COLUN CONSTRUYE NUEVA PLANTA Y DEFIENDE BENEFICIOS TRIBUTARIOS

Una nueva unidad productiva sumará Colún a sus operaciones. El próximo año, la compañía incorporará una planta especializada en productos lácteos frescos, como yogur, leche larga vida y quesillo. “Estamos haciendo una inversión muy importante con la cual vamos a aumentar nuestra producción en más o menos un 20%”, aseguró el presidente de la cooperativa, Augusto Grob, tras participar en el lanzamiento del primer Seminario Internacional de Cooperativas Agroalimentarias. Si bien el ejecutivo prefiere no hablar de monto de inversiones, trascendió que la nueva estructura bordearía los US$ 60 millones.

La construcción se ubicará en las afueras de La Unión, en el cruce Los tambores, al borde de la Ruta 5. Explica que en marzo debiera estar operativa. “Luego hay que entrar en un período que es sumamente largo de calibración de los equipos y la prueba de funcionamiento”, señala. Dado ello, a fines del próximo año debieran estar elaborando productos finales.

La segunda empresa láctea del país, además, está trabajando en modernizar su tecnología y en elevar sus exportaciones. Hoy entre un 10% y un 15% de la producción la envían a más de 20 países. “Estamos creciendo en la recepción de leche y no queremos ni podemos saturar el mercado chileno, porque eso va a producir un desplome interno en los precios, entonces lo que buscamos es llegar a mercados alternativos”, explicó el presidente de la compañía.

Críticas de Soprole

“Yo no actuaría de esa manera. Tengo mis sistemas para referirme a mi competencia y ellos la suya. Respeto las cosas que dicen, pero no las comparto”. Con esa frase reaccionó Grob ante los dichos que hace unos meses expresó el gerente general de Soprole, Hugo Covarrubias, cuestionando los beneficios tributarios que tienen las grandes cooperativas, y puntualmente el no pago de impuesto a la renta para operaciones entre cooperados. “Hay algo que no se menciona y es que en las Sociedades Anónimas el reparto de dividendo se hace en función a un acuerdo en la junta de accionistas y ahí el dueño de la procesadora láctea, que no es productor, se lleva el 70%, 90%, 100% a su casa, lo que es lícito y lógico. En las cooperativas no existe un único dueño; las utilidades que se generan se reparten a prorrata por los socios, no hay un poder dominante y esos dineros que retornan al productor, quien los toma y los vuelve a reinvertir en su negocio”, explicó.

Enfatizó que en las cooperativas no existe el lucro, ya que todos los excedentes se reparten y se reinvierten.

Hoy estas asociaciones no pagan impuestos sobre las operaciones entre socios, pero sí sobre aquellas efectuadas con terceros. El año pasado, el Servicio de Impuestos Internos intentó, por primera vez, realizar cobros sobre los remanentes de Colún. El presidente de la compañía aseguró que la situación ya está regularizada, ya que tanto la reforma tributaria como la nueva Ley de Cooperativas que se discute en el Congreso han precisado ciertos aspectos. “Hay todavía algunas cosas que están en área nebulosa, porque falta afinar algunos detalles, pero en las grandes cifras estamos claros”, dijo.

Fuente: El Mercurio
A %d blogueros les gusta esto: