Día de la Tierra: Emprendimientos Apoyados por INDAP que Cuidan el Planeta

“Cada año, el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques; una extensión similar a Islandia”, informa la Organización de Naciones Unidas (ONU) en su página web, al hablar del Día de la Tierra. Comparado ese dato con la realidad de Chile, equivale a una superficie algo menor la Región de Aysén.  El Día Internacional de la Madre Tierra,…

“Cada año, el mundo pierde 10 millones de hectáreas de bosques; una extensión similar a Islandia”, informa la Organización de Naciones Unidas (ONU) en su página web, al hablar del Día de la Tierra. Comparado ese dato con la realidad de Chile, equivale a una superficie algo menor la Región de Aysén. 

El Día Internacional de la Madre Tierra, instaurado en 2019 por la ONU, proclamó el 22 de abril como una fecha que promueve acciones de cuidado y la protección de los múltiples ecosistemas existentes en el planeta y que en la actualidad enfrentan graves amenazas para su existencia.  

Los ecosistemas son la base de todas las formas de vida que existen en la Tierra; de la buena salud de esos ecosistemas depende el bienestar del planeta y de sus habitantes. La deforestación, la erosión y degradación de suelos, son algunas acciones que han posibilitado la crisis climática actual y los cambios que aceleran el ritmo de destrucción del planeta.

INDAP, a través de sus distintos programas e instrumentos regulares, trabaja con más de 172.000 familias de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena de nuestro país. Implementación de prácticas agroecológicas y optimización en el uso de recursos naturales como la tierra y el agua, son algunas de las herramientas que los profesionales de este servicio ministerial transfieren cotidianamente a las y los pequeños agricultores chilenos. 

A continuación, te presentamos algunas de las experiencias y emprendimientos que con el apoyo de INDAP, destacan en la tarea de enfrentar y prevenir el cambio climático. 

Altos La Portada de Antofagasta: la agricultura en el desierto con la ayuda del mar 

Ejemplo de asociatividad y constatación de que el trabajo conjunto da frutos duraderos: esa es la marca distintiva de la Asociación de Agricultores Altos La Portada de Antofagasta (Asgralpa) que integran 150 productores quienes, con esfuerzo y dedicación, transformaron parte del desierto más árido del mundo en un oasis, una verdadera ciudad verde. Esta es una experiencia innovadora que entrega esperanzas y motivante a emprender. 

A partir de la hidroponía han construido una historia y un camino casi únicos en nuestro país: cultivan y comercializan una amplia gama de verduras y hortalizas, entre las que destacan 16 variedades de lechugas. Además, en un año producen más de 30 toneladas de tomates, 40 mil unidades de lechugas. 

Su producción, en especial aquella desarrollada en sustrato de fibra de coco, tiene componentes agroecológicos y orgánicos: “el 70% de nosotros trabajamos con productos orgánicos”, destaca Dolores Jiménez, una de las fundadoras y actual presidenta de Asgralpa. Sus productos abastecen ferias libres, la Vega Central de Antofagasta, restoranes y casinos de empresas mineras, además de ciudades aledañas como Mejillones, Tocopilla y Calama. Desde noviembre de 2022, siete de sus integrantes participan a través de INDAP en el Programa de Alimentación Escolar (PAE) con que la Junaeb –a través de empresas concesionarias- entrega alimentación en escuelas y liceos públicos.

El trabajo de Altos de La Portada puede definirse como una epopeya que sorprende; implementan además otras prácticas destacables como el uso de agua de mar desalada. Su historia permite conocer los sueños y visiones que un grupo de personas proyectó hace más de una década; también muestra el aporte de los profesionales de INDAP para llevar adelante este sueño.

Poseen Instagram.com/agropecuario_altolaportada

Potreros de Carbono: Ganadería regenerativa para mitigar los efectos del cambio climático 

Un proyecto que asume el desafío de hacer frente al cambio climático con acciones concretas es Potreros de Carbono, acción impulsada por INDAP y Carnes Andes Sur en el marco de una Alianza Productiva. La iniciativa, en la que participan ocho pequeños ganaderos, promueve prácticas que mitiguen la producción de gases de efecto invernadero atribuidos a la industria ganadera bovina y complementariamente contempla la construcción de un protocolo de PoC para que otros productores repliquen esta experiencia.

El principal objetivo es capturar carbono en el suelo a partir de prácticas de pastoreo Adaptativo Multi-Potrero (AMP): altas densidades de ganado durante tiempos cortos separados por largos períodos de reposo de las praderas, medidas que permiten el crecimiento acelerado del forraje. Para ello se entrega asesoría y capacitación a productores ganaderos interesados en incorporar prácticas de pastoreo de carácter regenerativo en su producción.

El proyecto comenzó en 2020 y se ejecuta al alero del Programa Alianzas Productivas de INDAP y Carnes Andes Sur, empresa formada principalmente por pequeños ganaderos de Parral y Retiro, Región de Maule, 62 de los cuales son pequeños ganaderos apoyados a través del Servicio de Asistencia Técnica (SAT) y del Programa de Desarrollo Local (Prodesal). 

Carnes Andes Sur dispone de una planta faenadora móvil en la que los pequeños productores realizan el proceso de “faenamiento” de sus animales. Su página web es carnesandessur.cl/; también poseen redes sociales: Facebook.com e Instagram.com/carnesandessur.

Fuente: indap.gob.cl