Presidente de la Sofofa sobre bolsas plásticas: “El camino es la economía circular,no la prohibición de un producto”

Estándares medioambientales, desarrollo social, productividad y rentabilidad son los cuatro pilares de la nueva era de la Sofofa. Además, Bernardo Larraín explica que, cómo el tema del reciclaje está cada vez más inserto en las conversaciones y acciones de las empresas.

Aunque Sofofa lleva varios años con proyectos, comités y seminarios sobre diversos aspectos de la sustentabilidad, la aparición de la nueva Ley de Reciclaje (REP) hizo apretar algunas teclas, que están dando como resultado un fuerte foco de este gremio hacia la Economía Circular. Tanto así, que Bernardo Larraín, presidente de la Sofofa, parece un director de orquesta tratando de alinear a los directorios de las empresas al respecto, dando su opinión al gobierno y promocionando su caballito de batalla: el nuevo “Sofofa HUB”.

¿El reciclaje es realmente importante para las empresas o es una reacción a la Ley REP?

-Es importante, pero está dentro de un paraguas mayor que es el de la Economía Circular, donde convergen cuatro elementos: estándares medioambientales, desarrollo social, productividad y rentabilidad, los cuales hacen una sinergia.

Quienes creen lo contrario, tienen una visión de exclusión e incompatibilidad. Hemos acompañado de forma muy activa al proceso de diseño de la REP, pero ahora el concepto de economía circular es más amplio.

¿Y qué están haciendo al respecto?

-El proyecto “REPposicionando” que lanzamos el año pasado es un ejemplo que tiene un componente social, ya que capacita y certifica a recicladores de base.

Ya estamos haciendo el proyecto piloto y la meta es certificar a 600 recicladores al año. Además, se aprobó un Acuerdo de Producción Limpia (APL) de ecoetiquetado y lanzamos un ecosistema de innovación denominado como “Sofofa HUB”, donde identificamos tres nodos de innovación: Transformación Digital, Biotecnología y Economía Circular. Sin embargo, está evolucionando para que el eje central sea este último elemento.

¿Por qué?

-Porque hay muchas tecnologías que son facilitadoras de la Economía Circular. Ese es nuestro norte.

¿Cuál es la agenda de ese HUB?

-Actualmente estamos en la búsqueda de un director ejecutivo. La idea es que el catalizador de los proyectos sean las demandas, fricciones y desafíos de las grandes empresas de Chile para luego buscar soluciones tecnológicas, modelos de negocio en ecosistemas de emprendimiento y sectores académicos en Chile y el extranjero.

¿Cuáles son esas fricciones de las empresas con respecto a la REP?

-El Comité REP ha identificado algunos desafíos como el cultural y educativo. Creemos que la REP podría haber sido más precisa en esa dimensión, haberle dado un mandato al Estado (o mediante colaboración público-privada) para implementar un proceso de cambio cultural en los consumidores. Otra preocupación es establecer una línea base con información homogénea, así como establecer bien las metas de valorización.

Aún quedan algunas mesas de trabajo para establecer los reglamentos de la categoría Envases y Embalajes. ¿Esperan dar sus argumentos ahí?

-El Comité REP está en constante conversación con el Ministerio de Medio Ambiente. Podemos tener diferencias, pero todos queremos que sea una implementación exitosa. Pero realista.

¿De qué forma influye en esa conversación la prohibición de las bolsas plásticas? Esa industria ha puesto el grito en el cielo…

-Nosotros empatizamos con ese tipo de medidas, porque a todos nos causa indignación ver bolsas plásticas en los mares chilenos. Pero de la indignación no se puede pasar simplemente a una regulación reactiva. Creemos que el camino es la economía circular, no la prohibición de un producto, a pesar de que desde el punto de vista de la opinión pública, claramente, es una acción muy apreciada.

¿El tema del reciclaje es relevante en la conversación de los directorios de empresas?

-Es relevante. Siempre los proyectos de ley tienen la virtud de visibilizar un tema mucho antes de que se promulgue la ley.

¿Por ejemplo?

-Estuve en el foro económico mundial en Davos donde vi cómo los CEO de muchas empresas de consumo masivo se arremangaban su camisa para enfrentar los desafíos de la economía circular. Por eso decidimos enfocar al Sofofa HUB en esa materia.

¿Pero cómo lo visibilizan los directorios a nivel local?

-Creo que hay que romper las inercias. La Sofofa siempre se reconoce como una institución que espera incidir en las políticas públicas, pero ahora nosotros estamos agregando un segundo rol: si tenemos 170 empresas grandes en Chile, también tenemos que ser una plataforma para compartir buenas prácticas empresariales para romper esas inercias y ahora, una de las claves es la Economía Circular.

Fuente: Pulso, La Tercera.

A %d blogueros les gusta esto: