La Economía Social bate por tercer año consecutivo su récord de creación de empresas y empleo en Navarra

Navarra es ya la segunda comunidad a nivel nacional en número de cooperativas y en empleo directo generado por las mismas, en proporción a su número de habitantes

 

Las empresas de Economía Social son un potente motor de desarrollo para Navarra y aportan un valor diferencial reconocido tanto a nivel nacional como europeo, tal y cómo muestran los datos presentados hoy en el balance de actividad 2017 de ANEL, la asociación que las representa.

Como ha explicado su presidente Ignacio Ugalde, la Comunidad Foral ha vivido por tercer año consecutivo un doble récord en creación de cooperativas y sociedades laborales y en empleo. “Un auge que hace que nuestro territorio tenga una base empresarial más firme, sólida y pujante”, añadió, y que ha convertido “a la Economía Social en un elemento distintivo de Navarra, destacado a nivel europeo y que está sirviendo de modelo a otras regiones”.

Para Ugalde hay una serie de elementos que han contribuido a “que ningún sector de actividad haya crecido tanto como la Economía Social”. Además de “una labor constante de difusión y de acercamiento a la sociedad” de este modelo de empresa “hemos incidido en un paso más: la capacitación de personas y colectivos para que puedan detectar a nivel local potenciales proyectos de Economía Social y el apoyarles para que adquieran competencias que les permitan emprender mejor”, apunta el presidente de ANEL. Esto se traduce, por ejemplo, en que en los dos últimos años más de medio millar de personas se hayan beneficiado del programa de innovación en el emprendimiento de ANEL, EMPRESS.

Solo en 2017, alrededor 2.500 personas fueron atendidas por ANEL y participaron en sus acciones. ANEL realiza un conjunto de actividades integrales especializadas en Economía Social: interlocución, sensibilización, información, formación, acompañamiento a la creación y consolidación de empresas, innovación social, entre otras, que contribuyen al mismo objetivo: “el desarrollo de la Economía Social en Navarra de forma alineada con el Plan Integral de Economía Social”.

Desde la Asociación, que representa a las cooperativas de trabajo y sociedades laborales de Navarra, apuntan como una de las claves de 2017 la consolidación de “redes de cooperación y co-aprendizaje que unen a técnicos de ANEL y empresas asociadas, con la administración, ayuntamientos, entidades locales y estatales y socios europeos con el objetivo de fortalecer la Economía Social e innovar socialmente”.

En este sentido, es de destacar el apoyo recibido en diferentes programas de ANEL por el Gobierno de Navarra, Servicio Navarro de Empleo, Fondo Social Europeo y Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER.

Por citar algunos ejemplos, 25 empresas asociadas a ANEL se han implicado, junto con técnicos de la asociación, en mejorar la empleabilidad de personas en busca de un puesto de trabajo, a través de un enfoque innovador y práctico. “Un compromiso que es reflejo de los valores de la Economía Social de fomentar la capacitación y el empoderamiento de las personas”, asegura Ugalde. El programa, desarrollado durante 2017 ya ha propiciado la inserción laboral de más del 50% de los participantes.

Otra iniciativa que está contribuyendo a potenciar la Economía Social en Navarra es la Cooperativa de Emprendedores de ANEL, que ha sido destacada como una de las incubadoras de emprendimiento social más relevantes a nivel nacional por la Fundación Acción contra el Hambre.

Además, ANEL se ha implicado desde su concepción en la Unidad de Innovación Social del Departamento de Desarrollo Económico del Gobierno de Navarra. “Nuestra comunidad es la única región europea donde la Economía Social forma parte de la Estrategia de Especialización Inteligente, S3”, añadió. “Supone un reconocimiento a la capacidad de este modelo empresarial de crear valor y generar soluciones a las nuevas necesidades de la ciudadanía”.

Un ejercicio cargado de nuevos hitos

Los datos de 2017 reflejan este buen comportamiento y el esfuerzo del sector por crear empleo estable y de calidad. Así el pasado ejercicio las empresas de Economía Social, término que agrupa a cooperativas y sociedades laborales, crearon 1.746 empleos, un 26% del total del empleo privado en Navarra.

De esta forma el total de empleo directo de este modelo empresarial ha alcanzado la cifra de 12.826 personas, con un crecimiento del 15,8% respecto al año anterior. “Esto supone 14 veces por encima de la media nacional”, ha explicado Ugalde.

Se trata de “una evolución en la que Navarra está marcado la diferencia. Por mostrar un ejemplo, en los últimos cuatro años el empleo en cooperativas y sociedades laborales ha crecido un 42% en Navarra, frente al 9,4% estatal”.

Si nos centramos en las cooperativas, 2017 ha supuesto en Navarra “el mayor crecimiento en el empleo de todas las épocas con un alza de un 21,3%”. Y siguiendo con la comparativa, “en los últimos cuatro años el empleo en este modelo de sociedad ha crecido un 58%, frente al 11,50% a nivel estatal”.

A %d blogueros les gusta esto: