SEREMI DE ECONOMIA DESTACA “COOPERATIVISMO”

El valor del cooperativismo como modelo asociativo que contribuye al desarrollo de los sectores productivos que impulsan la economía regional es el objetivo que persigue impulsar la cartera regional.

Tras dos años desde que asumiera el cargo, en marzo del 2014, Ana María Bravo Castro, Seremi de Economía, Fomento y Turismo, abogada de la Universidad de Chile, plantea la asociatividad como eje a través del cual articular el desarrollo productivo de la Región de Los Ríos: “Queremos impulsar la economía social, lo que implica la asociatividad desde el punto de vista del trabajo que se puede realizar a través de un modelo de cooperativismo, uno de los propósitos de las medidas de la Agenda de Productividad Innovación y Crecimiento del Gobierno de la presidenta Michelle Bachelet”.

Seremi_Ana_María_Bravo_2016El concepto de “economía social”, que está a la base de este enfoque, engloba al conjunto de organizaciones microeconómicas caracterizadas por una ‘ética social’. Sintetizando, se busca lograr una meta común mediante la asociatividad, para lo que el Estado ofrece una serie de herramientas traducidas en programas de apoyo monetario y técnico que permitan a las personas otorgar un valor agregado a su actividad productiva, impulsándolas a innovar en torno a esta, con el objetivo de mantener su independencia económica, generando asimismo empleo, sin estar sujetos a los vaivenes de la estacionalidad o el mercado global.

A través del modelo del cooperativismo se persigue lograr un esquema democrático en las empresas ligadas a los diferentes sectores productivos de la Región de Los Ríos, que tienen directa relación con la cartera. “Existe una suerte de asociatividad en la que la participación de sus miembros contribuyen al éxito de esta”, indica Ana María Bravo. “En otras sociedades, el protagonismo lo tiene el aporte del capital, que se traduce en aporte monetario,  y de este dependerá por ejemplo el voto o el poder que se tiene al momento de tomar decisiones, como ocurre en las Sociedades Anónimas con la junta de accionistas, donde la participación con el voto está directamente relacionada con el aporte; en cambio, en el modelo del cooperativismo opera el principio de “una persona, un voto”,  independiente del aporte”, acota.

En materia de Producto Interno Bruto (PIB) existen distintos sectores productivos y distintos porcentajes de aporte a este, lo que no implica necesariamente que estos sectores tengan menor relevancia en el dinamismo económico por el hecho de tener un aporte más pequeño. En este contexto, el sector que aporta mayor porcentaje al PIB regional es la industria manufacturera, con un 24, 3 %. En esta industria hay dos empresas relevantes en la zona, una relacionada con la manufactura tradicional, que es la celulosa, representada por Celco; y la manufactura no metálica, cuyo principal representante es COLUN, una de las empresas lecheras más importantes del país, que como cooperativa opera bajo un modelo de Economía Social. “Lo importante de las cooperativas es que pueden constituirse como un aporte importante al crecimiento económico de un territorio”, destaca la seremi.

Instituciones pro Economía Social

En el marco del desarrollo productivo, diversas instituciones colaboran para lograr este objetivo, caso de Corfo y Sercotec, asimismo, Sence y otras instituciones que son las encargadas de la ejecución de los planes impulsados por el Gobierno.

Economia_socialAl respecto, Ana María Bravo destaca que en la Región de Los Ríos se cuenta con dos líneas del Programa Estratégico Regional (PER)  impulsadas por Corfo: Valdivia Innovadora, Sustentable y Creativa y Alimentos con Valor Agregado, “esta última, dentro de la manufactura no metálica, implica la elaboración de productos con una alta identidad regional”.  Sence por su parte ofrece diversos programas de apoyo para dar valor agregado a los productos mediante cursos para fabricantes de cerveza  y de queso de la zona, entre otros rubros.

El modelo asociativo parte en casa: “A través de esfuerzos conjuntos vamos a lograr alcanzar nuestra meta, mediante un proceso, paso a paso, pero con una mirada a mediano y largo plazo. La idea es que los distintos servicios nos complementemos”, indica: “A través de los distintos programas del Gobierno buscamos potenciar a los sectores que tienen un alto potencial, enfocándonos en mejorar la producción para que un determinado producto tenga una mayor sofisticación, una mejor calidad”.

Es de destacar al respecto el papel que cumple la División de Asociatividad y Economía Social (DAES), que implica también la asociatividad, “no solo en materia de cooperativas, sino que asimismo en Asociaciones Gremiales. Esta división del Ministerio de Economía coordina y fiscaliza en materias administrativas el funcionamiento de los gremios de las cooperativas, además de darles un enfoque productivo”, comenta.

Este aspecto cobra relevancia, afirma, dado que “el capital social es el más difícil de conseguir, se basa en la confianza, y  lamentablemente, Chile es uno de los países con los más bajos índices al respecto, por lo que debemos generarla para que este trabajo conjunto prospere. Lo más importante en una cooperativa es la participación de sus miembros, porque las utilidades que se obtengan serán en base a la participación y esfuerzo de cada uno de sus miembros. Generalmente las cooperativas fracasan porque se empiezan a diluir, y entonces queda solo un grupo pequeño que sigue impulsándola”, tendencia que señala esperan revertir: “Desde un punto de vista productivo, nuestra meta es impulsar el cooperativismo. Se necesita que exista confianza entre los integrantes del grupo, que tengan un objetivo y una meta seria, y que desarrollen un trabajo en conjunto sustentable en el tiempo”, sostiene.

Sectores productivos que aportan al desarrollo económico local

Son diversas las instancias que la seremi de Economía coordina, entre estas, juega un rol fundamental la Política Regional de Desarrollo Silvoagropecuario, sector relevante para la economía de Los Ríos. Al respecto, la seremi resalta el trabajo desarrollado con diversos subsectores que integran este rubro: “Trabajamos con grupos de pequeños agricultores que tengan un objetivo común, para que en conjunto conformen cooperativas, generando capital social, para que puedan mejorar su producción y acceder a mejores mercados”.

vacasComo modelo de éxito, Ana María Bravo destaca la experiencia de diferentes empresas. Entre estas,  la Cooperativa Agrícola y Lechera de La Unión, COLUN,  “donde cada cooperado aporta con su producción, logrando comercializarla y darle valor agregado a través de los distintos subproductos que generan”.  Lo mismo sucede con la Cooperativa Apícola Campesina de Valdivia (Apicoop Ltda.), resalta, “que también se inició con pequeños agricultores de subsistencia y ahora están exportando a Europa. Estos logros son el resultado de la suma de los esfuerzos de cada uno de sus socios”.

“Estos son modelos exitosos de cooperativismo, y los tenemos aquí, en nuestra Región. Debemos potenciar la economía social, considerando además que a escala mundial, especialmente en los países desarrollados, son muy altos los porcentajes de cooperativas y su aporte a la economía es destacable”, apunta.

Entre los diversos aspectos que la seremi de Economía impulsa en pos de un desarrollo equitativo, destaca el apoyo a las mujeres, consideradas base del desarrollo social, tanto como modelos a escala familiar como subsector que no siempre es considerado. Para ello, Sernam y Sercotec ofrecen programas de apoyo especialmente dirigidos a apoyarlas: “Desde el SERNAM apoyamos el cooperativismo entre mujeres emprendedoras; a través de Sercotec ofrecemos instrumentos y programas que financian el fortalecimiento de las agrupaciones.

Revirtiendo la estacionalidad y el centralismo desde la Economía Social

El objetivo principal de esta política implica revertir la estacionalidad y contribuir a un desarrollo que finalmente repercute directamente en la familia, base del esquema social: “Queremos impulsar el trabajo mancomunado de los pequeños emprendedores y empresarios para que en conjunto logren mejorar sus negocios y la calidad de vida de sus familias y sean un aporte al crecimiento económico de nuestra región”, sostiene Ana María Bravo.

temporerasPara alcanzar este fin, privilegian calidad sobre cantidad, meta que proponen como resultado final de gestión: “Tenemos que realizar un trabajo minucioso para generar este capital social. Nuestro propósito principal no es la cantidad de cooperativas que puedan formarse, sino su calidad”, indica.  Para lograrlo, es necesario apuntar a un verdadero espíritu colaborativo: “La cohesión entre los actores que pueden formar parte de una cooperativa es clave para que prospere, porque no sacamos nada con muy buenos números si después de un corto o mediano plazo estas cooperativas fracasan”.

Los Ríos integra las tres regiones piloto en materia de descentralización de los servicios de fomento, explica Ana María Bravo.  En este contexto, se ha creado la división de Fomento e Industrias, que en conjunto con el Consejo Regional toma decisiones respecto de las distintas políticas en relación al apoyo a los empresarios, “de acuerdo a nuestras vocaciones productivas,  a lo que queremos como región, a cuál es nuestra apuesta”.

“A través del Comité Regional de Desarrollo y Fomento Productivo, brazo operativo de esta política que se quiere implementar a través de los distintos programa, se seleccionarán los proyectos que se verán beneficiados, dando énfasis a determinados sectores que tienen un alto potencial, pero sin dejar de lado otros sectores productivos. No queremos hacer una apuesta cerrada para un sector, porque hay que apoyarlos a todos”.

Para lograr su continuidad en el tiempo, explica, se realiza un acompañamiento a los empresarios que ya han crecido, a través de apoyo financiero y técnico, ámbito al que contribuyen los Centros de Desarrollo de Negocios ubicados en Valdivia y La Unión, producto de la agenda de Productividad, Innovación y Crecimiento. “Estos centros entregan una asesoría integral durante un determinado período de tiempo, un año, para que el empresario cuente con las herramientas que le permitan caminar solo, pudiendo crecer y consolidarse”, explica Bravo.

Estancamiento versus movilidad

El último trimestre móvil octubre – diciembre 2015, en materia de ejecución presupuestaria a nivel regional, Los Ríos logró el 100 % en ejecución,  alzándose como la cuarta Región con menores tasas de desocupación a nivel país, “este indicador fue de un 4,3 %, y el año 2015 no alcanzamos el 5 % de desocupación. En materia económica, menos de un 5 % es pleno empleo”, destaca Bravo.

estadisticasPese a ello, las estadísticas recientes respecto a crecimiento económico dejaron como resultado un panorama desfavorable para la zona, lo que la seremi asume como resultado de una serie de factores locales y globales que jugaron en contra: “Si bien fuimos la región que no creció a nivel país, al respecto hay que destacar temas que son no menores, vinculados con la actividad económica de la zona, Pese a ello nos vimos enfrentados a la baja en el precio del cobre, lo que influye en las exportaciones, especialmente de celulosa; además, dependemos de un mercado chino en materia de exportaciones, por lo que nos afectó la crisis de la economía asiática.

Entre estos factores, menciona un tema no menor: el cambio climático: “Nos afectaron otros factores propiamente regionales, como la sequía, ya que uno de los sectores que se  vio más afectado y que disminuyó más el crecimiento fue el sector pecuario. La disminución de la producción de leche fue el resultado de una de las sequias más importantes de las últimas décadas, lo que repercutió durante el último semestre del año 2015”.

Para enfrentar esta situación, través de los distintos recursos sectoriales, precisa, mediante la política regional silvoagropercuaria, se está apoyando a los pequeños agricultores con obras de riego: “se ha realizado una inversión importante en esta materia para lograr sobrellevar y enfrentar una situación que será permanente en el tiempo”.

El principal factor que contribuyó al desaceleramiento, sin embargo, fue el incendio de Frival, explica la seremi, que ocurrió el 25 de agosto del 2015. El Indicador de Actividad Económica Regional (INACER) es trimestral, por lo que el correspondiente a octubre  – diciembre 2015, reflejó el impacto de este evento, “lo que produjo una baja ostensible. Lo positivo es que la empresa comenzó a reconstruir la planta de inmediato y no despidió  a sus trabajadores, por eso no incidió en el empleo, y volverán a operar en abril. Esta producción, que se trasladó a la Araucanía y a Los Lagos, volverá a la Región de Los Ríos y se reflejará en el INACER a partir del segundo semestre”.

Los indicadores fluctúan, no representando necesariamente una tendencia, apunta la seremi, por lo que el objetivo al que apuntan implica una mirada a futuro, contando con el apoyo de los diversos organismos del Estado con un enfoque social: “A través de las distintas políticas que desarrolla la Seremi Regional se persigue mejorar la productividad en la zona y lograr atraer mayores inversiones”, explica. Este trabajo conjunto con el sector privado implica trabajar bajo el alero de una mesa de atracción de inversiones, integrada por la Cámara de Comercio e Industrias de Valdivia, que representa a la Sofofa a nivel regional; Codeproval, la Corporación Regional de Desarrollo Productivo y la división de Fomento e Industrias. “Estamos realizando un trabajo mancomunado, somos un equipo multidisciplinario, que incluye a representantes y gerentes de los programas estratégicos regionales, porque si queremos enfocarnos en determinados sectores productivos, debemos invitar a inversionistas para que incursionen en la región estos sectores estratégicos.

El desarrollo económico de Los Ríos implica sin duda la convergencia de múltiples factores, que tienen en común el verse beneficiados por el aporte de capital, lo que en el actual escenario requiere voluntad política y administrativa. Para lograrlo, la seremi regional opera bajo una estrategia definida: “Nuestro propósito es atraer potenciales  inversionistas a la región, tarea liderada por nuestro Intendente Sr. Egon Montecinos, y también destrabar trámites burocráticos que pueda implicar retrasar o anular esta inversión”.

El resultado final de esta gestión, apunta Ana María Bravo, considera recorrer un camino que contribuya a mantener las buenas cifras de desempleo conseguidas, incrementándolas: “Estamos conscientes de que debido a diversos factores se produjo un ciclo de desaceleración económica, pero contamos con herramientas suficientes para crecer de forma sustentable e inclusiva”, concluye.

FUENTE: SURACTUAL

A %d blogueros les gusta esto: