Sector Apícola ya cuenta con nuevos perfiles laborales para certificar competencias de sus trabajadores

Se trata del levantamiento de un nuevo perfil laboral correspondiente a Operador Apícola y a la actualización de seis perfiles laborales correspondientes a Apicultor, Encargado de procesos de polinización, Criador de abejas reinas, Extensionista apícola, Gestor apícola local y Operador de sala de extracción de productos apcolas.

El proyecto fue impulsado por la Red Apícola Nacional y la Comisión del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, ChileValora. 

En nuestro país, la miel destaca como el mayor producto primario de exportación pecuaria de nuestro país, sin embargo, el capital humano asociado a la apicultura está principalmente asociado al núcleo familiar, de acuerdo al estudio estratégico de la cadena apícola de Chile publicado por Odepa el 2015, el 22,7% de los apicultores maneja su producción sin apoyo de personal, la mayoría lo hace con el apoyo del grupo familiar y en promedio ocupan 1,2 a 1,7 personas en periodos de cosecha.

Por lo anterior y ante la propuesta de la Federación Red Apícola Nacional para trabajar en los perfiles laborales del Subsector Apicultura, ChileValora dio inicio al proyecto de competencias laborales para el fortalecimiento de estas en los trabajadores del mundo apícola, el mejoramiento de sus procesos productivos y por consecuencia de la calidad de los productos y la generación de estándares que permitan al sector competir en el mercado internacional.

El proyecto, que fue desarrollado por casi un año en las regiones de Valparaíso, Bio Bío, La Araucanía y Metropolitana ­–por ser las localidades donde se identificó más producción apícola a nivel nacional­–, fue desarrollado a través de la metodología de ChileValora, centrada en el diálogo social tripartito, vale decir, los resultados se obtuvieron luego del trabajo del Organismo Sectorial de Competencias laborales del Subsector Apícola, compuesto por representantes de trabajadores (Federación Red Apícola Nacional), de Empleadores (Agro-Apicultura Carlos Leinenweber) y del Sector Público (Odepa, ACHIPIA, INDAP, SAG).

Los productos obtenidos de este trabajo (7 Perfiles Laborales, 7 Planes Formativos, 3 Rutas Formativo Laborales y el poblamiento del Marco de Cualificaciones) fueron presentados al Subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, al Director Nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, al secretario ejecutivo de ACHIPIA, Michel Leporati y a la subdirectora de ChileValora, Jelly González. Esta última señaló que “nos alegra comenzar esta temporada que sabemos es de arduo trabajo para el sector apícola, con esta buena noticia y no solo por el impacto que tiene en el sector a nivel de productividad nacional, sino que también, el impacto que el trabajo apícola genera para la conservación de nuestra biodiversidad”.

Para Misael Cuevas, presidente de la federación Red Apícola Nacional e integrante del Organismo Sectorial, indicó su alegría por llegar a un nuevo escalón en el desafío de la cadena apícola como es el proceso de modernización y profesionalización, agregó además que “este proyecto tiene varias virtudes, y una de ellas es el tripartismo, es decir cómo uno se siente parte de un co – diseño de una apuesta estratégica y de un co – diseño que arranca de nuestras propias experiencias”.

Por su parte, el Subsecretario de Agricultura, Claudio Ternicier, destacó la importancia de centrar la atención en las personas, “el desarrollo de los recursos humanos es clave, sin eso no logramos nada, hay mucha tecnología, mucha investigación, mucho adelanto tecnológico, por cierto todo bienvenido y para todas las actividades que hay que hacer a lo largo de las cadenas productivas, pero detrás de todo eso están las personas… hay que profesionalizar la actividad apícola, es esencial si queremos ser realmente eficientes productivamente y competitivos en el mercado”.

Los productos levantados en este proyecto, permitirán a los trabajadores y trabajadoras del sector, acreditar ante el mercado lo que saben hacer, ampliando sus perspectivas laborales y su empleabilidad y al mismo tiempo proveerá a la industria de un documento oficial que asegura que un trabajador cuenta con las competencias necesarias para desenvolverse adecuadamente en la labor encomendada.

ChileValora

La Comisión del Sistema Nacional de Certificación de Competencias Laborales, ChileValora, nació con el objetivo de fortalecer el capital humano y la productividad del país, haciendo frente a los bajos niveles de escolaridad y especialización de nuestra fuerza laboral. Esto es corroborado por datos de la encuesta Casen 2015 que indican que el 33% de la población del país que tiene entre 20 y 65 años no ha completado la educación media y por tanto que no cuentan con un certificado que los acredite en la labor que desarrollan cotidianamente.

ChileValora trabaja para certificar las competencias laborales de los trabajadores y trabajadoras, para lo cual se articula de forma tripartita mediante el diálogo social entre trabajadores, empleadores y gobierno, reuniendo diversas visiones respecto de las competencias que deben poseer los trabajadores según su oficio. En ocho años de funcionamiento ha desarrollado proyectos para identificar perfiles laborales y sus características en 21 sectores productivos y 47 subsectores (equivalente al 90% de los sectores definidos por el INE) y 28 de las 50 ocupaciones con mayor empleo en el país las que equivalen al 65% del empleo.

Acentoenlace comunicaciones

A %d blogueros les gusta esto: