Modelo Cooperativo Para Enfrentar la Sequía

Modelo Cooperativo Para Enfrentar la Sequía

El agua es un recurso imprescindible para la vida y el desarrollo de cualquier actividad productiva. Aun así, en el mundo una de cada tres personas vive sin acceso a agua potable, lo que supone un enorme desafío para quienes enfrentan esta realidad.

En Chile, la cifra llega a un millón de personas, situación que se ha visto acentuada a consecuencia de la profunda sequía que nos afecta y que tuvo a 2021 como el más seco de los últimos 13 años

Cerca del 11% de la población chilena es rural, y son esas personas las más afectadas por la sequía. Según el Instituto Nacional de Estadísticas, sólo el 53% de la población rural tiene cobertura de agua potable.

Las cooperativas de agua potable y saneamiento rural tenemos un rol vital en estas zonas, asegurando el abastecimiento de las comunidades para aportar bienestar, tanto en materia de salubridad como en desarrollo social y económico.

Por primera vez en Chile, en la comuna de Paine se hizo una alianza tripartita entre la cooperativa de Agua Potable Hospital Champa; la municipalidad y la comunidad para desarrollar un proyecto de agua potable. A través de éste, más de 500 familias tendrán acceso a agua potable en los próximos meses, tras décadas dependiendo de camiones aljibe y un suministro discontinuo.

Esto demuestra que el trabajo colaborativo es una gran solución para problemas tan complejos. Cuando la comunidad trabaja unida, con ayuda de particulares, las soluciones pueden llegar más rápido.

Sin duda, el caso de Paine se puede replicar en otras comunas del país. En la Asociación Nacional de Cooperativas estamos convencidos de que debemos ser parte de los cambios que generen más inclusión y que cubran aquellas necesidades que las comunidades no tienen resueltas, impactando en los distintos territorios y llegando con nuestros servicios donde otros no llegan.

Fuente: elmostrador.cl