Uno de cada cuatro parques adjudicados en la última subasta alemana es comunitario

Uno de cada cuatro parques adjudicados en la última subasta alemana es comunitarioMás de ochenta proyectos (concretamente 83) y un total de 709 megavatios de potencia han sido adjudicados. Todos ellos serán instalados en tierra firme (onshore). Según la asociación de la industria eólica europea, WindEurope, en la primera subasta eólica alemana de este año han participado hasta 132 proyectos con 989 megavatios. 19 de los 83 ganadores son “community projects”. Los precios que han resultado ganadores en la puja oscilan entre los 38 y los 52,80 euros el megavatio hora (con una media que queda pues en los 47,3 euros mega).

Los precios salidos de esta primera subasta de 2018 se sitúan algo por encima de los registrados en la última de 2017, cuando el precio del megavatio hora quedó entre los 22 y los 38,2 euros. Según la asociación de la industria eólica europea, WindEurope, ese incremento ha sido debido a los cambios introducidos en la regulación de los proyectos comunitarios, cambios que la patronal considera positivos, pues han conducido esta última puja hacia un precio más realista (a more realistic market price). Casi una veintena de los proyectos ganadores (concretamente 19 de los 83) llevan la vitola de comunitarios, es decir, que no están siendo promovidos por fondos de inversión o grandes compañías eléctricas, sino por comunidades o colectivos de diversa índole (community projects).

Por regiones
La Baja Sajonia ha sido el territorio más afortunado en esta subasta: allí serán ejecutados diecisiete de los proyectos (154 megavatios, MW). A continuación, por orden, se sitúan Brandenburgo, con trece proyectos (106 megas); Renania del Norte-Westphalia, con doce proyectos (61 megavatios); y Renania-Palatinado, con once proyectos (124 megavatios). El presidente ejecutivo de WindEurope, Giles Dickson, se ha mostrado satisfecho por los resultados de la subasta: “hubo una justa competencia -ha dicho- entre todos los actores que participaron en la puja en esta ocasión”. El ejecutivo ha aludido así al cambio de reglas de la subasta, cambio con respecto a las subastas de 2017 que Dickson considera ha beneficiado a las iniciativas comunitarias, que ahora no necesitan tener permiso para pujar y, además, cuentan con un plazo más largo para ejecutar sus proyectos.

Reglas
Por otro lado, el presidente de la asociación de la industria eólica europea ha recordado que las reglas aplicadas en esta primera subasta del año aplicarán a la que está previsto tenga lugar el próximo mes de mayo. El nuevo Gobierno alemán -ha dicho Dickson- debe mantener estas mismas reglas en las futuras subastas, incluidas las que adjudiquen -ha recalcado- “los 4.000 megavatios adicionales que ha acordado la nueva coalición gobernante”. El representante de la patronal WindEurope ha alertado por otra parte de la posible desaceleración del ritmo de instalación de nueva potencia. Más aún: “algunos de los proyectos podrían no ser ejecutados -ha dicho-, lo cual percutirá sobre los fabricantes y otros eslabones de la cadena de suministro. Es inquietante -ha añadido- que esto esté sucediendo en el mercado eólico europeo, que es líder. Debemos aprender de los errores”.

Equilibrio territorial
Por fin, Dickson ha señalado que Alemania debe equilibrar su desarrollo eólico terrestre: “sería bueno -ha dicho- que los lánder del sur contribuyan en mayor medida a la expansión de la energía eólica, algo que además produciría beneficios económicos y sociales en esos territorios” (efectivamente, la mayor parte de la potencia eólica adjudicada en esta primera subasta del año ha ido a parar a los lánder del norte). Un mayor despliegue eólico en la Alemania meridional ayudaría además desde el punto de vista de las redes de transporte: “el diseño de las futuras subastas debería facilitar una expansión más equilibrada de la eólica terrestre”, ha concluido. Curiosamente, en España ha pasado algo parecido: muchísimos de los megavatios subastados han viajado al norte. Tantos, que la patronal andaluza del sector calificaba recientemente de “lamentable” el resultado de la última subasta.

Fuente: Energiarenovable

A %d blogueros les gusta esto: