Nueva variedad de uva de mesa chilena que será comercializada en el exterior

El ministro de Agricultura destacó que la iniciativa se inserta en un Plan de Mejoramiento Genético que busca llegar con nuevas variedades a mercados de todo el mundo. Además, valoró el trabajo público-privado que lideraron entidades como Corfo e INIA para conseguir esta nueva variedad de uva de mesa chilena tras 30 años de investigación.

«Detrás de una caja de frutas va la historia de una familia, la de un grupo de emprendedores, la identidad de un país. Este tipo de iniciativas son las que buscamos impulsar desde nuestro Ministerio, aquellas conjugan innovación, Agricultura Familiar Campesina y asociatividad». Así describió el ministro de Agricultura, Antonio Walker, el impacto que está teniendo Maylen, primera variedad comercial de uva de mesa chilena que nació después de 30 años de investigación gracias a una alianza público-privada, la cual ya está impactando en mercados internacionales como China, Reino Unido, Estados Unidos, Corea y Japón.

El titular de la cartera del Agro especificó que la superficie plantada en Chile de esta variedad alcanza las 375 hectáreas, lo que representa un 18,8% de las plantaciones de variedades de uva negra a nivel nacional, y en países como Perú supera las 80 hectáreas. «Nuestra meta es llegar al primer millón de cajas exportadas de un producto que cuyas condiciones organolépticas son una de las mejores del mundo», indicó.

Otro de los puntos abordados por la autoridad fue el aporte que esta investigación genera en el país. «Esto nos va agregando alternativas a nuestra canasta exportadora. Necesitamos nuevas variedades con muy buenas condiciones organolépticas y, con nuestra propia identidad, ir conquistando los mercados internacionales», señaló. De igual modo aclaró que el mejoramiento genético es clave, pero es un trabajo a largo plazo que requiere seguir fortaleciendo el trabajo entre el sector público y privado para obtener nuevas variedades.

Las declaraciones las dio en el marco de un día de campo realizado en la comuna de Los Andes, donde un grupo de 19 pequeños fruticultores de San Felipe y Los Andes -bajo la certificación de Comercio Justo- ha logrado producir y exportar cajas de uva de mesa variedad Maylen, a través de un proyecto asociativo de fomento denominado MiFruta que es apoyado por el Gobierno.

En la actividad organizada por el Consorcio Biofrutales y Corfo, el ministro Walker estuvo acompañado del Vicepresidente Ejecutivo de Corfo, Sebastián Sichel; el Director Nacional de INIA, Pedro Bustos; el Presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, actores del sector frutícola y autoridades regionales.

«Maylén fue creada mediante mejoramiento genético convencional, que consiste en cruces sucesivos de diferentes variedades, durante un largo período, en busca de ciertas características. En el mejoramiento se usa polen para reproducir las plantas. Este proceso llevado a cabo por el INIA tomó muchos años hasta que se llegó a la variedad actual, así que es un orgullo poder estar mostrando hoy las plantaciones de uva de la variedad Maylen, de la mano de Corfo y Biofrutales», enfatizó el director nacional de INIA.

En tanto, el Vicepresidente Ejecutivo de Corfo dijo esta actividad es un hito fundacional de como deben desarrollarse los sectores productivos en Chile y lo colocan en la vanguardia de un país que no solo produce cosas, sino que las piensa y las hace de calidad para competir en los mercados mundiales. «Aquí tenemos una uva pensada en Chile, pequeños agricultores asociados, fondos de financiamientos públicos y privados que están desarrollando esta oferta, y productores pequeños, pero que son de clase mundial en la forma en que están produciendo hoy día».

Mientras que el presidente de Fedefruta, Jorge Valenzuela, explicó que el gremio ha trabajado por casi diez años con estos pequeños productores de Aconcagua, dándoles herramientas para la asociatividad, para acceder a nueva genética y ser competitivos en mercados tan exigentes como Gran Bretaña y China y Corea. «Hoy al ver sus huertos de uva Maylen, 100% desarrollada en Chile por el INIA y Biofrutales, y sus procesos en packing, nos alegra mucho corroborar que este es el camino, el de acceder a nuevas variedades, el de asociarse para fortalecer la posición de los pequeños productores en el mundo global», puntualizó.

Fuente: eleconomistaamerica.cl

A %d blogueros les gusta esto: