Pleno de la Convención aprobó catorce artículos del primer informe de la Comisión de Derechos Fundamentales

En la sesión N° 66 del Pleno de la Convención Constitucional se deliberó y votó el primer informe de la Comisión de Derechos Fundamentales. El texto presentó iniciativas relacionadas con el objeto y fin, Financiamiento de los derechos fundamentales, titularidad; además de la libertad de expresión, de conciencia, a emprender, derecho a vivir en entorno seguro, derechos sexuales y reproductivos y derecho a la propiedad, entre otros.

En esta instancia, se votaron 50 artículos previamente aprobados por la Comisión. De ellos 14 fueron aprobados para ser votados en particular y 36 fueron devueltos a la comisión para realizarles indicaciones, con el objetivo de presentar una mejor propuesta.

Entre las iniciativas aprobadas se encuentra el derecho a la libertad personal y seguridad individual. Éste sostiene que ninguna persona puede ser privada de su libertad arbitrariamente ni ser restringida sino en los casos y en la forma determinados por la Constitución y las leyes.

Además, se dio luz verde al artículo que garantiza que todas las personas son titulares de derechos sexuales y reproductivos. Estos comprenden, entre otros, el derecho a decidir de forma libre, autónoma e informada sobre el propio cuerpo, sobre el ejercicio de la sexualidad, la reproducción, el placer y la anticoncepción, asegurando a todas las mujeres y personas con capacidad de gestar, las condiciones para un embarazo, una interrupción voluntaria del embarazo, parto y maternidad voluntarios, protegidos y el acceso a una educación sexual integral.

También, se aprobó la iniciativa que garantiza los derechos de las personas chilenas en el extranjero, que asegura el acceso a vincularse permanentemente con los asuntos públicos y el devenir del país. La ley establecerá los mecanismos adecuados para promover, con perspectiva comunitaria y pertinencia cultural, el ejercicio de este derecho.

A su vez, se visó el derecho a la integridad personal, que resguarda la integridad física, psicosocial, sexual y afectiva. También, señala que ninguna persona podrá ser sometida a torturas, ni penas o tratos crueles, inhumanos o degradantes. Este artículo fue aprobado por unanimidad del Pleno de la Convención, es decir, 154 votos a favor.

Los otros artículos aprobados fueron: Objeto y fin, Derecho a la vida, Principio de progresividad y no regresión de los derechos fundamentales, Derecho a la autonomía y a la libre determinación, Prohibición de la desaparición forzada, Imprescriptibilidad y prohibición de la amnistía, Deberes de prevención, investigación y sanción, Derecho de asociación y Reconocimiento del Estado a la función social, económica y productiva de las cooperativas.

Una vez finalizada la votación, los coordinadores, Janis Meneses y César Valenzuela se mostraron satisfechos con los resultados y afirmaron que desde ya trabajarán arduamente para mejorar las iniciativas devueltas.

Janis Meneses indicó que «hicimos una solicitud al Pleno de la Convención de que nos ayudaran: aquellas normas que, a nuestro juicio necesitaban una revisión, que pudieran rechazarse en general para tener un tiempo de mejoras y afinarse en los elementos que pudieran hacerlo”. Asimismo, destacó especialmente la aprobación de las propuestas referidas a derechos sexuales y reproductivos y educación sexual integral.

Por su parte, el co-coordinador de la Comisión, César Valenzuela, explicó el porqué de tantas iniciativas rechazadas con un alto número de votos negativos y adelantó que pondrán todo el esfuerzo en mejorar las normas que no fueron aprobadas por el Pleno.

Los catorce artículos aprobados serán sujeto de indicaciones por parte de los y las convencionales y pasarán a ser deliberados en particular en el Pleno de la Convención. De ser aprobados, formarán parte del borrador de nueva Constitución, mientras que los artículos rechazados volverán a la Comisión, donde serán perfeccionados.

Fuente: radioudec.cl