Barcelona impulsa la oferta formativa en Economía Social y Solidaria con nuevos programas

Barcelona impulsa la oferta formativa en Economía Social y Solidaria con nuevos programas

Lanza el programa ‘La Comunificadora’ con formación empresarial y mentorización

El Ayuntamiento de Barcelona ha potenciado la formación sobre la Economía Social y Solidaria con nuevos programas que se añaden a la oferta permanente de Barcelona Activa, han explicado este martes en rueda de prensa el primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, y el comisionado de Economía Cooperativa, Social y Solidaria y Consumo, Jordi Via.

Los tres nuevos programas son ‘Construïm en femení les altres economies’, destinado a proyectos liderados por mujeres; ‘Camí a la solidesa’, para consolidar iniciativas, y ‘La Comunificadora’, que se ha puesto en marcha recientemente para impulsar proyectos de economía colaborativa desde «un modelo procomún», que incluye una relación igualitaria entre participantes y una contribución al bien común como objetivo, ha dicho Pisarello.

‘La Comunificadora’ pretende impulsar proyectos a través de sesiones formativas de introducción al sector, modelos de negocio, fuentes de financiación alternativas –como la banca ética y el ‘crowdfounding’–, formas jurídicas y habilidades emprendedoras.

Cada equipo tiene una persona que tutoriza el proyecto todo el programa y, durante un mínimo de diez sesiones, los participantes contarán con mentorización personalizada de expertos en diversas materias, como las plataformas web colaborativas, la sostenibilidad económica, la comunicación y la fabricación digital.

Se han recibido 30 candidaturas para participar en esta primera edición de ‘La Comunificadora’, de las que se han seleccionado 15, centradas en diversos ámbitos, como la cultura, el diseño, la movilidad y el software libre.

«Estamos mostrando cómo se puede generar dinamismo e innovación económica a través de proyectos de economía colaborativa basados en el principio procomún», según Pisarello, y ha destacado que esta medida forma parte de un cambio estratégico que impulsa el Gobierno de Ada Colau, también a través del Plan de Economía Social y Solidaria.

Barcelona Activa ha creado un área para fomentar la Economía Social y Solidaria y la innovación socioeconómica de la ciudad apoyando a empresas y emprendedores, y el Ayuntamiento prevé destinar dos millones de euros en 2017 para consolidar esta nueva área de promoción de la Economía Social y Solidaria.

El Ayuntamiento habilitará puntos de información y atención a emprendedores y empresas del ámbito de la Economía Social y Solidaria en la Oficina de Atención a Empresas y en el Centro para la Iniciativa Emprendedora, en una prueba piloto para dimensionar la demanda y diseñar un servicio permanente que complemente la atención que se presta actualmente en estos equipamientos.

160 PARTICIPANTES

También se ha ampliado el catálogo de cápsulas formativas de corta duración incorporando nuevos contenidos para fomentar la perspectiva social, ambiental y de buen gobierno en el proceso de la concepción de la idea, de definición del modelo de negocio, constitución de la forma jurídica y consolidación empresarial.

Más de 160 personas emprendedoras y representantes de empresas cooperativas, entidades sociales y otras iniciativas sociempresariales han participado este último trimestre en unas 30 actividades y talleres que pasan a formar parte de la oferta estable de la agencia municipal.

Esta nueva oferta estable se irá actualizando para ofrecer nuevos contenidos, se abrirán unas 400 plazas para actividades cortas y se convocará una nueva edición anual de cada uno de los programas, dirigidos a una veintena de participantes cada uno.

TALENTO: ATRAERLO Y RETENERLO

El comisionado de Economía Cooperativa, Social y Solidaria y Consumo, Jordi Via, ha destacado que el plan de impulso no parte de cero, sino que ya existen unas 5.000 iniciativas del sector, que da empleo a unas 53.000 personas, y ha destacado que lo que pretende es «potenciar esta forma de hacer economía».

Via ha destacado que también pretenden promover el empleo de calidad, y ha coincidido con Pisarello en defender que la economía social y solidaria debe «contaminar» el conjunto de programas de empresa y empleo que impulsa el Ayuntamiento, que tiene por objetivo que estas economías sean centrales y que la ciudad un referente en este ámbito.

Pisarello ha destacado que Barcelona debe atraer talento pero también retener el que ya tiene para aprovechar la capacidad creativa e innovadora de sus ciudadanos, y ha sostenido que la economía debe cambiar los valores en que se sostiene, después de una «basada en el corto plazo, las ganancias y la obtención del beneficio a cualquier precio».

Fuente: lainformacion.com