CONOCE A LOS INVITADOS INTERNACIONALES DEL PROXIMO ENCUENTRO SOBRE COOPERATIVAS EN CULTURA

nota_coop_1

Tres de los invitados internacionales al Encuentro Internacional sobre Cooperativas en Cultura, que Proyecto Trama realizará el próximo 3, 4 y 5 de agosto, en Santiago y Valparaíso, adelantan su mirada sobre el cooperativismo y el evento, que busca ser un aporte sustancial contra la precariedad que enfrentan artistas, intermediarios y técnicos de la Cultura en Chile.

EZEQUIEL BORGOGNO (ARGENTINA)

Experto en Economía Social Cooperativa y licenciado en ciencias políticas de la Universidad de Buenos Aires (UBA), con un posgrado en economía social FLACSO, Ezequiel Borgogno trabajó durante nueve años en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economia Social (INAES), con base en Buenos Aires. Allí se desempeñó primero en el área de asistencia técnica territorial, visitando y capacitando grupos cooperativos por toda Argentina (especialmente en el interior), y luego fue gerente de Intervenciones e Infracciones. Actualmente es profesor en la Universidad de Avellaneda y forma parte del Proyecto de Mapeo y Capacitación de Cooperativas Culturales.

-Basado en tu experiencia, ¿cuál es la importancia de las cooperativas en el ámbito cultural?

-Las cooperativas son una forma alternativa para pensar las prácticas económicas,  si bien abordan y pueden llegar a todos los sectores, hay algo que las unifica que está relacionado con poner a las personas por encima del lucro y a la horizontalidad por sobre la verticalidad, lo que no quiere decir que es una economía de pobres o de segunda categoría sino que deben que estar en condiciones de competir para lograr cambiar verdaderamente la realidad económica de quienes participan en ella mediante proyectos que deben ser autogestionados y sustentables. El espacio cultural tiene en su propia naturaleza ser vanguardista y  colaborar con la transformación del mundo. A su vez, este tipo de espacios en general trabajan de manera horizontal e igualitaria sin perseguir un afán de lucro más allá de lo necesario para sobrevivir, por eso creo que es fundamental que puedan convertirse en actores de estos procesos económicos, para trasladar las experiencias transformadoras de la cultura a la transformación de la economía a partir de la autogestión.

 -¿Qué expectativas tienes con respecto a este encuentro?

-Mi principal expectativa está en poder conocer los procesos que aparecen dentro de la economía social y solidaria y su vinculación con lo cultural, ya que a mi entender en la actualidad es imposible pensar cualquier tipo de proceso que tenga pretensiones de transformador puramente a escala nacional sino que como mínimo debe pensarse a escala latinoamericana (y por qué no mundial). A partir de este tipo de encuentros se pueden compartir experiencias y articular cuestiones en conjunto con procesos que se van dando en Argentina, tanto en el espacio de lo cultural como en otros sectores económicos que buscan un modelo de gestión alternativo.

JOSÉ MANUEL MARTÍNEZ  (ESPAÑA)

Es diplomado en Relaciones Públicas y Master en Dirección de Empresas de Economía Social. Desde 2013 está a la cabeza de SMartib (SMart Ibérica), una cooperativa andaluza sin fines de lucro de impulso empresarial, que busca mejorar las condiciones laborales de los trabajadores creativos, en siete ciudades de España. Para ello, ofrece asesoría legal y servicios mutualizados a artistas, artesanos, técnicos y gestores. El modelo permite minimizar las condiciones laborales precarias que enfrentan los trabajadores del sector. Los socios de SMartIb trabajan con las garantías del régimen general y pagan sus impuestos en proporción a los días trabajados.

-¿Cuál  ha sido el aporte más importante de SMartib al mundo de las cooperativas en Cultura, en España?

-SMartIb es la primera cooperativa de Impulso Empresarial que existe en España, gracias a ella se ha introducido esta nueva tipología en nuestra ley. Es una mezcla entre las cooperativas de trabajo asociado y las cooperativas de servicios, y su fórmula legal está inspirada en las cooperativas de Actividad y Empleo de Francia. Nuestro modelo permite una relación mucho más compleja e interesante en el terreno laboral y de emprendimiento entre los usuarios y la estructura de la entidad, e introduce nuevas posibilidades societarias ausentes en las tipologías tradicionales.

-¿Qué idea clave te interesa transmitir en este encuentro?

-Nuestro objetivo más claro es transmitir la necesidad e idoneidad del modelo de cooperativa de impulso empresarial como elemento clave para el desarrollo de actividades profesionales por cuenta propia, pero siempre perteneciendo a una estructura colectivizada. Esto es un motor para el empleo y el emprendimiento y, dadas las condiciones sociales que vivimos en la actualidad, una fórmula excelente para poder desarrollar proyectos de calidad profesional sin tener que hacer inversiones imposibles.

Nos gustaría también transmitir los valores de la Economía Social como elementos claves para el buen uso y el éxito de los modelos cooperativistas: solidaridad, cooperación, democracia, transparencia, co-responsabilidad…

MARIANO VICECONTE (ARGENTINA)

Hace cinco años, El Quetzal Casa Cultural surgió como respuesta a jóvenes artistas de Buenos Aires que tenían dificultades para encontrar espacios que respetasen su trabajo musical, teatral, fotográfico, plástico, cinematográfico y circense. Actualmente, este proyecto cooperativo ofrece un lugar para la difusión de múltiples expresiones artísticas con una curaduría integral que permite potenciar el arte emergente.

Mariano Viceconte, gestor cultural y actuario con estudios en economía, es presidente de El Quetzal. Además, es un integrante activo del Movimiento de Espacios Culturales y Artísticos, MECA, que lucha por el reconocimiento y la regularización de los centros culturales de Buenos Aires.

-Para ti, ¿cuál es el papel de las cooperativas?

-En El Quetzal, creemos que la cooperativa es la personería jurídica que más se acerca a nuestras formas de trabajo y de gestionar nuestros proyectos. La cultura debería de apropiarse de esta forma de trabajo y a la vez generar propuestas para que el cooperativismo también se adapte a nuestras particularidades, que son muchas.

-¿Cómo se refleja esto en el proyecto que encabezas?

-Como centro cultural siempre buscamos reconocer el trabajo de los que pasan por el proyecto, sean tanto artistas como gestores culturales que aportan su grano de arena para que crezca y pueda ser un medio digno de vida para todos los que trabajamos allí.

El 3, 4 y 5 de agosto próximo, a A Bergogno, Martínez y Viceconte se sumará Julek Jurowicz, uno de los fundadores de SMartBe, una cooperativa de servicios belga que trabaja para el sector cultural desde 1998 y que, actualmente, cuenta con más de 65 mil socios y está presente en nueve países de Europa, donde brinda servicios administrativos, contables y legales.

El Encuentro Internacional sobre Cooperativas en Cultura es una iniciativa conjunta de Proyecto Trama con Balmaceda Arte Joven Valparaíso, la División de Asociatividad y Economía Social del Ministerio de Economía, y el Centro de Creación Comunitaria Infante 1415, de la Municipalidad de Providencia.

Para conocer más detalles, haz click acá.

FUENTE: PROYECTO TRAMA

 

A %d blogueros les gusta esto: