Agua para todos: proyecto hídrico beneficia a 500 familias del sur

“Desafío agua para Chile” ha beneficiado a 200 familias de las regiones de La Araucanía y Biobío, donde la escasez de agua es mayor en la población rural, y llegará a 300 familias más durante este año. Abrir la llave y que escurra el agua puede ser, para muchos, un acto mecánico, sencillo y habitual.…

“Desafío agua para Chile” ha beneficiado a 200 familias de las regiones de La Araucanía y Biobío, donde la escasez de agua es mayor en la población rural, y llegará a 300 familias más durante este año.

Abrir la llave y que escurra el agua puede ser, para muchos, un acto mecánico, sencillo y habitual. Pero no lo es para Rosa Leviqueo, integrante de la comunidad José Cayuman, de Lumaco, en la región de La Araucanía. “Cuando se tiene hijos pequeños es más complicado no tener agua, se pierde mucho tiempo acarreándola y, además, hay que estar pendiente de los niños”, dice. Ella es parte de las 17 familias que fueron favorecidas en una primer etapa del proyecto “Desafío Agua para Chile”, impulsado por CMPC y Desafío Levantemos Chile que ya ha beneficiado a 200 familias y que espera llegar a 300 más durante el año.

“Ahora tenemos agua muy buena, que nos sirve a todos en la comunidad, y con ella puedo tener mis verduras y frutas en mi casa, voy a poder tener todo más limpio. En realidad, es muy bueno para nosotros, que no teníamos agua”, cuenta Rosa Leviqueo.

El agua solo en 2010 fue reconocida explícitamente por la Asamblea General de la ONU como un derecho humano. El mismo año que partió una mega sequía en Chile que sigue develando la cara más fría de la desigualdad en el país, pero que ha detonado diversas iniciativas.

FRANCISCO CAYUMAN, JUNTO A SU ESPOSA DELIA VEGA, DICEN QUE SIN AGUA LA VIDA ES MUY DIFÍCIL Y QUE ESPERABAN UNA SOLUCIÓN DESDE HACE AÑOS. “AHORA VAMOS A CUIDAR EL AGUA PARA EL FUTURO DE LOS NIÑOS, DE MIS NIETOS”, DICE ÉL. CRÉDITOS: CMPC.

Según la encuesta Casen de 2017, un 47,2 por ciento de la población rural en Chile no contaba con un abastecimiento formal de agua potable. De ellos, la amplia mayoría correspondía a la macrozona sur. La Araucanía reveló ser una de las zonas más pobres y el 71 por ciento de los hogares no tenía acceso hídrico constante. Biobío, por su parte, figuró con un 68 por ciento. A eso se suma que, de acuerdo a información de la Dirección de Obras Hidráulicas del MOP, para diciembre de 2019 existían 1.939 Sistemas de Agua Potable Rural (APR) en el país, y que cumplían con abastecer a cerca del 99 por ciento de las localidades concentradas.

Fuente: laboratorio.latercera.com