OBRAS DEL PUENTE CHACAO PRESENTA RETRASOS

Obras del puente Chacao presentan retrasos y dificultades administrativas

Trabajos registran hasta 10 meses de demora, según cronograma original. Contraloría objetó contrato del MOP para contar con un asesor fiscal.

Un problema de 2,5 kilómetros está en las puertas del Ministerio de Obras Públicas (MOP). Eso es lo que mide el puente Chacao, cuya construcción estaría registrando los primeros retrasos, según señalan fuentes cercanas al proyecto, autoridades y parlamentarios locales. De hecho, de acuerdo a información entregada por la Dirección de Vialidad del MOP a La Tercera vía transparencia, se constata que existen hasta 10 meses de demora en algunas obras del viaducto, que pretende unir al continente con la Isla Grande de Chiloé, en la Región de Los Lagos.

Por ejemplo, la carta Gantt que estableció el Consorcio Puente Chacao, a cargo de la construcción e integrado por la empresa brasileña OAS y la coreana Hyundai, establece que la fundación de la pila sur (estructura que sostendrá el cableado) y la preparación de los moldajes se iniciarán en el tercer trimestre del 2015. Sin embargo, según informó Vialidad, estas labores comenzarían “el segundo semestre del presente año”.

Otro caso es el diseño de la obra. A fines del año pasado, el ministro Alberto Undurraga informó que el consorcio entregó el diseño definitivo hace seis meses, en agosto, para que la cartera lo revise y apruebe, situación que sigue en trámite. Vialidad añadió esta semana que “continuamos en la subfase de diseño y una vez lograda la aprobación del Proyecto de Ingeniería Definitivo pasaremos a la subfase de construcción”.

El servicio agregó que “los cambios de fechas en la subfase de diseño no cambia el plazo total del contrato”.

Las razones para estos retrasos, según personas que conocen la tramitación del proyecto, varían entre la dificultad del diseño de ingeniería, las exigencias técnicas y administrativas, además de un choque cultural entre los ejecutivos coreanos y la normativa chilena.

A lo anterior se suman las observaciones que hizo la Contraloría General al contrato de asesoría a la inspección fiscal que ingresó el MOP para toma de razón, y que es necesario para que el equipo del ministerio a cargo del proyecto pueda visar cada etapa cumplida en la obra (ver nota secundaria).

La situación preocupa a las autoridades locales, sobre todo luego del anuncio de ajuste fiscal que realizó el Ministerio de  Hacienda. La diputada por la zona y presidenta de la Comisión de Obras Públicas de la Cámara, Jenny Alvarez (PS), aseguró que hace unas semanas “estuvo el ministro subrogante (Sergio Galilea) e informó que hay un atraso de 120 días, pero que el resto de la obra (accesos e instalación de campamentos) está funcionando como se ha planificado”.

El diputado Enrique Jaramillo (PPD), también representante regional, dijo que si bien para este año el presupuesto está aprobado, “se ha planteado la posibilidad de recortes en la grandes obras públicas que pueden esperar”.

Financiamiento

OAS, mediante su filial en Chile, tiene un 49% de participación del consorcio, mientras que la coreana Hyundai posee el 51%. Sin embargo, por inconvenientes económicos en Brasil de OAS, desde 2015 la administración está en manos de la firma coreana.

“Todo funcionó bien, sin problemas, hasta que estalló el escándalo con Petrobras en Brasil, en 2014, y que afecta a OAS”, explicó una fuente cercana al proyecto. “Con mucho disgusto (los coreanos) tomaron la administración, porque chocan con las normas y regulaciones que Chile impone en los contratos públicos. Como este es un proyecto social y político extremo, tiene plazos muy rígidos, con presentación de informes y muchas más garantías que el promedio de los contratos”.

También habría disconformidad por parte de Hyundai por la forma de pago, ya que el contrato estipuló hacer efectivo el cobro sólo en la medida en que se cumplen los hitos del proyecto. La misma fuente explica que los costos de los primeros dos años y medio, que se estiman en US$ 270 millones, deben ser financiados por el consorcio, que en la práctica está en manos de Hyundai, generando “mucho estrés económico”.

De hecho de los más de $ 360 mil millones de presupuesto público que se invertirá en esta obra hasta que finalice su construcción, en 2020,  en los últimos dos años se habrían pagado sólo $ 7 mil millones a las empresas constructoras. Para este 2016, aseguraron parlamentarios de la Subcomisión Mixta de Presupuesto, que visó el erario del MOP, se estima un gasto de hasta $ 20 mil millones.

Hyundai puede optar a seguir solo con el proyecto o buscar otro socio, lo que implicaría cambios en los documentos de garantía que tiene el MOP, ya que las cauciones fueron entregadas tanto por OAS como por la firma coreana.

Vialidad informó que las boletas de garantía de fiel cumplimiento por las firmas son “del Banco Santander, en representación de Banco Santander Brasil (…) por UF 749.080, y la segunda por un monto de UF 779.404 del Banco HSBC Chile, en representación del Banco HSBC Korea”.

La diputada Alvarez agregó que “los costos de todos los materiales hoy están con un precio mayor que el que se programó cuando el proyecto fue licitado. Es una preocupación, por la situación de la economía y porque los recursos del Estado han disminuido, pensar que esta inversión termine costando más de lo que se programó”. Este escenario también habría sido advertido por los coreanos al MOP.

Choque cultural

Según las mismas fuentes consultadas, los ejecutivos extranjeros también han tenido cuestionamientos por las leyes laborales y hasta “tratan de hacer lo máximo sólo con coreanos. No quieren utilizar a ningún chileno, sino los mínimos que exige el contrato”.

Un choque cultural que también evidenció la alcaldesa de Ancud, Soledad Moreno (DC). “Debo reconocer que la relación entre coreanos y la gente de Chiloé ha sido muy poco fluida, no es fácil llegar a ellos”, comentó.

Moreno añadió que el escenario más complejo es que la obra ya lleva más de un año y medio en curso, y “no produce ningún resultado ante la comunidad”.

Por su parte, el diputado Patricio Vallespín (DC), apuntó a proteger el proyecto y hacerlo viable. “No puede volver a etapa cero. Ha sido más lento de lo esperado, pero el proyecto sigue hasta donde yo entiendo viento en popa, con reacomodo de tiempo y tareas que espero que se cumplan”.

 FUENTE: LATERCERA
http://www.latercera.com/noticia/nacional/2016/03/680-671951-9-obras-del-puente-chacao-presentan-retrasos-y-dificultades-administrativas.shtml


A %d blogueros les gusta esto: