Nuevas oportunidades para los quesos chilenos en el mercado interno y de exportación

Actualmente, estoy apoyando el desarrollo de una marca y un canal de comercialización que permita a productores, emprendedores, queserías y cooperativas, acceder a mercados de mayor valor con productos diferenciados como quesos artesanos maduros finos de alta gama.

Desde junio de 2020, cuando se hizo el lanzamiento del Diario Lechero, he venido destacando las oportunidades que existen para la producción de quesos tanto para el mercado interno como de exportación y cada vez las cifras y las recomendaciones de distintos expertos y organismos relacionados con el comercio internacional de alimentos, han ido dando la razón.

El último “Boletín Sector Lácteo: estadísticas de comercio exterior”, con información a febrero 2021, de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), mostró que el valor de las importaciones de quesos en el período enero y febrero de este año aumentó un 79,5%, llegando a un total de US$ 51.7 millones. 

En cuanto al volumen de productos, el informe muestra que entre enero y febrero se importaron 13.249 toneladas de quesos, un 81,9% más que en igual período de 2020, a un valor promedio de US$ 3.909/t.

Lo anterior demuestra que existe un gran espacio para la producción de quesos en Chile, que sustituyan este gran volumen de productos importados, que actualmente representan el 74,83% del total de importaciones de lácteos.

Sin embargo, y pese a la enorme oportunidad que se aprecia, la estrategia que más recomiendo no es competir por precios, en productos masivos, en donde hay países productores que pueden producir a bajo costo y grandes volúmenes.

Tal como lo señalé en noviembre del año pasado en una columna como ésta, creo firmemente que es mejor competir con productos de mayor valor agregado.

En dicha ocasión cité el último informe de Comercio Exterior de Quesos publicado por Odepa, en el que Bernabé Tapia, del Departamento de Análisis de Mercado y Política Sectorial, y Guillermo Iturrieta, gerente general de la Asociación de Exportadores de Productos Lácteos (Exporlac), concluían que “como en otros productos agropecuarios, el principal factor de competencia para Chile, más que un volumen importante, estará en lograr productos que se diferencien, con mayor valor agregado y características que los consumidores aprecien por sobre productos más masivos. En este escenario, el queso tipo gouda representa el producto común, el cual también tendrá un lugar importante en las exportaciones, especialmente para las industrias más grandes. Sin embrago, el desafío para la industria será avanzar en la producción de quesos maduros finos”. 

Así las cosas, ya sabemos que existe un espacio en el mercado interno para sustituir importaciones con productos masivos, como el queso fresco, gauda, mantecoso y otros, sin embargo, coincidimos con otros analistas en que el camino a seguir es el desarrollo de quesos artesanos, maduros finos, de exportación y alto valor agregado, adaptando el modelo de algunas cooperativas de Suiza por ejemplo, que generan una receta y un tipo de queso especial, dando la opción a productores y queserías pequeñas y medianas para que produzcan estos quesos, los que luego de cumplir con los protocolos establecidos, son comprados -mediante un sistema de comercio justo- y llevados a cavas especiales para madurarlos, afinarlos y después venderlos en mercados que buscan productos gourmet de alta gama. 

Ese es el modelo que estamos interesados en potenciar y desarrollar, para diversificar la oferta productiva de quesos, junto a algunas queserías y productores lecheros y a instituciones como el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), que ha hecho importantes estudios científicos que han demostrado que la leche de vaca producida en el sur de Chile, en sistemas de libre pastoreo, se distingue y tiene propiedades beneficiosas para la salud.

Esperamos muy pronto presentarles la marca que se está desarrollando en el marco de un proyecto ejecutado por el INIA, con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), que busca diversificar la oferta y agregar valor a la producción, a través de nuevos prototipos de quesos saludables, apuntando a un mercado que hemos prospectado y en el que tenemos canales de distribución y comercialización, para un segmento de alto valor, que permitirá potenciar el sector lechero nacional y apoyar en especial a pequeños y medianos productores de leche y queso.

Autor: Alejandro Thomas Bas, Ingeniero en Alimentos y fromelier, con vasta experiencia en comercio internacional de productos alimenticios. Actualmente, es socio de una planta productora de quesos artesanos con leche de cabra en el Valle de Colchagua y gestor comercial de exportación de alimentos procesados de alta gama.

Contacto: 

Dirección: Correo Peralillo, Casilla Postal Nro.12 , CP 317000 Colchagua, Región de O’Higgins, Chile. e-mail:alejandro@fromelier.cl Cel. +56983417177 

Instagram: @elfromelier

Fuente: diariolechero.cl