Las cooperativas agrícolas se vuelven cada vez más resilientes en las áreas rurales

Teniendo en cuenta que 13 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible están vinculados a la agricultura y la silvicultura, las cooperativas agrícolas pueden desempeñar un papel decisivo a la hora de dar cumplimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

La Agenda 2030 de las Naciones Unidas reconoce las conexiones existentes entre el apoyo a la agricultura sostenible, el empoderamiento de los pequeños agricultores, la erradicación de la pobreza rural, la inclusión social y el acceso a estilos de vida saludables. En cuanto que empresas cuya prioridad son las personas, las cooperativas pueden contribuir a alcanzar los 17 objetivos, que se centran en acabar con la pobreza, proteger el planeta y garantizar la prosperidad de todas las personas.

A fin de promover las asociaciones de múltiples actores sociales del sector agropecuario, el 56.º período de sesiones de la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas (CSocD56) celebró un evento paralelo sobre creación de resiliencia en las áreas rurales.

Durante la sesión se analizó cómo las cooperativas pueden ayudar a erradicar la pobreza y promover la prosperidad, y qué pueden hacer los gobiernos, la sociedad civil y la ONU para brindar un mejor respaldo a los agricultores y a sus cooperativas.

Daniela Bas, de la División de Desarrollo Social de las Naciones Unidas, presidió el evento e hizo una presentación sobre el tema describiendo cómo la pobreza, el hambre y la falta de un futuro viable pueden conducir a la migración a las ciudades y a otros países.

Una encuesta realizada en 2017 por Copa, el Comité de Organizaciones Profesionales Agrícolas, y Cogeca, la Confederación General de Cooperativas Agrícolas de la Unión Europea, reveló que los miembros del sector agropecuario estaban preocupados por sus perspectivas económicas futuras, sobre todo debido a la incertidumbre en torno a la evolución del mercado y el comercio mundiales.

Thomas Magnusson, presidente de Cogeca, fue uno de los conferenciantes que participaron en la discusión. Actualmente, Cogeca representa a 40 000 cooperativas agrícolas que dan empleo a unas 660 000 personas y cuya facturación anual global supera los 300 000 millones de euros en toda Europa.

Magnusson puso de relieve el papel de las cooperativas en la lucha contra la pobreza, ofreciendo a los agricultores un mejor acceso a los mercados, añadiendo valor y mejorando la resiliencia rural: “Las cooperativas agrícolas desempeñan un papel clave en la mejora de las vidas de millones de pequeños agricultores y sus familias, impulsando el crecimiento y el empleo en las áreas rurales. Ofrecen a los agricultores un mejor acceso a los mercados y les garantizan un mayor rendimiento de sus productos. Asimismo, ayudan a los agricultores a ser resilientes en tiempos de crisis. A día de hoy, procesan y comercializan alrededor de la mitad de la producción total del sector agrícola. Garantizamos la competitividad, aportando un valor añadido y mejorando la resistencia rural. Gracias a nuestros esfuerzos colectivos, la agricultura europea está alcanzando un nivel de ’anti-fragilidad’ que repercutirá en la próxima generación”, añadió Magnusson.

Señaló además que las cooperativas están permitiendo que los agricultores se posicionen en la cadena alimentaria y adopten soluciones digitales para ahorrar en costos de insumos y hacer frente a los desafíos del sector. “La investigación y la innovación impulsadas por la demanda, la formación y los servicios de consultoría, y el apoyo financiero para invertir en nuevas tecnologías son cruciales para ello”, afirmó.

Otra de las conferenciantes de esta sesión, Elisabeth Pape, ministra consejera y delegada de la UE en los Estados Unidos, se refirió a la importancia de aumentar la resistencia de los Estados miembros de la UE. Explicó cómo este compromiso había sido confirmado por el Consenso Europeo para el Desarrollo, adoptado en junio del año pasado, y que constituye la traducción de la Agenda 2030 para la cooperación al desarrollo de la UE. El consenso reconoce a las cooperativas como actores clave para impulsar la implementación de los ODS.

Carla Mucavi, directora de la Oficina de Enlace de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con las Naciones Unidas, estuvo de acuerdo con Magnusson en el importante papel que desempeñan las cooperativas en la consecución de muchos de los ODS, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo.

El movimiento cooperativo afirmó su compromiso con la agenda de los OSD en 2016, en una reunión de alto nivel en presencia de Daniela Bas, Carla Mucavi y otros representantes de la ONU. Desde entonces, más de 300 cooperativas han utilizado la plataforma Co-ops for 2030 de la Alianza Cooperativa Internacional (http://www.coopsfor2030.coop/en) para describir cómo están contribuyendo a implementar la agenda de desarrollo de las Naciones Unidas.

Fuente: CoopNews para la Alianza Cooperativa Internacional

A %d blogueros les gusta esto: