REPUNTE DE PROYECTOS ENERGETICOS SE DEBE EN GRAN MEDIDA A LAS ERNC

El académico de la Universidad Católica, Hugh Rudnick, explica el sólido escenario energético nacional, advirtiendo a la vez, la necesidad de que el país esté preparado para contingencias de carácter natural que pueden afectar el suministro energético.

—¿Cómo se encuentra el estado de generación eléctrica en el país en la actualidad?
—El ámbito de lo que es la expansión de generación está realmente en una condición excelente. Ha habido un repunte de los proyectos de inversión en gran medida liderado por las energías renovables no convencionales, proyectos que en general han sido estimulados por las licitaciones de las empresas distribuidoras. En lo que fue una muy buena decisión que tomamos el 2005 con la Ley corta 2, creamos un mecanismo para que los inversionistas extranjeros realmente llegaran al país atraídos por contratos de largo plazo, y donde las condiciones de oferta las define cada generador. Eso sumado a una mejoría en los procesos de licitaciones -que han reducido los riesgos de participar- ha hecho que estemos en una situación realmente privilegiada de expansión de generación.
—Ante la falta de lluvia este año, ¿se han visto afectadas las empresas generadoras de energía para poder abastecer la demanda?
—Ha ayudado la condición de que el país está creciendo menos, por lo tanto la demanda futura se ha reducido, y por lo tanto tenemos capacidad suficiente para abastecer la generación sin mayores problemas. Hace tiempo que no la teníamos. A pesar de que a comienzos del 2010 y 2011 realmente estábamos preocupados de que no hubiera suficiente expansión, se produjo un cambio notable.
¬—¿La situación hídrica puede afectar los precios de la energía este año?
—Los precios de la energía para los consumidores domiciliarios están fijados por contratos de largo plazo. Entonces que un año haya lluvia o no haya lluvia, no afecta al consumidor final.  Fundamentalmente los precios están dados por las ofertas que se hacen en estas licitaciones, y felizmente la tendencia ahí es a la baja, porque estábamos viendo -con el gobierno anterior- un escalamiento de los precios de estas licitaciones que nos tenía muy preocupados. Estamos hablando de precios del orden de US$120 y no había oferta. Hoy día estamos hablando de ofertas de US$80 de US$70 en que realmente proyectan una tendencia a la baja de estos precios.
—¿Por lo tanto no se necesitarían planes de contingencia para mitigar una eventual insuficiencia de fuentes energéticas?
—Lo que nos falta yo creo avanzar en Chile es en poder prepararnos mejor para contingencias mayores por desastres naturales (…) ahí evidentemente tenemos mucho que hacer en tratar de mejorar la resiliencia del sistema para que pueda realmente enfrentar esas condiciones.
FUENTE: ESTRATEGIA