Cooperativas de pescadores fueron beneficiadas con proyectos de energía renovable

Resultado de imagen para caleta de pescadoresDos proyectos de producción de energía solar, por $45 millones cada uno, y dos destinados a proporcionar agua dulce a remotas caletas, por $75 millones individualmente, se encuentran ya adjudicadas y en proceso de instalación. 

Dos complejos productores de energía solar, para alimentar plantas de procesamiento de productos del mar, y dos unidades autónomas de osmosis inversa, destinadas a entregar agua potable desalinizada para toda la población, entregará el Fondo de Administración Pesquero (FAP), de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, a tres organizaciones de pescadores artesanales de la Región de Coquimbo.

Los proyectos respectivos ya han sido adjudicados a empresas proveedoras especializadas y se encuentran en proceso de instalación.

Las cooperativas de pescadores de las caletas San Pedro, de La Serena, y El Sauce, de Ovalle, fueron beneficiadas con proyectos de energía renovable, haciéndose cada una acreedora de una central fotovoltaica de pequeña dimensión, con un costo individual de $45 millones. La finalidad es aportar electricidad para la operación de las respectivas instalaciones fabriles, reduciendo considerablemente los costos actuales.

En caso de San Pedro, se trata de una planta dedicada principalmente a la limpieza, congelación y envase de machas. Allí el sistema de alimentación solar cubrirá al menos parte del consumo de electricidad, y incluso podrá inyectar energía residual bajo el mecanismo de netbilling.
En cuanto a El Sauce, los pescadores agrupados en la Cooperativa El Salado poseen una planta destinada al picado y secado de huiro, ubicada en el sector de Punilla, la cual funciona hasta hoy con petróleo diesel.

DESALINIZADORAS
En paralelo, la ya mencionada Caleta El Sauce, al igual que Caleta Sierra, ambas en la comuna de Ovalle, recibirán sendas plantas desalinizadoras automatizadas, que proporcionarán agua dulce en flujo diario a los pobladores, los cuales suman unas 65 familias con residencia permanente.
Se trata de instalaciones autónomas, habilitadas completamente dentro de un contenedor metálico, que puede ser transportado a cualquier sitio. Además, están dotadas de paneles solares y baterías para operar sin necesidad de fuentes energéticas externas. Cada proyecto tuvo un costo de $75 millones.
“Tienen capacidad para producir 5.000 litros diarios. Si bien o van a solucionar el problema completo, sí entregarán un aporte importante. Por ejemplo, en el caso de Caleta Sierra, un camión (de la municipalidad local) va más o menos cada 15 día y les entrega 500 litros de agua por familia. Eso lo ocupan para beber y cocinar; para otros fines, tienen que usar agua no potable”, contó a Semanario Tiempo el director zonal de Pesca y Acuicultura, Javier Chávez.

Fuente: semanariotiempo.cl

A %d blogueros les gusta esto: