Chile amplíe su canasta exportadora a productos que generan mucha mano de obra, a productos que se producen en regiones, esto nos hace más fácil la regionalización”, apuntó el titular de Agricultura, y recalcó la importancia de “posicionarnos como un país exportador de alimentos, porque el mundo en el 2050 va a demandar un 70% más de alimento, y Chile se ha posicionado como un proveedor de alimentos saludables”.

Carne y leche Con la mirada puesta en expandir la canasta de exportaciones, Walker reveló una de sus principales preocupaciones cuando asumió la cartera el pasado 11 de marzo: el potencial que tenga la carne y la leche del país. “Me salgo de la fruta fresca, que sabemos que tenemos muchas ventajas comparativas”, comentó.

Según las mesas de trabajo que ha sostenido, sumado a la información que le han entregado asesores que vienen del mundo privado, Walker manifestó que “he visto que en carne tenemos una genética Angus y Hereford, que muy pocos países en el hemisferio sur la tienen. Tenemos una calidad en nuestra carne inigualable ¿Qué tenemos que hacer? Exportar”.

“El desafío de la leche es asociatividad. Asociarse o morir” Antonio Walker”Estoy seguro, dado el material genético que tenemos, que el futuro de Chile en la carne está en exportar, y lo mismo en productos lácteos. Eso no lo hemos hecho. Veo que la carne y la leche están como la fruta hace 30 años, y mira lo que ha logrado la fruta”, aseveró el ministro.

Para Walker, el desafío está en “recuperar la masa ganadera” y en conseguir certificar a los productores de carne del país poder negociar a fuera. Respecto a la leche, la tarea es lograr que los lecheros “se asocien en torno a cooperativas” para poder “exportar productos lácteos”. Lo último, en medio de una nueva disputa que vive el sector lechero, producto de las acusaciones de la empresa Watt’s, desde donde apuntan a una supuesta competencia desleal y distorsión de los precios del mercado lácteo por la calidad de cooperativa de Colun.

Sin embargo, expresó Walker, en el rubro de la leche asociarse es clave. “El desafío de la leche es asociatividad. Asociarse o morir”, enfatizó, haciendo un llamado incluso a emular lo que hace Colún. “Hagamos de la carne y la leche lo que ha hecho la fruta”, insistió el secretario de Estado. Marca Chile Junto con aumentar la canasta de exportaciones, Walker planteó que “el Ministerio de Agricultura está haciendo un trabajo interno en el país para que no salgamos a competir solamente como una marca.

Es tanta la competencia interna que perdemos la visión país”, poniendo como ejemplo que “en uva de mesa tenemos doscientos exportadores”. Para esto, dijo que se han creado una serie de mesas de trabajo en diversos rubros para “coordinar que lo central de nuestro producto es la marca Chile y después viene la marca de la empresa. Aquí el titular grande de la caja es Chile”.

Junto con eso, además, “tenemos que mejorar la condición, calidad y disminuir la carga de residuos químicos. Ese trabajo lo está coordinando el Ministerio de Agricultura. O sea, estamos, por un lado, mirando hacia afuera, y por otro lado estamos ordenando la casa por dentro”, agregó. “Lo central de nuestro producto es la marca Chile y después viene la marca de la empresa.

Aquí el titular grande de la caja es Chile” Ministro de AgriculturaY continuó: “El llamado es a nuestras exportadores y decirles que necesitamos mayor coordinación para que el producto que salga fuera de Chile sea Chile. No podemos dormirnos en los laureles”. “Es trabajo nuestro lograr coordinar a las exportadoras. Yo me puse como propósito lograr esa mayor coordinación (…).

Estamos compitiendo con marcas súper potentes y más homogéneas que nosotros, como Nueva Zelanda, Sudáfrica y Australia, que nos han ganado terreno. No podemos dejar que eso ocurra”, expresó. Guerra comercial y nuevos rumbos Por otro lado, el ministro se refirió a los efectos que tiene en el país la guerra comercial entre China y Estados Unidos, sumado a los nuevos rumbos internacionales para los productos chilenos. En ese sentido, llamó a cuidar la relación “con el Asia”.

Cuando yo le pregunto al embajador chino qué tan avanzados estamos con el mercado de China, el me dice: ‘Esto solo está comenzando’. Falta penetrar todo el interior de China en ciudades que tienen 70 millones de habitantes que todavía no conocen ni los vinos, ni la fruta ni los salmones de Chile”.

En consecuencia, sostuvo que “China más que estar terminando, está comenzando. Después tenemos el desafío de hacer con la India lo que hemos hecho en China”. Asimismo, “tenemos el norte de África: Egipto, Argelia, Marruecos. Tenemos Asia Central, que todavía no comenzamos, y tenemos todo el Sudeste Asiático que es Indonesia, Vietnam, entre otros. Está Corea también.

Entonces, estamos en una situación inmejorable para enfrentar la guerra comercial”, señaló Walker, y concluyó afirmando que “nos hemos puesto como meta ampliar nuestro portafolio e ir a todos estos mercados”.

Fuente: Emol

A %d blogueros les gusta esto: