TURISMO SUSTENTABLE: EL NUEVO MODELO QUE MAGALLANES BUSCA CONSEGUIR

El turismo es uno de los rubros económicos más importante de la región, teniendo como principal atracción el Parque Nacional Torres del Paine, el cual atrae miles de turistas nacionales y, principalmente, extranjeros todos los años.

Durante mucho tiempo, se usó un sistema tradicional para atender a los visitantes y gestionar la zona. Sin embargo, los tiempos han cambiado. El turismo sustentable, el cual se enfoca al cuidado del medio ambiente, ya tiene un puesto importante a nivel internacional y cada vez es más exigido por los turistas a los lugares que van. Es más, en algunas ocasiones este sistema ha sido la respuesta para abaratar costos. Eso sí, el cambio radical requiere una gran inversión y una mejor planificación.

Esta temática fue abordada durante el seminario “Comercialización de Productos Turísticos Sustentable”, organizado por la asociación de Hoteles y Servicios Turísticos (Hyst). Los integrantes de Hyst desean encontrar una forma de poder resolver sus problemas respecto al cuidado del terreno y el manejo de desechos, entre otras cosas, que suceden en las Torres del Paine y sus alrededores.

La Octava Maravilla del Mundo en estos momentos tiene una sobreoferta, que hace difícil el manejo y el mantenimiento del sector. Los caminos están gastados o deteriorados, los refugios no tienen un sistema efectivo para trasladar ni, menos, ni para recolectar todos los desechos que los turistas dejan de manera intencionada o no. Según se indicó en el seminario, tales situaciones están provocando impactos de consideración tanto en la flora como la fauna del lugar.

Según expuso Germaynee Vela Ruiz, investigadora del Centro de Estudios del Cuaternario, Fuego-Patagonia y Antártica (Cequa), se han registrado cambios de comportamiento en ciertas especies de animales. La flora también muestra variaciones, identificando la dificultad de crecimiento de vegetación típica del lugar en ciertos sectores. Ambos factores van en directo desmedro del delicado ecosistema del lugar, paisaje el cual es la razón por la que los turistas visitan Torres del Paine.

A modo complementario, Rodolfo Poblete, gerente de operaciones de TriCiclos, agrega que los desechos que se dejan en el lugar permiten tales anomalías. Es, por ello, que destaca que ahora más que nunca es necesario adoptar la sustentabilidad, la cual partiría desde pensar en vender productos biodegradables, pasando por prohibir ciertos elementos y redondeando con un efectivo sistema de recolección de desperdicios, pero de manera ordenada para que ésta puede ser reutilizada.

En ambas exposiciones, se concluye que es necesario manejar la situación no sólo para proteger el estado natural, sino el flujo de público. Apreciaciones que ya los socios de Hyst sospechaban, por lo que han gestionado paulatinamente medidas que cumplan con las exigencias de sustentabilidad, una de las más inmediatas es la regulación de ingreso de personas al Parque Nacional.

“Esto es un llamado a la responsabilidad y conciencia. Lo que estamos diciendo es que a fin de cuentas somos los mismos usuarios los encargados de manejar esto, aunque el sistema cambie, si nosotros no lo hacemos nada pasará. A nivel local, la agenda productiva está territorializada, no solamente se intentará hacer sustentable las Torres del Paine, vamos a empezar también en el Parque Bernardo O’Higgins y entre ambos generar un plan de manejo, trabajando con la industria y el estado para hacerlo sustentable con el tiempo”, señaló Paul Gnadt, seremi de Economía, Fomento y Turismo.

FUENTE: LAPRENSAUSTRAL.CL

A %d blogueros les gusta esto: