La cifra de productores y trabajadores de comercio justo se mantiene en 1,6 millones en 2015

El informe refleja la creencia de Fairtrade que el mayor impulsor para una mejora económica es incrementar las ventas en términos de comercio justo. Durante el año pasado se experimentó un crecimiento significativo en las ventas de café (18%), bananas (12%) y cacao (27%).

La cifra de productores y trabajadores que apuestan por Fairtrade es de 1,6 millones en 75 países, lo que implica en en 2015 todos ellos se beneficiaron de un total de 138 millones de euros en Prima Fairtrade – el dinero adicional que se les paga por encima del precio de venta y que inviertan en proyectos comerciales o de la comunidad.  “Los productores y trabajadores necesitan aumentar considerablemente sus ventas en términos Fairtrade”, sostiene Marike de Peña, presidenta de la Junta de Fairtrade International. “El aumento de las ventas Fairtrade son el mayor impulsor para una mejora económica, permitiendo a las organizaciones de productores asegurar los ingresos que necesitan para pagar a los productores, trabajadores y mineros artesanales un salario digno”.

DESAFÍOS DEL COMERCIO JUSTO

Las ventas por sí solas no proporcionan soluciones a la lucha contra la desigualdad, la creación de oportunidades y el fin de la explotación. Consciente de los desafíos del comercio justo, el informe anual también muestra cómo Fairtrade responde las necesidades de los productores y trabajadores aumentando gradualmente su trabajo sobre el cambio climático, las cadenas de suministre textiles y de algodón, la desigualdad de género y la protección de los niños.

Los niños y los jóvenes están en el corazón de la comunidad joven inclusiva Fairtrade basada en el sistema de seguimiento y recuperación sobre el trabajo infantil (YICBMR), el cual se está implantando en once países. La recientemente renovada estrategia de género tiene como objetivo capacitar a hombres y mujeres productores, trabajadores y sus empleados en construir comunidades donde todos se sientan valorados por igual. Por ejemplo, en El Salvador se ha construido una escuela de entrenamiento y empoderamiento para mujeres líderes para productores de café.

“Fairtrade nació de un movimiento con base en la justicia comercial», explica Marike de Peña, para añadir: «No nos hemos olvidado de nuestras raíces, y en Fairtrade continuaremos haciendo campañas contra las políticas que dejan a productores y trabajadores desprotegidos. Nuestro trabajo innovador en textil y cambio climático, por ejemplo, refleja nuestro enfoque en la promoción y la asociación con otras organizaciones”.

FUENTE: CORREOSRESPONSABLE.COM