La Junta avanza en el proyecto de economía circular para gestionar residuos en la Sierra

La Junta de Andalucía ha señalado que avanza en el proyecto de economía circular para la gestión de residuos en municipios de la Sierra de Cádiz, según se ha indicado en Ubrique (Cádiz), en una nueva comisión técnica desarrollada para su seguimiento, el delegado territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Cádiz, Daniel Sánchez.

En una nota, ha explicado que este encuentro sirve para evaluar la situación de esta iniciativa dotada con fondos europeos de la Inversión Territorial Integrada (ITI) y para concretar las cuestiones necesarias que favorezcan su implantación en la comarca.

Sánchez ha insistido en «la importancia de la cooperación y la implicación de los ayuntamientos y de los demás integrantes de esta comisión para que esta iniciativa sea una realidad». Asimismo, ha precisado que «hay que seguir avanzando con rapidez y eficiencia y necesitamos que todos compartamos este firme compromiso».

Asimismo, ha remarcado «la apuesta del Gobierno andaluz por la economía circular en la provincia» y ha apremiado a las administraciones locales, solicitando su colaboración «para poder dar pasos delante de manera ágil, en una iniciativa muy beneficiosa para la Sierra de Cádiz».

Estas comisiones técnicas que preside el Gobierno andaluz se desarrollan periódicamente en esta comarca gaditana y cuentan con la participación de alcaldes, así como de representantes de ayuntamientos, de la Mancomunidad de Municipios de la Sierra de Cádiz y de la Diputación Provincial, de la Confederación de Empresarios de la Provincia de Cádiz (CEC), de empresas del sector y de Ecologistas en Acción, entre otros.

El proyecto para la gestión de residuos en municipios de la Sierra de Cádiz, que cuenta con un montante global de 8,7 millones de euros, es una iniciativa innovadora de economía circular, vinculada a un ciclo que, tras el uso de productos lleva a la reutilización de residuos y a la fabricación de otros productos nuevos.

Este concepto implica a toda la sociedad y conlleva un cambio de modelo productivo que apuesta, entre otras cuestiones, por la reducción de residuos y su aprovechamiento, el empleo de nuevas tecnologías, la creación de empleo, el crecimiento económico, el ahorro energético y de materias primas, la sostenibilidad ambiental y, en definitiva, la mejora de la calidad de vida para los ciudadanos.

Fuente: 20minutos.es

A %d blogueros les gusta esto: