Cómo afectó a los fondos de las AFP la turbulencia de los primeros días pos elecciones

Los fondos con mayor exposición al mercado chileno fueron los más afectados. El tipo C, D y E retrocedieron, mientras que el A y el B incluso mostraron un alza, beneficiados, en parte, por el mayor valor del dólar. En Wall Street han seguido de cerca las elecciones de este fin de semana en Chile…

Los fondos con mayor exposición al mercado chileno fueron los más afectados. El tipo C, D y E retrocedieron, mientras que el A y el B incluso mostraron un alza, beneficiados, en parte, por el mayor valor del dólar.

En Wall Street han seguido de cerca las elecciones de este fin de semana en Chile y no demoraron en expresar sus preocupaciones ante unos resultados que sorprendieron negativamente al mercado.

En línea con la que se manifiesta en la mayor caída del IPSA desde marzo del año pasado, cuando se desató la pandemia, y el alza de $14,55 en el dólar, hasta $715,15, dos grandes bancos estadounidenses apuntan a altos niveles de incertidumbre en torno a la redacción de la nueva constitución. El riesgo país también escaló durante esta jornada.

Tanto JPMorgan como Goldman Sachs sostienen esa tesis en función de la incapacidad de la derecha de conseguir los 55 asientos que le habrían dado los 2/3 de la Convención. Esto por que ambos consideraban que en aquello el mercado depositaba sus esperanzas de que la nueva Carta Magna no conlleve a cambios mayores en el modelo.

“(Había) Una probabilidad relativamente alta de que la centroderecha capturara tal minoría bloqueadora, lo que habría ayudado a mantener a raya las propuestas que afectan la inversión de mediano y largo plazo, asociada al tratamiento de los recursos nacionales, los contratos, y, de manera más general, instituciones macroeconómicas y financieras”, señalaron en JPMorgan.

Asimismo, ambos coinciden en que los resultados que favorecieron tanto a diversos sectores independientes y a la izquierda menos moderada favorece una ruta de incertidumbre para el país.

“Los resultados electorales atestiguan la profunda desconfianza del establecimiento político y el alto rechazo de las estructuras políticas tradicionales. Esto podría traducirse en un proceso de redacción de la constitución muy ruidoso”, sostienen en Goldman Sachs.

Fuente: latercera.com