Circular para analizar avances y tendencias en Chile y Europa

Autoridades y expertos de alto nivel se reunieron esta semana en el “Encuentro de Economía Circular, Conferencia & Ronda Empresarial sobre Economía Circular” organizado por la Fundación, Enterprise Europe Network y Corfo. Con el rol clave que jugará esta tendencia global en la recuperación post pandemia y en hacer frente al cambio climático como norte,…

Autoridades y expertos de alto nivel se reunieron esta semana en el “Encuentro de Economía Circular, Conferencia & Ronda Empresarial sobre Economía Circular” organizado por la Fundación, Enterprise Europe Network y Corfo. Con el rol clave que jugará esta tendencia global en la recuperación post pandemia y en hacer frente al cambio climático como norte, se discutió sobre su potencial en los distintos sectores productivos y se evaluaron las herramientas, tecnologías y programas que hacen viable su adopción por parte de las empresas. “En el mundo y en Chile este proceso ha comenzado, pero es necesario acelerarlo”, dijo el presidente de Eurochile, Vicente Caruz.

Tal como lo hizo en Madrid a fines del año pasado, en el marco de la COP25, Fundación Empresarial Eurochile concentró esta semana a los principales expertos de Chile y Europa para analizar los avances que se están desarrollando en materia de economía circular, tendencia global que hoy aparece como una de las principales respuestas a la crisis social y económica mundial causada por la pandemia de Covid-19 y la crisis climática.

Esta vez de modo virtual, y a través de dinámicas plataformas digitales que permitieron reunir a expositores de todo el mundo, el “Encuentro de Economía Circular, Conferencia & Ronda Empresarial sobre Economía Circular” realizado entre el 9 y el 11 de diciembre reunió a altas autoridades de la Comisión Europea y del país, a expertos de organizaciones como la Fundación Ellen MacArthur, Circular Change, Dr2 New Economy, FiBL, SEGITTUR, la academia y representantes de empresas que lideran la implementación de esta tendencia a nivel global y nacional.

“Esta diversa, prestigiosa y muy experta participación es un muy buen indicio de que abordaremos la economía circular en toda su complejidad y diversidad, de una manera completa, integral y profesionalmente seria. Este es un buen ejemplo de integración, colaboración y solidaridad”, destacó el presidente de Eurochile, Vicente Caruz, al inaugurar la cita en nombre de la Fundación.

Ante una audiencia de casi 300 asistentes virtuales de países como Bélgica, España, Finlandia, Reino Unido, Eslovenia, Portugal y de casi todo Sudamérica y México, Vicente Caruz destacó que ante el confinamiento de millones de personas en el mundo, y la crisis social y económica que conlleva, hoy se ha acelerado el debate sobre nuevas formas de organización social, de vivir y convivir, nuevas formas de habitar el mundo y de ocuparnos sobre sus equilibrios.

“La economía circular -afirmó el presidente de Eurochile- tiene un lugar fundamental en esta discusión, en especial por la urgente necesidad de salir de la crisis con un sentido de adaptación sustentable y sostenible. La economía circular implica que las empresas, con creatividad, innovación y uso intensivo de tecnología, rediseñen y adapten sus procesos productivos y de servicios para reducir el uso de materias primas vírgenes cada día más escasas. En el mundo y en Chile este proceso también ha comenzado, pero es necesario acelerarlo”.

Una visión que fue reforzada por Kestutis Sadauskas, director de la Unidad de Crecimiento Verde y Economía Circular de la Dirección General de Medio Ambiente de la Comisión Europea, con la que “tenemos una larga y fructífera relación, ellos han sido líderes en introducir el tema de la economía circular en Chile”, recordó Caruz.

Sadauskas partió destacando la riqueza de la discusión generada en el encuentro, “similar a la que tenemos en toda Europa, es muy bueno ver que estamos en la misma línea y que estamos pensando lo mismo al otro lado del mundo, y que podamos conectarnos pese a los problemas que enfrentamos actualmente”.

La pandemia de Covid, dijo, expuso la fragilidad de nuestro modelo económico actual y ha afectado cadenas de suministro claves, por lo que la transición a la economía circular es una apuesta segura para disminuir la dependencia de insumos externos y usar mejor los recursos nacionales. Esto en un escenario con múltiples desafíos interconectados, como la crisis climática, la contaminación y la pérdida de biodiversidad.

Frente a ello, afirmó, la necesidad de una recuperación económica y la transición a una economía circular van de la mano. “No puede haber recuperación económica y estabilidad si no dejamos el modelo de economía lineal. En Europa hemos adoptado el Pacto Verde como nuestra estrategia de crecimiento, que también será clave para lograr una recuperación verde tras la crisis. El Pacto Verde ha hecho del crecimiento sostenible una prioridad política”, afirmó.

Alianza global para la economía circular

Y uno de los objetivos de Europa en esta materia, agregó, es apoyar también la transición global. “La Comisión Europea está lanzando una iniciativa para una alianza global para la economía circular, para identificar algunas brechas y trabajar en asociación con otros países. Chile fue parte de uno de los primeros programas de difusión de esta alianza, y eso lo agradecemos mucho porque los países con una mirada similar se beneficiarán de esto”.

En esa línea, Kestutis Sadauskas destacó el apoyo del país al esfuerzo europeo por promover el enfoque circular, recordando que “Chile fue el primer país en recibir a una misión europea en economía circular en abril de 2016. Desde entonces nuestros esfuerzos en esta materia han aumentado (…) Creemos que juntos podemos avanzar en este sentido, y al invertir ahora en economía circular podemos preparar el camino para acelerar la transición y para ganar nuevos mercados, porque sabemos que en este caso particular quienes avancen primero serán los que tendrán la ventaja”.

Entre los principales oradores de la jornada de apertura estuvo también el presidente de BancoEstado, Sebastián Sichel, quien señaló que hoy, como sociedad, estamos viviendo cuatro cambios conjuntos que están cambiando la sociedad: el envejecimiento de la población, una sociedad que aspira a participar más en la toma de decisiones, un cambio tecnológico que incluye un mayor acceso a la información y las tecnologías, y un cambio climático que -entre otros impactos- está afectando la forma de producir.

“La economía circular -afirmó Sichel- hace posible que la cuarta revolución industrial, que involucra estos cuatro cambios, se haga más viable para una economía en desarrollo como la chilena. Primero, porque Chile es un país exportador de recursos naturales, y por lo tanto la disponibilidad de estos en el futuro va a ser determinante en el éxito o fracaso económico del país. Segundo, porque la mayoría de la actividad productiva ocurre en las regiones, y por lo tanto parte importante de ella va a estar determinada por la sostenibilidad del negocio a nivel local. Y tercero, porque casi el 70% del empleo en nuestro país lo crean micro y pequeñas empresas, y su forma de producir va a ser determinante en su éxito futuro”.

Por ello, planteó, la economía circular no es solo un concepto ecológico, sino que tiene relación con las estrategias que adopta el país para enfrentar esta ola de cambios. Y en esto, el rol de las instituciones financieras, más aún si es pública como BancoEstado, es dejar de lado la neutralidad y optar por entregar apoyo financiero a aquellas empresas en que la sostenibilidad del negocio no se mira solo por los flujos de caja, sino también por cómo aporta a esta lógica de enfrentar de mejor manera estos nuevos desafíos. “Esa no neutralidad es el concepto que está detrás de la lucha por lo circular”, afirmó.

“Nuestro desafío como banco público es poner los incentivos para dirigir la curva hacia la circularidad, y porque efectivamente creemos que es competitivo, que es una reflexión económica y no solo política. Van a ser más competitivas aquellas empresas cuya trazabilidad ambiental en el mediano plazo sea más exitosa”, dijo Sichel.

Reuniones y talleres

Los dos primeros días del “Encuentro de Economía Circular” organizado por Eurochile estuvieron centrados en analizar al economía circular como una herramienta para mitigar el cambio climático y su aporte a la economía, la sociedad y el medio ambiente, así como en discutir su potencial en los distintos sectores productivos del país  y en evaluar las herramientas, tecnologías y programas que hacen viable su adopción por parte de las empresas.

También se realizaron tres talleres liderados por los expertos de Eurochile para analizar aspectos prácticos de la economía circular: introducción al ecodiseño, cuya importancia resulta fundamental para la implementación de esta tendencia ya que el 80% de los impactos ambientales de un producto se definen en la etapa de diseño; generación de redes para la economía circular, teniendo como foco que la economía circular es colaborativa o no es; y nuevos modelos de negocios y estrategias circulares en turismo, un camino que puede resultar clave para uno de los sectores más golpeados por la crisis del Covid-19.

Hoy, en el cierre del encuentro, se realizará una Ronda Empresarial que sumaba más de

170 inscritos, de países como Uruguay, Reino Unido, Portugal España, Chile, Perú, México, Italia, Argentina, Finlandia, Francia y Alemania, entre otros.

facebook sharing button

Fuente: eurochile.cl