Se Firmó Convenio para termino de obras con Cooperativa de Agua Potable de Santa Filomena, 300 familias beneficiadas.

Resultado de imagen para agua potable ruralDesde hace 10 años que un gran número de vecinos del sector de la Higuera y lo Galdámez en la comuna de Santa María, están esperando un arranque de agua potable para sus casas. Sin embargo, el 2011, la empresa que debía ejecutar los trabajos, quebró a medio camino, dejando un sin número de obras inconclusas y un engorroso caminar por la burocracia estatal para continuar los trabajos. Sin embargo, tras un arduo trabajo que involucró al municipio, a los Core, al personal de la cooperativa y al propio Intendente Gabriel Aldoney, se logró el objetivo y se liberaron 200 millones de pesos para que otra empresa retome las obras ya a medio camino y edifiquen, además, nuevas instalaciones, como las dos copas de 200 metros cúbicos de capacidad que vienen a mejorar la presión y aumentar la cantidad de arranques que pueden ser atendidos por la Cooperativa de Agua Potable Santa Filomena.

El Alcalde Claudio Zurita manifestó su felicidad al respecto de un proyecto que había quedado rezagado: “Hubo todo un proceso de muchos años y por uno u otro motivo se atrasó, pero ya están los fondos, por lo tanto se va a comenzar a licitar y dentro de 2018, este proyecto se va a hacer realidad. Hay cerca de 300 familias que están esperando tener su agua potable como corresponde dentro de sus casas, así es que ahora vamos a poder cumplir con toda esta gente con quienes estábamos en deuda”.

Por su parte, Marisol Ponce, quien es Vicepresidenta de la Cooperativa y además Concejal de la comuna y vecina del sector, se mostró muy feliz y aliviada, ya que ella se había llevado gran parte de la presión de sus vecinos: “ Para ser honesta, en muchas ocasiones yo creí que esto no se iba a concretar. Porque es una inversión estatal grande y tuvimos muchas reuniones donde no se concretaba un acuerdo. Los vecinos en realidad ya nos tenían muy presionados y con justa razón. Así es que esta excelente noticia, le vamos a solucionar el problema a centena de vecinos y eso me deja muy contenta y porque no decirlo, aliviada. Vivir con el agua restringida o faltante, es algo que ya no podemos imaginar en el siglo XXI, y con esto también aprendimos lo importante que es conservarla y cuidarla, dándole un uso racional”, concluyó la edil, que tiene su domicilio justo en el área afectada.

Fuente: lavozdelaconcagua

A %d blogueros les gusta esto: