Sandra Gillot, Socia Fundadora de Benexia: “Tenemos una Cadena Completa de Producción muy Barata para el Medioambiente, con una Huella de Carbono muy Baja”

Sandra Gillot, Socia Fundadora de Benexia: “Tenemos una Cadena Completa de Producción muy Barata para el Medioambiente, con una Huella de Carbono muy Baja”

La escasez de agua, la sequía y la salinidad son algunas de las limitaciones ambientales más importantes que desafían la productividad agrícola en nuestro país y en el mundo. Uno de los productos que es capaz de enfrentar estas adversidades es la Chía.

Su mayor potencial reside en la producción de un tipo de aceite que ofrece el más alto porcentaje conocido natural de ácido alfa-linolenico en comparación con otras especies vegetales, que es esencialmente un tipo de ácidos grasos omega 3 no saturado.

Por lo tanto, son considerados como un alimento funcional. Conversamos con Sandra Gillot, socia fundadora de la primera empresa chilena que procesa la chía y comercializa subproductos de ésta en el mundo entero, Benexia.

Guillot explica que “en la chía no hay nada malo, no hay gluten, no hay carbohidratos ni azúcares, es un producto excepcional por su perfección nutricional. El alto contenido de alfa-linolenico que necesitamos ingerir y que lo transformamos en nuestra digestión, para que nos sirva en todas las funciones vitales celulares”.

Y señala que “hoy lo que hacemos en Arica son extracciones, extraemos el aceite para vender omega 3 a unos tipos de industria y con lo que queda extraemos fibra y proteína para dividir en industrias distintas donde se requiere estos productos en polvo, así la transformamos en un producto que se puede usar en alimentos y bebidas, y exportamos al mundo entero. Somos la única empresa a nivel mundial en hacer este tipo de extracciones sobre la chía”.

Sustentabilidad

La socia fundadora de Benexia asegura que “hemos tenido siempre una visión de este negocio muy sustentable, desde la partida en la parte agrícola, gente que cuida su campo, que trabajan bajo los conceptos de agricultura regenerativa, siembra directa, cuidado total de su capital que es la tierra; y en Arica la planta la conceptualizamos bajo un concepto de sustentabilidad”.

Y añade que “hoy llegamos a tener una cadena completa de producción que es muy barata para el medioambiente, con una huella de carbono muy baja. Tenemos una ventaja muy grande al estar en Arica, donde la energía viene en gran parte de la energía solar, y eso nos da ventajas, porque los clientes nuestros sí les importa la huella de carbono de sus proveedores”.

Desafíos

Guillot señala que “exportamos 2 mil toneladas de chía transformada en ingrediente por año, esto se va en aceite de chía, en proteína de chía o en fibra. Se va en barcos hacia Estados Unidos y un poquito en Europa, y creciendo fuerte”.

Y en cuanto a sus desafíos, indicó que “tenemos que ser financieramente sanos para aguantar el crecimiento agrícola, la chía se produce una vez al año y tenemos el gran desafío de financiar el cultivo, también en Arica para hacer crecer la linea de producción, encontrar la mano de obra adecuada para acompañar nuestro crecimiento y ojalá desarrollos interesantes en la industria de alimentos a través de nuestra pequeña incubadora de alimentos, done creamos formulaciones de nuestros ingredientes para nuestros clientes.

Fuente: radioagricultura.cl