Jóvenes rurales de Ñuble asumirán proyecto agroecológico pionero en el país

Recibirán del Indap en comodato predio fiscal de 460 hectáreas

Referente mundial en agroecología fue el principal expositor en seminario realizado en Chillán

En el marco del seminario se realizó inédito acuerdo agroecológico entre universidades e institutos de investigación regionales

 

En el contexto del seminario “Agroecología: Una herramienta para el desarrollo de la Agricultura Familiar Campesina” y la firma de un convenio de colaboración entre la academia regional, se realizó el lanzamiento de una trascendente iniciativa piloto del Indap, que consistirá en el traspaso un predio fiscal de 462 hectáreas, correspondientes al predio San José de Bellavista a 13 kilómetros de Chillán, a jóvenes agricultores muchos de ellos nietos de asentados de la reforma agraria, para desarrollar un polo agroecológico productivo y un centro de encuentro y aprendizaje para los habitantes de Ñuble.

La actividad convocó a unas 70 personas, en especial del mundo académico y de los jóvenes campesinos, y contempló presentaciones del referente mundial en  Agroecología, Miguel Angel Altieri, chileno que se desempeña como docente de la Universidad de California, Berkeley; del director del Centro de Educación y Tecnología, CET, además del Director Nacional del Indap, Octavio Sotomayor y el Director Regional, Andrés Castillo.

Luego de las presentaciones un grupo más reducido se trasladó al predio San José de Bellavista, en las cercanías del puente El Ala, en el camino Chillán  Portezuelo, comuna de San Nicolás, donde participaron en un taller práctico, que consistió en una evaluación rápida de la condición agroecológica del predio con grupos encabezados por los especialistas Miguel Ángel Altieri, Agustín Infante y Cecilia Céspedes, cuyas conclusiones preliminares se analizarán posteriormente en talleres organizados para este efecto.

 

Convenio de colaboración

En la oportunidad se firmó un documento que dará origen a un Protocolo de cooperación académica, científica y de innovación de la universidades regionales y centros de investigación para el rescate y desarrollo de la agroecología en la Agricultura Familiar Campesina, el primero en su género a nivel nacional, que suscribieron las Universidades del Bío Bío, de Concepción, Adventista de Chile, Católica de la Santísima Concepción y la Tecnológica de Chile, Inacap, más el Instituto Forestal, el INIA. El acuerdo se realizó con el patrocinio del Instituto de Desarrollo Agropecuario.

Esta instancia estará trabajando en estrecha relación con el predio ”Parque Agroecológico San José de Bella Vista” que el Indap traspasará próximamente a agricultores jóvenes, a fin de apoyar y desarrollar investigación y transferencia, en terreno.

 

“La agroecología es el único camino viable que existe para el futuro”

La necesidad de transitar desde el sistema agrícola industrial imperante hacia uno con características de sustentabilidad planteó el doctor en Agroecología y profesor de esta disciplina en la Universidad de California, Berkeley, Estados Unidos, Miguel Ángel Altieri. El científico de origen chileno, considerado un referente mundial en agroecología y miembro honorífico de la Sociedad Científica Latinoamericana de Agroecología, Socla, señaló que los sistemas agrícolas, que definió como “monocultivos homogéneos” establecidos sobre 1500 millones de hectáreas en el mundo, no dan respuesta a los problemas de plagas y enfermedades que tienen los cultivos “por tener precisamente estas características de homogeneidad”.  Calificó como dramático el incremento  en el uso de pesticidas en América Latina “lo que trae una serie de problemáticas desde el punto de vista ambiental y se ha visto también que muchos de estos productos no están funcionando, debido a la capacidad de resistencia que están desarrollando las enfermedades, insectos y plagas contra una serie de pesticidas”.

Aseguró que el sistema agrícola industrial es altamente vulnerable al cambio climático. “En el 2012 fue la peor sequía en el medio oeste de Estados Unidos en 50 años, con una gran baja en los rendimientos tanto de maíz como de soja transgénica, justamente porque estos sistemas no tienen capacidad de resiliencia, como sí lo tienen los sistemas agroecológicos”.

Dijo que la agroecología ha realizado una profunda crítica a la llamada revolución verde la cual “no sólo falló en garantizar suficiente producción para alimentar los 7 mil millones de personas en el mundo sino que también puso los sistemas agrícolas y alimentarios en un camino insostenible, que se manifiesta con distintos tipos de crisis”. Altieri dio a conocer que un 25 y 30 % de las emisiones de gases invernaderos surgen de la agricultura industrial. “Se producen problemas de contaminación de aguas,  pérdida de biodiversidad, pesticidas que eliminan insectos benéficos como las abejas, problemas en la salud humana – innumerables los casos no sólo de trabajadores rurales sino que de gente que consume estos productos con altos residuos. Desaparecimiento de tierras húmedas, pérdidas de suelos, erosión, degradación, desertificación que está en forma dramática”.

Por otra parte, postuló a la agroecología como una ciencia transformadora que se constituye en la alternativa para un desarrollo agrícola sustentables. Señaló que la disciplina se sustenta esencialmente en una serie de principios establecidos sobre una mirada integral del ecosistema incluyendo el entorno social: El investigador manifestó que las bases de la agroecología se han levantado sobre el aprendizaje de las prácticas agrícolas de los campesinos en todo el mundo y los estudios científicos de estos sistemas han refrendado que con las prácticas agroecológicas sistemáticas aumentan su productividad, se observa el abaratamiento de los costos de producción y la capacidad  de regenerar el entorno natural donde se establecen.

Desmitificó la visión de que la agroecología está orientada sólo al mundo de los pobres, ya que la experiencia acumulada la valida como una alternativa para alimentar al mundo de manera sana, mediante la recuperación de las prácticas campesinas ancestrales.

En la ronda de consultas acerca del despoblamiento del campo  por parte de de la juventud, señaló que el principal problema que aparece es el del acceso a la tierra, que en otros países se resuelve con el traspaso de terrenos fiscales a los jóvenes, arrendamientos,  entre otras fórmulas, señaló

Consultado el Director Nacional de Indap acerca de estos avances en el contexto del cambio de gobierno “estamos orgullosos, tranquilos, ojalá que estos cambios se defiendan por sí mismos y con el apoyo de los dirigentes campesinos y la academia se deben continuar. No todo depende del gobierno, pero cuando el gobierno está, se  avanza más rápido”

Octavio Sotomayor celebró como una gran noticia para los agricultores de la región la iniciativa del Parque Agroecológico, que permitirá a los jóvenes desarrollar su creatividad y capacidades innovativas. Por su parte el Director Regional, Andrés Castillo, aludió a “La dinámica virtuosa que se puede generar para los jóvenes rurales el abordar este piloto desde una perspectiva agroecológica que es, sin duda, la agricultura del futuro”.

 

A %d blogueros les gusta esto: