USO DE TECNICAS NUCLEARES PARA CUANTIFICAR EL EFECTO INVERNADERO

CCHEN desarrolla proyecto para medir gases efecto invernadero en agricultura

La Comisión Chilena de Energía Nuclear (CCHEN), junto a otros organismos nacionales, está colaborando con el uso de técnicas nucleares para cuantificar las emisiones de gases efecto invernadero (GEI), producidas por la actividad agrícola.

Se trata del proyecto nacional “Cuantificación de la contribución de la producción agrícola en la emisión de gases efecto invernadero (GEI), usando técnicas isotópicas”, donde de manera conjunta con la CCHEN trabajan desde 2014, profesionales de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias (Odepa), del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) y del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP).

El trabajo se enmarca dentro de los compromisos que tiene Chile ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (UNFCCC), en cuanto a elaborar reportes que permitan visualizar los sectores que más contribuyen en emisiones de este tipo.

El proyecto es apoyado por el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), el cual ha proporcionado equipos, capacitaciones y el envío de expertos a nuestro país.

El análisis de cuantificación de GEI, se ha focalizado principalmente en los cultivos de maíz, ya sea en la producción de granos o para consumo humano, en las regiones Metropolitana, Quinta y Sexta.

Adriana Nario, jefa de la Sección Agricultura y quien dirige este trabajo en la CCHEN, dice que “hay un compromiso país con el tema del cambio climático. Si bien no todo es atribuible a la agricultura, porque, obviamente los sectores de transporte, la industria, minería, todo está aportando; efectivamente la agricultura también lo hace. Entonces, los datos que arroje este estudio nos permitirá tomar acciones para mitigar o reducir los gases de efecto invernadero”.

La profesional, mencionó además que esto tiene que ver con las buenas prácticas agrícolas, con la conciencia de los agricultores y las facilidades económicas dentro del esquema de producción. Y que en términos generales, actualmente existen sólo estimaciones, pero ahora se podrá completar con datos específicos sobre los gases de efecto invernadero que genera la producción agrícola.

TECNOLOGÍA DE PUNTA

En ese marco, el OIEA donó un segundo analizador isotópico de vanguardia. Este  permite cuantificar la procedencia del Carbono (13C) asociado a los gases como el Dióxido de Carbono y el Metano (CO2 y CH4), para determinar el origen de las emisiones de GEI en cuanto al tipo de vegetal y contenido de carbono en el suelo. También permite establecer la influencia de ciertos cultivos y tomar medidas de mitigación.

Dicha donación incluyó además la asesoría de la experta Katharina Lenhart, de la Universidad de Justus-Liebig, Alemania, quien llegó a nuestro país con la misión de entrenar a la contraparte nacional en el uso de este equipo.

Lenhart explicó que este es un sistema bastante simple comparado a otros métodos para medir. “Este analizador permite medir muchos gases a la vez. Con un solo sistema obtienes diferentes mediciones. Puedes ver la concentración de los gases de manera directa, por ejemplo. Esa es la gran ventaja que se obtiene con este equipo”, sostuvo.

Debido al cambio climático son importantes las mediciones para poder prevenir y tomar medidas, agregó.

“Conociendo estos datos puedes evaluar la factibilidad de adecuar los sistemas productivos para reducir las emisiones GEI. No es simplemente medir sino que también preparar un tratamiento para la reducción de emisión de gases y otros efectos que deben ser investigados. Por ejemplo, la temperatura tenemos que considerarla así como otros parámetros”, remarcó.

“Durante el desarrollo de este trabajo nos damos cuenta que hay distintas metodologías, una de ellas es la que estamos utilizando nosotros con este equipo de avanzada. Este analizador nos permite discriminar, separar y cuantificar directamente los gases, que entran por una conexión entre el equipo y la toma de muestras gaseosas a través de mangueras plásticas. Por lo tanto, lo hace directo y más rápido que otras técnicas”, destacó Nario.

Integran el equipo de trabajo de la CCHEN, Ana María Parada, Ximena Videla, Marco Acuña, Patricio Henríquez, Evelyn Aguirre, Pedro Vega, Pedro Henríquez y Adriana Nario.



A %d blogueros les gusta esto: