Una tienda de barrio que ofrece sabor ecológico en estado puro

La empresa ‘Semilla Nativa’ representa una apuesta de un grupo de emprendedores jóvenes que quieren llevar a sus clientes productos frescos ecológicos de la mayor calidad, a precios razonables y competitivos, teniendo en cuenta los valores de transparencia en la cadena de distribución, tanto con sus proveedores como con sus clientes, la sostenibilidad medioambiental, y el cuidado de la salud a través de la alimentación.

Esta es la mejor forma de definir a esta empresa joven, con apenas cuatro años de vida, que distribuye productos artesanos ecológicos mediante el modelo de tienda de barrio. Desarrollan herramientas de apoyo a fincas familiares e integran a clientes finales para cambiar los patrones de consumo. Solo comercializan productos con criterios de soberanía alimentaria, temporalidad y comercio justo.

“Nuestro emprendimiento responde a un triple propósito: favorecer las formas de vida rural a través de la producción ecológica, acercar la producción sana y sabrosa a cada vez más población por medio de canales innovadores, y buscar fórmulas que permitan reducir los precios de los productos ecológicos para hacerlos accesibles al mayor número de bolsillos”.

María José Gil Llorente, gerente de esta empresa que ha sido seleccionada dentro del programa social BBVA Momentum explica que fue toda una sorpresa. “Comenzamos hace unos meses el proceso de selección y después de varias fases fuimos elegidos por BBVA entre una de las 20 empresas sociales para apoyarnos en la estrategia de crecimiento de la empresa”.

Un total de 87 emprendedores de cinco países, 20 españoles, han sido seleccionados para participar en BBVA Momentum 2017, la edición más global del programa de emprendimiento social de BBVA. La selección se ha realizado entre más de 700 candidaturas procedentes de España, México, Estados Unidos, Colombia y Turquía.

Para esta empresa, con dos trabajadores, es todo un lujo poder participar en este programa “con los mejores profesores de cada disciplina”. “Cuando te encuentras con un problema piensas que lo has hecho mal y ellos te ayudan. Muchos emprendedores pasamos por esas coyunturas pero tiene solución. Es mucho más fácil si lo haces acompañada de expertos que ya han aconsejado a otras empresas”, explica la gerente de ‘Semilla Nativa’.

En este momento el programa se encuentra en la fase de formación que finalizará en diciembre. Una vez terminado este período, un jurado elegirá a las mejores empresas o proyectos de los 86 emprendedores finalistas. “Vamos a estar todo un año trabajando en un plan de crecimiento y cuando lleguemos al final tendremos que presentar ese proyecto a financiadores externos y a los de BBVA”, asegura Gil Llorente.

Un año en el que estos emprendedores abordan temas como estrategia, finanzas, impacto social, comunicación, modelos de negocio, entre otros. “Otro aspecto muy positivo de este programa es que aparte de esta formación tienes un acompañamiento constante gracias a un mentor. Cada empresa tiene a una persona voluntaria del BBVA que te sigue con más detalle y que cumple las funciones de consejero”.

La idea de ‘Semilla Nativa’ surge gracias a la gerente María José Gil. Tras volver a España después de varios años en Latinoamérica se dio cuenta de que muchos de los problemas que tenían los pequeños productores de allí eran los mismos que tenían los de España. “Ante esta situación, montamos una red de pequeños productores ecológicos y una comercializadora de precio justo que solo se abastece de productos procedentes de pequeños productores y con la peculiaridad de que solamente compramos producto español, no compramos nada de fuera del país y por tanto se respeta la temporalidad del producto”.

Un reto muy importante para esta empresa, ya que debido a las grandes superficies, estamos acostumbrados a tener todo tipo de productos todo el año. “Hemos demostrado que se puede tener una tienda que solo tenga producto español, eso no quiere decir que tengamos cuatro cosas, tenemos más de cien productos todas las semanas de fruta y verdura”.

FOTO: Semilla Nativa
FOTO: Semilla Nativa

Pero su función no queda ahí. ‘Semilla Nativa’ también asesora a los pequeños productores porque “para tener calidad en la tienda les orientamos para que tengan en sus tierras productos diferentes que nos van pidiendo los clientes”. “El reto es poder crecer sin perder los valores sociales que nos hicieron nacer. Las empresas sociales siempre estamos entre el dilema de crecer pero dando respuesta a las necesidades sociales y sin salirte del mercado”, apunta la gerente de la empresa.

“No negociamos precios con nuestros productores. Tenemos una fórmula de trabajo que nos pone en desventaja con las grandes distribuidoras. Ser capaces de crecer y de sobrevivir en el mercado y no perder esa razón que nos hizo nacer es un reto que exige mucho trabajo”, señala María José Gil Torrente.

Actualmente los productos de ‘Semilla Nativa’ se pueden comprar en una tienda ubicada en la calle Fernández de los Ríos, en Madrid. Además, está empresa fundó el año pasado la asociación ‘Semilla Nativa’ para trabajar de la mano de las huertas productoras. “El objetivo de esta asociación, en la que trabajan dos personas, es poder buscar fondos para apoyar proyectos que responden a las necesidades de la finca y satisfacer las demandas de los clientes”.

Fuente: eldiario.e

A %d blogueros les gusta esto: