Litio para fabricar baterías entre productos más vendidos a China: envíos incrementaron 601,5%% en enero de 2022

Litio para fabricar baterías entre productos más vendidos a China: envíos incrementaron 601,5%% en enero de 2022

Mientras que las compras chilenas al gigante asiático estuvieron encabezadas por los teléfonos inteligentes, las computadoras y los automóviles para turismo, entre los principales productos vendidos desde Chile, además del cobre como principal commodity, se encuentra el carbonato de litio, un ingrediente fundamental para fabricar las baterías de los vehículos eléctricos. Según un reporte de Aduanas, en el primer mes del año, las exportaciones a China crecieron solo 0,4%, en comparación con las importaciones desde el país oriental que se dispararon 76,3%.

El comercio de Chile con China tuvo un comienzo dispar este primer mes del año 2022: las importaciones desde el gigante asiático crecieron 76,3% con compras por US$ 2.795 millones, mientras que las exportaciones sólo mostraron un alza del 0,4% al totalizar US$ 4.035 millones.

Así lo evidencian las cifras del reporte de comercio exterior que elabora el Departamento de Estudios del Servicio Nacional de Aduanas, ratificando una vez más que China aparece como el principal proveedor y comprador de Chile, con una participación del 35,4% en las importaciones y del 44,3% en las exportaciones al 31 de enero.

Las compras chilenas estuvieron encabezadas por los teléfonos inteligentes y demás móviles, que crecieron un 16% en relación al primer mes del 2021 llegando a sumar más de US$ 135,6 millones y tuvieron una participación del 4,9% sobre el total de importaciones desde China.

En segundo lugar, aparecen las computadoras o notebook, que totalizaron compras superiores a los US$ 86,1 millones con un crecimiento del 43,6% y una participación de 3,1%. Y en tercer puesto están los automóviles para turismo de cilindrada entre 1.000 y 1.500 cm3, con compras por US$ 75,4 millones lo que significó un alza del 57,5% y una participación del 2,7%.

También sobresalieron las alzas registradas en las adquisiciones de un tipo de pieza metálica o —como las define Aduanas—»productos laminados planos de hierro o acero sin alear, de anchura superior o igual a 600 mm, revestidos de aleaciones de aluminio y cinc», con una 360,9% de incremento y transacciones por más de US$ 65,6 millones. En tanto, los demás grupos electrógenos de energía eólica aumentaron 7.117,4%, al sumar sobre US$ 40 millones.

En relación a los principales productos vendidos al gigante asiático, el ranking lo encabezan los minerales de cobre y sus concentrados (40,7% de participación sobre el total de exportaciones a China), con envíos por más de US$ 1.641 millones, aunque tuvo una variación negativa del 14,3% al compararlo con el mismo mes del 2021.

Al metal rojo le siguen las cerezas con ventas por más de US$ 904,5 millones y un aumento del 9,2% (22,4% de participación). También destacan los envíos de cobre sin refinar, que con más de US$ 143 millones tuvo un alza del 3.274%, y los demás sulfatos que sumó US$ 104 millones lo que significó un aumento del 43.093,1%.

Carbonatos de litio suben como la espuma

Finamente pero no menos importante, el reporte de Aduanas revela que los envíos de carbonatos de litio desde Chile a China tuvieron un incremento del 601,5%, al totalizar ventas por más de US$ 81,6 millones en el primer mes del año 2022. El precio del ingrediente clave para fabricar las baterías de los vehículos eléctricos además estaría en una racha alcista que el gigante asiático mira desde cerca.

Según datos de la consultora S&P Global Platt’s y consignados por el medio mexicano especializado en el mundo tuerca y sus tendencias como la revolución eléctrica Motorpasion, los precios del carbonato de litio han aumentado un 531 % en un año, y afirman que asegurar el suministro «es un desafío».

Además, señalan que los precios del carbonato de litio de China han registrado nuevos máximos en las últimas semanas, hasta superar la barrera de los 303.000 yuanes por tonelada métrica; alrededor de 42.000 euros.

«No tenemos suficiente inventario para vender. Todo nuestro carbonato de litio se usa internamente para producir baterías de fosfato de hierro y litio, ya que la demanda de LFP sigue siendo fuerte», asegura un productor nacional a S&P Global Platt’s.

Recalcan, eso sí, que el carbonato de litio se podría convertir en un mercado casi tan volátil como el del crudo, con fuertes subidas y bajadas de precio. No obstante, mencionan que solo en junio de 2020, los vehículos eléctricos equipados con baterías LFP aumentaron un 109 % en China.

Fuente: elmostrador.cl