VIDA SANA: ¿TOMAS MUCHA AGUA? YA NO IMPORTA EL “CUANTO”, TAMBIEN EL DONDE

AGUA-VALORAR-15
La tendencia es clara: las personas están eligiendo el agua sobre otras bebidas por sus beneficios para salud. Y también están exigiendo envases sustentables y saludables, que pasaron de ser una opción de vida, a un accesorio más a la moda y diferenciador.

El largo amorío que existió entre las personas y las bebidas gaseosas parece estar llegando a sus días finales, luego de décadas de una intensa, cercana y adictiva relación: ya no son sólo las celebridades o la comunidad científica las únicas voces que hablan de los beneficios de tomar agua en vez de productos azucarados (o endulzados): por estos es la tendencia de los consumidores, en masa, la que muestra que, al menos en los países desarrollados, las personas están tomando más agua. …

.bebiendo-agua-3-0316

¿Y qué pasa en Chile?

La OMS no deja lugar a dobles interpretaciones: “No existen sustitutos saludables para el consumo de agua”. Una visión que es también transversal entre los especialistas: la recomendación es tomar entre 2 y 3 litros de agua al día dependiendo de la edad y del sexo (y, en general de las características físicas y el estilo de vida de las personas). Más específico: los hombres mayores de 19 años deben tomar 3 litros y las mujeres mayores de edad deben consumir 2,2 litros diarios. Cerca del 80% del agua diaria incorporada al organismo proviene de la ingesta directa de agua. Un mecanismo que no sólo es necesario para estar vivos: en un mundo donde la obesidad es una pandemia que afecta al 30% de la población (adulta e infantil) es una de las soluciones para mantener el peso a raya.

En esa línea, el consumo de agua ya ha superado en países desarrollados al consumo de bebidas, las que fueron perdiendo terreno consistentemente desde su peak en 1998 de 204 litros a los actuales 166 litros cada año, al menos en EEUU.

bebiendo-agua-2-0316

En Chile, a diferencia de otras tendencias saludables en las que nuestro país no siempre va de la mano de la vanguardia mundial, el consumo de agua es una costumbre saludable ya instalada. Así, al menos, lo muestra una encuesta realizada por la consultora Making Of que revela que por cada 1 litro de líquido que tomamos en el país, 600 cc. corresponden a agua, 160 cc. a jugo, 200 cc. a jugos y casi 30 cc. a “otros”.

En términos de cantidad, en promedio en Chile casi el 30% de las personas declara tomar entre medio litro y un litro de agua por día. En tanto, un 26,6% reconoce tomar entre 1 y 1.5 litros. Y sólo el 9,2% toma menos de medio litro.

La fuente

El mercado, siempre atento a las posibilidades de nuevos negocios, también ha creado una amplia gama de posibilidades a la hora de tomar agua que se suman a la tradicional “de la llave”: de manantial, con sabores, con y sin gas (y con más y menos gas), purificada, con complementos nutricionales (calcio y potasio), etc.

Sin embargo, al igual que está ocurriendo en gran parte de los países del mundo, la gran mayoría de los chilenos consume el agua corriente de la llave (31,3%). Le sigue en preferencia las personas que optan por comprar botellas individuales de agua mineral (25,8%) y las que optan por las botellas más familiares (23,3%).

Maria Elena Depassier, directora de Making Of, agencia experta en marketing contextual, comentó que “la generación millennials tiene hábitos y conductas de consumo que están en plena sintonía con los países desarrollados”. Son ellos quienes obligaron a los supermercados a instalar góndolas con orgánica, productos sustentables, e instalan temas como la ingesta de agua en envases amigables con la salud de las personas y el medio ambiente. Todo esto comentado, compartido y validado por sus pares a través de redes sociales. Los resultados que tuvimos en sus sus preferencias de envase y de que liquido tomar claramente lo avalan”, señalan desde Making Of.

No sólo el “qué” y el de “dónde” importan: también el “cómo”

No sólo el consumo del agua es una tendencia que se ha disparado durante los últimos años en todo el mundo: también la utilización de envases reutilizables y sustentables para su almacenamiento, transporte y consumo se ha convertido en una preocupación de las personas. El reinado de las botellas de plástico tendría los días contados, de mantenerse esta visión.

Cada día son más las personas que optan por las botellas de vidrio y, en particular, las que provienen de materiales reciclados y reutilizados.

En todo el mundo las cruzadas contra los envases plásticos no han cesado. Incluso en EE.UU. en varios estados se prohibió la compra de agua embotellada con fondos gubernamentales, para potenciar el consumo del agua de la llave.

Más allá de las consideraciones ambientales, la industria del plástico ha enfrentado ya años de críticas por los componentes presentes en sus envases. En un principio se cuestionó tanto el daño a la salud producido por productos, que la industria reaccionó con los envases libre de BPA. Sin embargo, ahora la comunidad científica, expertos y un número creciente de consumidores los están también poniendo en tela de juicio lo inocuo de estas opciones. Esto, incluso pese a que la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU.) reiteró a fines de 2014 su posición acerca de que el BPA es seguro de usar en latas y envases de bebidas.

.bebiendo-agua-0316

Chile tampoco está ajeno a esta tendencia, al menos a la hora de opinar. Con relación a la pregunta “en qué tipo de envase prefieres tomar agua”, el 55,6% de las personas escogió vidrio, 2,2% vasos desechables y un 42,3% envases plásticos. Aunque este último dato es aún bastante alto, el impacto ambiental de los envases de plástico podría ser compensado con la reutilización que el 53% de los encuestados mencionó.

Actualmente, en el mundo se comercializan 50 mil millones de botellas plástico cada año. Eso es más de 7 envases por habitante del planeta. De acuerdo con el Ocean Conservatory, las botellas y bolsas de plástico son la forma más frecuente de contaminación encontrada en nuestras playas y océanos. En promedio, cada 2,5 kilómetros cuadrados del océano contienen más de 46 mil piezas de plástico flotando. En tanto, el 10% del plástico fabricado en todo el mundo termina en el océano, la mayoría asentado en el fondo del océano donde nunca se degradará.

En relación a esto estudio en Chile arrojó datos sorprendentes: para el 54,9% de los encuestados de nuestro país es muy importante el impacto del envase sobre el ambiente, para el 32,2% es importante y sólo para el 5% es poco importante y nada de importante.

La pinta… no es lo de menos (al menos a la hora de tomar agua)

Apareció una nueva tendencia y con ella, nuevas necesidades. Y, como de costumbre, el mercado estaba atento para lanzar opciones para cubrir esa demanda. Peter Leighton, CEO de la consultora Abunda Solutions comentó en una entrevista que “las botellas de agua se han convertido en un ítem de status, los líderes de opinión están pagando más para hacer sus declaraciones eco con ellas”. Esto ha obligados los supermercados y grandes tiendas a aumentar su oferta en esta categoría en las áreas de belleza y moda de sus locales. Ahora es posible encontrar una amplia gama botellas para tomar agua al lado de los accesorios tradicionales.

.bebiendo-agua-4-0316

Las preferencias son claras: los consumidores están exigiendo, cada día con más fuerza, envases de vidrio, reutilizables y sustentables. Esto obligó a la industria a adaptarse no sólo en cuanto a los materiales, sino que también a incorporar diseño a los productos. Hoy no es una locura pensar en que habrá un “avance de temporada” de las botellas de agua.

Son muchísimas las celebridades mundiales las han sido fotografiadas -y no casualmente- con sus botellas de vidrio envueltas en vistosas siliconas de colores. Gisele Bundchen, Alessandra Ambrosio, Jennifer Garner, Jessica Alba, Martha Stewart, Olivia Wilde, Charlize Theron, son sólo algunas de ellas.

En Chile, las grandes tiendas no se quisieron quedar atrás (lejos quedaron esos años en que lo que estaba “in” en Estados Unidos y Europa demoraba años en llegar al país). Una de las marcas que llegó al país respaldada por una inmensa cobertura en grandes revistas internacionales de moda, negocios y decoración es BKR, que se puede encontrar en grandes tiendas. La “biblia” de la moda, Vogue, la denominó en un artículo como “las botellas de las celebridades”, Bloomberg tituló, comentó en un artículo que “BKR hace beber agua más CHIC”. Desde la marca comentan que “los millennials se sienten atraídos a la nueva belleza, es decir, a productos que compartan sus valores de sustentabilidad, salud y eco, pero que también sean elegantes, prácticos, e innovadores”. Agregan que ya han tenido apoyo de grandes rostros locales posteando sus BKR y en cierta medida adhiriéndose a esta cruzada saludable y ecológica.

Fuente: Emol.com 
A %d blogueros les gusta esto: